14.3.06

Y no hay sueños

Debía estar durmiendo, y luego de darme un baño madrugador, veo esta foto, y pienso en todo lo triste que puede ser el enamoramiento y luego me miro al espejo y veo mi nariz, mis ojos, o sea veo lo que Susan Sontag decía, la máscara.
"El rostro es la máscara".
Pienso en que es una estupidez lamentarse y aunque lo sé, algo de lamento se balancea en mí. Y es algo tragicómico. Soy alguien que siempre dice lo que piensa. El cálculo, me falta el cálculo. Ser más reacia a los sentimientos, es decir acoplarme a la marea de estos tiempos, de soledad sonriente, con su cháchara y paganismo extremo.
Ser una mujer que salta entre distancias y se rebela sin atenuantes. Ahora que todo es vértigo brutal y que los descuartizados caen como fardos y la lluvia no lava nada de eso, no hay nada que lave la inmundicia y el crimen.
Tú, que vas con tus plumillas por las calles de la ciudad caliente, sabes que lo pasional vibra en los ojos y en el beso y que en el poema te dibujo; breve homenaje para ti, a quien en un leve chao, le vi el deseo en la pupila transparente. Oh, molecular y negro mi amor lejano.
Y porque quiero pasearme por esa hermosa casona que está en el centro de la ciudad y quedarme un largo tiempo sentada en un banco contemplando su pasilllo. Y recuerdo cómo dejé a algunos hombres amables, de pronto, porque me gusta caminar sola, porque quiero estar sola. Y es algo que enloquece a quien no me conoce. Nadie me conoce. Y qué importa si confieso cómo soy. Son cosas que no se llevan lo sagrado ni lo profano de mí. Qué importa ser una canción de Sara MacLahan, y llevar en la mochila postales que sólo amo yo y libros, como 'Las doradas manzanas del sol' de Ray Bradbury. Como ahora que soy insomne y soberana, no importa nada.
Tal vez sea ésta mi condición existencial, la ideal y yo no la entiendo por entristecerme y escapar de la ciudad para volver a ella, rearmando mis coordenadas como en un rompecabeza difícil. Quizás deba irme al mar y solo al mar, y gritar un rato. Luego saltar las distancias, otra vez mientras incendio mis manos. Y sólo eso. Luego saldré a las calles y otra vez seré la que habla cuando todos se han ido.
Y no hay sueños. Ya lo dije antes, no hay esperanza, sólo poemas. Siempre poemas y nada más.
Y cada poema es una aventura y por eso vivo, y nadie me detiene. Por cada poema, sólo por eso.
Foto: Cristhian Cogny.

11 comentarios:

LeeTamargo dijo...

...Pero los buscamos y necesitamos. Inventamos sueños entre semáforos y playas, en forma de poemas. Porque tal vez existan... SALUDANDO:
LeeTamargo.-

El Enigma dijo...

Pero la foto esta formidable, he venido viendo que el insomnio te hace estragos, cierto?

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Rain dijo...

El poema sueño tal vez..

sí.
Salutes Lee.



***

Frncamente Enigma, creo que no hay esperanza y eso suema chocante decirlo con tantos diccursos optimistas. Sin emabrgo creo en algo que se le parece tal vez, un poco.

IGGIX dijo...

en el amor, sera? esa maravillosa droga q aparece y desaparece en nuestras vidas...

Reaño dijo...

no, no, no Vir&: no es que no haya sueños, hay más que eso. Estoy escuchando La Flauta mágica, acto 2, Der Hölle Rache kocht in meinem Herzen... tararararararará, pues eso.

Reaño dijo...

o sea, si hay música y poesía es porque hay sueños... y es una esperanza que incluso sostuvo a Van Gogh, ¿no es cierto?

digler dijo...

al final somos quienes creamos nuestros propios espejismos. lo mismo las interpretaciones profundas de lo intracendente.
vida complicada.

nacho dijo...

Cierto. Los sueños son poemas, las esperanzas son poemas, las vidas son poemas y los poemas son poemas. Las cosas son lo que son. Para nuestra desesperación. O para nuestra felicidad. Un beso (que es otro poema).

charruita dijo...

ya me estoy cansando de tanto sueños truncos pero no puedo dejar de soñar porque me muero

Eleafar Cananita dijo...

bueno es que no hay sueños pero sí hay sueños. la cosa es muy compleja pero tambien simple. es como andar despierto o dormido. uno nunca está del todo despierto así como tampoco del todo dormido. pero no, aca me equivoco. porque el sueño se sobremonta a la vigilia en el deseo y se confunde en el area volitiva. pero cuando se duerme uno, la vigilia se sobremonta al sueño, y se confunde mas bien en reacciones motoras y de supervivencia.

como puedes ver. no te hablo de sueños.

te hablo de palabras.

Rain dijo...

SÍ, cananeo, comprendo..

y sonrío.