30.7.06

Cuando amaneces despierto y en el alba sueñas con la muerte


"La poesía no es un sueño, sino un arma"
Emilio Adolfo Westphalen.


Velaba el sueño de Doria. Ella dormía con la respiración entrecortada. Su cabecita castaña se movía a veces, ya se había despertado antes y cuando tomaba con avidez su leche yo observaba sus pequeñitas manos y sonreía. Ahora mientras, pensaba y asomaba a ver a Alvar que dormía profundamente, en la habitación del lado, leí la poesía de Emilio Adolfo y alguno de sus ensayos.

Hallé extrema fineza y sabiduría.

Dormité. Y de pronto sólo existía un espacio nebuloso, líricamente gótico.la muerte estaba allí en mi sueño, distante mirando a los personajes del cuadro de Witkin. La muerte me ignoraba. Sonreí.
La muerte se iba sin ruido, y tenía el mismo rostro de la que se ve en 'El séptimo sello' de Ingmar Bergman. Otra vez sonreí. Mi sonrisa era el hielo de una estación inexistente en el tiempo. Mi sonrisa era el acento de una melancolía extinguiéndose meintras el centauro y cupido desataban al tiempo, para que el sueño film brillara apenas un instante.

Yo flotaba en mi sueño, estaba lejos de la habitación, lejos de mí.

Cuando desperté, Doria también despertaba. Me dije que no debía olvidar el sueño. Lo contaría.
Solamente temblé al recordar aquel cuadro, por su belleza espectral, desapareciendo y reapareciendo intermitentemente.

Luego creí olvidarlo y su sombra me siguió hasta aquí, donde busqué a los personajes, y en una especie de transmutación imaginaria, mi mente los guardó en un tenue punto de sus espacios.

Cupido y el centauro crujían en la lejanía. Crujían en mi cerebro, y al final, silenciosamente me dejaban.

Callo y algún sonido extraño me rodea, solo atino a estar silenciosa, sólo atino a escribir.




Ilustración: Cupido y centauro de Joel Peter Witkin.

6 comentarios:

Di dijo...

Lo que me sorprende es que con la presencia de tanta VIDA a tu alrededor, entre tus manos, y dependiendo de ti, la muerte visite tus sueños, aunque pensandolo bien, si ella se alejaba y te ignoraba....

son como siempre reflexiones

Di

Rain dijo...

Es el contraste, Di. Tal vez siempre me impresionó este cuadro de Witkin que hace tiempo vi. Se quedó por allí en mi inconsciente...

Esa es mi reflexión.
Salutes de madrugada invernal.


:)

Di dijo...

andamos con insomnio hoy.....:)

Kike dijo...

Yo soy un coleccionista de los trabajos de Witkin.
La gente suele contraponer vida y muerte, como si fueran antagónicas, cuando son hermanas.
Todos debiéramos saber de ella, desde niños y no temerle.

Saludos de lunes que a mí todavía me parece domingo.

IGGIX dijo...

virgin, virgin...cada vez q te leo, logras despertar un poquito mas mis deseos de volver a escribir, de aquella forma q hace tiempo relegue al limbo de las palabras vacias...subire algun dia por la escalera del dante antes del adios? quien podra, bajo sortilegios parafrenicos, intentar echarme andar...
aunque tarde, despierto con el gorrion de paris trinando "berlin", mientras leo tus palabras
abrazos universales

Rain dijo...

Kike, es que es tabú. Sólo que no de algo prohibido sino de algo que a todos les sucederá aunque no lo deseen.

Salutes invernales.


***





Iggix, allí estaré viemndo tu blog para encontrar lo que has escrito.

Salutes de invierno.