31.1.06

Carta a Marcus


Este fondo de cielo donde vuelas, tendría que ser negro. Todo lo que tocas sería negro y negro el amor. Te fuiste ángel loco de las alas anaranjadas y me dejaste rumiando palabras inconexas, sujetando monoculares y objetos extraños que coloco cerca del rompenube para ti, para él, y es que somos enigmáticos, angel de mi extravío.
Lo descubro, lo descubres: somos extranjeros en el territorio de la dulzura. Estamos fuera.
Se supone que debías cuidarme y darme un poco de sensatez: hacerme diminuta para ir en tu espalda por el cielo negro y escapar de esa voz que cada noche se agazapa en su espacio, allá donde llegan otras voces leves, con sed, con muerte y libros que el tiempo cuida y el amor, el negro amor tan distinto al que veo por las calles. Colapso de amores blancos . Y sorna, verde como baba de un dragón de cuentos.
Ah, Marcus, Marcus, regresa, y no te lamentes nunca ante mí. Te inventé una noche fría. Cogí la escalera, subí sus escalones frágiles y extendí mis brazos. Cerré los ojos con fuerza y expulsé todo indicio de viento sucio. Te convoqué Marcus y sin asombro vi cómo aparecía tu regia cabeza, allí donde laten los pensamientos, y tu cuerpo, tus alas, y en tus ojos esa locura de los que jamás mueren.
Nadie lo entiende. No sé si él lo comprenderá, si me escuchará después de todo el fuego y la sombra. Del cuerpo en su noche y en su día, reclinado, de mí que soy tú, de ti que soy yo.
Todo muere o se transforma. Algunas materias se transforman en algo distinto, otras mueren y renacen y se dice que se transformaron. Tú, Marcus, sabes que esa es la gran mentira, mas qué
valor tendría persuadir al mundo, de la metafísica de los sentimientos. Que explote la carne y el alma se desvanezca entre átomos y galaxias. Y no te vayas al lugar de las sombras y de la nada, no te vayas. Quédate en este cielo negro, negro como el amor, como el tiempo.
Ilustración: 'Anjo con Escadas', de Suzart.
***
Una hora después:
Las cartas se llevan lo que fuimos y lo quema o lo expande.
No sé si ese tono en el que le escribí a Marcus, mi loco ángel, se ha desvanecido ahora que me he sentado otra vez frente a la compu. Sólo sé que las noticias y las risas de los chicos me abruman un poco, sólo un poco.
Al está restableciéndose de la infección que le causó el agua de esa piscina. Su hermanita, la bebita que ha nacido hace unos días duerme tranquila al lado de su madre. Es linda.
Los bebés tienen la memoria como una gran pizarrón en blanco. Sentimientos básicos, llanto y apetito. Mirada chiquita y agua en los ojos.
***
He recordado a Patty, mi amiga del cole. Después a Juanita, a Silvia, la de la gracia y los cigarros, Rossie en Moscú y Kika en México. Ángeles teje su tiempo y la que tiene el nombre más interesante vive en Buenos Aires. La amistad entre mujeres es tiempo rojo y azul. Se enciende lo que estaba apagado y se urden travesuras de hadas modernas. ¿O tú qué dirías Sonela?
Deberíamos viajar cuando nos dé la gana y vernos.
Por eso te fastidio Marcus, ven, tócame esa canción y bebe conmigo agua transparente, sólo agua, ahora sólo quiero agua, misterio de agua y nada más.
Y me voy a escuchar a Joy Division. Prendo el equipo de sonido y click, me voy.

9 comentarios:

chocoadicta dijo...

Hoy escribeste con desgarrada pasión, con fuerza...
Anaranjadas me gustaría que fueran también mis alas, para sobre volar y proteger a los míos...Lástima que los nombres no vayan acompañados de herramientas :)

Rain dijo...

Ángeles :) :)


agregué unos párrafos mas llegaste justamente antes que salieran publicados. Ojalá asomes otra vez.

Herramientas:

El rompenubes.

el buen humor

Las palabras amables.


Chao Ángeles.

NYStreet dijo...

Solo para felicitarte por tu blog y por tu radio blog.
Me ha gustado mucho La Barranca, y no sabia nada de Leo Quinteros. Ambos son un gran descubrimiento.
Gracias.

Estrella del Sur dijo...

Me gustan los colores de la mistad, sólo que para mí es verde y rojo, comouncampo lleno de flores...

De paso aprovecho para decirte que te elegí para jugar conmigo a 5 extraños hábitos, las reglas están en mi Blog. ¿Jugás? dale!!!

Rain dijo...

Estrella del Sur, muchas gracias por la deferencia, mas ya me he negado varias veces, porque detesto los cuestionarios. Y aunque admito que me divierto leyendo las respuestas, por nada los respondo.

En toda mi vida de blogueadora, contesté 2 veces estas cadenas...y ni más...


Grax, eh. Y por favor no te fastidies conmigo por eso.

Abracito.

Ce dijo...

Oye Vir, me dejaste con tantas cosas, hace poco una amiga me dijo que se equivocan quienes me ven como alguien tierno.

Y esa frase: "extranjeros en el territorio de la dulzura".

Fue como algo, por un momento me sentí como tu Marcus.

Pero, en fin.

Ya he dicho que te leo y que te escucho a través de tu radio, ni cuenta me di, bueno lo acabo de descubrir, y extraño a Leonard Cohen.

Aunque me llené de Vivaldi y mis dedos lo percibieron.

Y todavía no termina el invierno.

Un beso y un abrazo.

Rain dijo...

Querido CE, qué bueno que llegaste.

Estaba en...

Tanta mierda en las palabras Ce.
Quise escribir algo...

¿Tierno o no tierno? ¿tú?

¿y cómo te sientes tú?

Bueno, Ce , me voy a dormir...
Gracias por venir al puerto.

Leonard Cohen regresará. Tuve que poner SU CD', después de que sonara Joy Division...

Chao querido Ce.

Zuriñe Vázquez dijo...

Hola Vir, gracias por tu visita a el gusanillo. Me gusta como escribes, y eso de la metafísica de los sentimientos... me ha gustado si señor. Leeremos más. Besos

blogworkorange dijo...

And love will tear us apart, again...