28.8.07

Ayudar, ayudarnos (¿o qué?)

El calentamiento global, la criminal y constante deforestación, la contaminación a gran escala, todo ello expolia y envenena el planeta. Es ya un tópico hablar de la capa de ozono y de las movidas ecológicas. Lo que está en el tapete mundial, no es solamente una cuestión exclusiva de grandes corporaciones implicadas y de marchas multitudinarias de protesta (que de hecho continuarán enhorabuena) porque el espectro se amplia a la actitud concreta de los que manejan administraciones locales de poder: Los concejos municipales, enclaves importantes, por ejemplo.

Si un alcalde ordena talar masivamente árboles de un parque y demás zonas de su distrito, está apsotando en contra del cuidado ambiental. Si su administración aprueba se prefiera derruir zonas de vegetación para que en vez del verdor hayan megacentros comerciales, ¿de qué ciudadanía se puede hablar?

Qué gastada la terminología en pos de darle autonomía pensante a quienes en realidad detentan los pequeños poderes que reunidos, formarían bloques de contención ante la escalada destructora del planeta.

Presión. Se necesita presión para que desde la instancias del Gobierno Central los otros poderes
tomen como ejemplo la necesidad de cuidar todo lo que contribuye a sanear el aire y la vida física en la ciudades.

Los inmensos desastres que están sucediendo en el mundo están relacionados directamente con la gran contaminación que hay en el planeta. El impacto que ocasiona ir arrebatando los pulmones a las ciudades es potente. Como las emanaciones químicas que en las minas se expanden, envenenando la vida de los habitantes que en vez de ser beneficiados, se enferman y agonizan en esa periferia. La vida se pone por debajo de lo intereses económicos. Encontrar salidas, es algo que se discute y discute y no se materializa: el círculo vicioso se amplia en vez de reducirse. A nivel gobal, las movidas de ecologistas agitan el piso a las Transnacionales, mas aún no existe una poderosa actitud en los millones de habitantes que somos nosotros en este planeta Tierra.


Antes que las tragedias se multipliquen, escribir, actuar de diferentes maneras, desde cada posibilidad, será algo que valdrá la pena porque todo se difunde y activa como un boomerang. Nunca será inútil apoyar lo que esté a favor del planeta, a favor de la vida aunque no exista en sí la fé en la infabilidad del ser humano.

Necesitaba escribir esta reflexiones y sí el tono se decanta por lo discursivo, es algo que en este caso, no creo que sea algo depurable. No soy una moralista acuñada en jornadas de vida, en asociaciones, partidos o congregaciones. Lo único que sé es que cuando se quiere compartir algo, hay que compartirlo desde el lugar al que uno tiene acceso y héme aquí, siguiendo en este post, lo que decía en el anterior: vivir es un reto. Cuidarnos, una necesidad. Los problemas existenciales seguirán y seguirán, y la filosofía, las radiografías almísticas y toda catarsis de la subjetividad nadie nos la quitará.

15 comentarios:

Rain (Virginia M.T.) dijo...

Y se aproxima una actividad de blogueros en Lima:
hoy recibí un mail que anuncia una actividad que se fusiona con la del BlogDay:

BLOGDAY PERU 2007


¡Salutes a todos!

Ludovico dijo...

Tu tono de escritura esta afilado como una navaja.

Me gusta :)

Gatito viejo dijo...

¡Qué razón tienes!. Mucho por hacer al respecto... Un fuerte abrazo.

FRAC dijo...

Todos estamos implicados en los asuntos planetarios. ¿Podía ser de otra forma? Por eso, cualquier acto tiene consecuencias. Tal vez, las acciones individuales no sean determinantes, pero la negligencia de cada uno sí puede serlo. Por eso, es tan necesario que cada cual se responsabilice al máximo.
A estas alturas, creo que nadie puede invalidar estas reflexiones, ni hacer oídos sordos.
Un abrazo, Rain.

Juan Arellano dijo...

Vivir es nuestro reto. Saludos Vir.

Inadecuada dijo...

Muy bonita la imagen de tu encabezado.

Licantropunk dijo...

La tragedia más brutal es la única forma capaz de hacer recapacitar a las mentes más obtusas. Pero de recapacitar a actuar hay un paso aún más grande. Me temo que, con el agua al cuello del deshielo polar, solo sobrevivirán los millonarios en sus formidables yates.
Saludos y abrazos solidarios al pueblo peruano.

charruita dijo...

Rain, después de largo tiempo paso por aquí de nuevo. Sobre tu post:
quizá lo que pueda yo hacer no cambie mucho la historia pero si no hago "algo" nada va a suceder. Si todos tuvieramos esa mentalidad de responsabilidad sobre el tema, las cosas serían diferente...hago lo que me toca hacer. El resto que se encargue de lo suyo.

El segundo punto, necesito preguntarte algo, un dato sobre Lima y los libros de Peri Rossi. No encuentro un email en tu blog,
serías tan amable de comunicarte conmigo a: charruita9904@gmail.com

Mil gracias, y te sigo leyendo.
(posd. la ultima vez que te habia visitado el blog estaba abandonadito) Espero estes bien.

Saludos desde Los Angeles.

Spirit of dreams dijo...

Ayudar es ayudarnos, pasa que la gente no está concienciada y además, hasta que no nos vemos con la mierda al cuello, nunca hacemos nada (yo lo intento con el tema del calentamiento global y demás, pero con otras cosas no, siempre para última hora...)
Cuídate, besos y un big abra:
Spirit of dreams;) (f)

Dinorider d'Andoandor dijo...

el problema es que hay menos gente que piensa como tú de lo que debiera

saludos Vir

=====
de paso por el día de los blogueros de ayer, aunque tarde

Rain (Virginia M.T.) dijo...

Un punto: sin falsa modestia, creo que lo que hago, escribiendo en el puerto, es apenas una expresión catártica, un impulso, una necesidad.

Salutes a todos.

Juan Arellano dijo...

Vir: Me pasaron esto y a la vez te lo paso a ti, no es nada, pero que sirva para que sepas lo que pienso de tu blog. Besos.

Juan Arellano dijo...

http://arellanos.blogspot.com/2007/09/thinking-blogger-award.html

(je)

schatz67 dijo...

Hola,

Hace algun tiempo Rafo León se preguntaba acerca de la validez del esfuerzo individual y casero que podemos hacer desde nuestra perspectiva personal.Por un lado es algo cínico decir que lo nuestro es una lágrima en el océano de inmundicia que diariamente se vierte sobre nuestro trajinado mundo.Y por otro lado algunos tildan de naif a la gente que mediante pequeños esfuerzos personales aporta su dosis de compromiso personal con buenas practicas ambientales o denuncias de atropellos que se siguen cometiendo a diario.

Pienso que mientras exista gente desubicada como el presidente de este país que ironiza sobre los ecologistas diciendo que"los rojos de antes ahora se han vuelto verdes" siempre será insuficiente la batalla que se de para que la gente no deforeste,no envenene el agua,no contamine el mar o simplemente no bote la basura en cualquier parte.Un post como el tuyo siempre será valioso para generar esa conciencia individual que -esperemos- en poco tiempo puede pasar de lágrima a mar.

Saludos

Jorge

Rain (Virginia M.T.) dijo...

Shatz67:

Sentarse a escribir es mejor que callar. Si uno tiene un blog, y expresar lo que piensa es más que una cuestión catártica, bien, a escribir.
Gracias por alentarme con tus buenas palabras.
Chao.