14.3.06

Distancias

Caminé en la cuerda floja y me vi transversa en poetic oscura
me gusta caminar sola, me gusta dibujar la distancia que hay entre lo soñado y lo muerto
quien no me conoce, cree que persigo una idea, una metáfora, el pedazo de una dicha inmensa
y es la distancia que marca el sonido de mi corazón sucio
las calles y la neblina, el tiempo y la muerte cruzados en otra distancia y lejos el amor, colgado de un hilo negro, el amor melancólico que se pierde y no vuelve más
tú que me ves parca, sabes de esa ventana, desde la que miro
la ciudad nocturna, y la lluvia que sueño cuando siento que la distancia arrastró todo lo que veía en noches de extremas escenas alternadas donde no hay nada que lave mi sucio corazón, o que me traiga cartas hermosas y un film en blanco y negro, como esta existencia surcada de lo que no quiero nombrar. Mientras afuera, afuera de mí alguien se va y en la distancia un relámpago
suena y el ojo enamorado huye.
Sin sonido puro ni viento de calle roja, calle negra, el ojo enamorado huye.
Todo es distancia, y pájaros heridos. Y soy uno de esos pájaros que te ve a lo lejos, cuando la distancia es el puente que me lleva lejos de ti, a donde desaparecen los aleteos y las palabras claras, y todo es negro, con su oscura belleza, para siempre.
Foto tomada de Google.

3 comentarios:

Rain dijo...

Cuando estaba lejos extrañaba Lima, y pensaba mucho en las distancias y cuando estuve en Lima, pensaba en esa ciudad lejana y otra vez las distancias...

y la gente tensa por aquí, luchando arduamente para dar de
comer s sus hijos. Algo de esa situación abigararrada dice mucho d elas distancias, esas y las de ahora.

charruita dijo...

sabes...ya ni se que son las distancias!
hay cosas que parecen tan cerca y es tan lejos de mí! y hay gente que está tan lejos y parece tan cercana...

Rain dijo...

Cierto, tan cierto, como que te seinto cercana y amiga, Charruita.