15.10.06

Idos

Soundtrack de una tarde lluviosa

pastelillos sobre la mesa con florero rojo y rosa blanca

el poema de Martí y la amistad como un gorrión que canta deteniendo su vuelo

no hay jaulas, tú estás tan lejos escribiendo poemas enigmáticos

que no sé para quién son, y mi reincidencia/trazo marino/finisecular troll

o el desasimiento de la sensatez me avienta a los sueños imposibles

lavo mi taza para servir el mate, sostengo la plumilla y busco un papel, te busco: plenilunio no hay

es primavera, y las orquídeas descansan en capullos, no se oyen gritos, nadie hace esta noche el amor

o es que nadie imita los movimientos del amor / una canción en alemán suena acercándome a ti

es una mentira, nos mentimos y sonreimos perversamente, rotulados como personajes inventados

por alguien más que no queremos conocer, porque así es la embriaguez, este zig zag sin hechizos

una manera terrible de desnudarnos sin tocarnos ni escucharnos

es triste como el vuelo del gorrión que hace un rato cantaba, porque sabemos que no volverá

porque sabemos que sólo es verdad lo que decimos, separados sin anagrama ni beso

erótika rodando por el puente invisible, oh cadencia que desaparece

quizás no me oyes, y aún asi te canto en la noche extendida como manto que nos cubre

y empuja a no sé qué soledad.

6 comentarios:

Rain dijo...

Paso.

Qué frescor se siente, descalzándose...

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
buenos días (aunque no hay luz diurna, aún).

Rain dijo...

Le cambié aquella línea que decía


...que canta libremente

por:

...que canta deniendo su vuelo



bueno, por ahora. El poema está frágil... no sé. ¿o no?

no tengo la certeza, mas queda aquí con esta versión, temporalmente.

Tzarel dijo...

Oye Rain, dale con fuerza, si sientes que el poema no ha expresado lo que querías decir, dale, y sigue. La pausa será para sacarse la m. Oye, pero no te desgarres.
Hay noches que nos ponen raros en todo el sentido de la palabra, nos dispersan, nos aturden un poco, pero al final las noches son nuestras, sin ellas podemos naufragar.

i dijo...

¿te preocupan los críticos?
el poema está inacabado y qué, cuando publiques en edición numerada, unos cuantas plaketas, lo sé, pondrás los poemas que quieras. lo que tendría que preocuparte es empezar la edición artesanal. yo, quién soy, carajo, lo sé, soy un desconocido que llega a este puerto cada día, soy un vago que estudia y se interna por la ciudad en sus agujeros. lo que yo diga, es la palabra de un marginal aparentemente asimilado al sistema y qué, aquí estoy ¿no?.

Erika Almenara dijo...

¿Me presentarías a ese gorrión que canta deteniendo su vuelo?
Saludos,
e.

césar castillo dijo...

qué paja!