30.1.06

Evocación de los túneles (A propósito de los subterráneos mentales)

Cada túnel tiene su historia, pensé. Hay túneles de viento cosntruidos como puentes y otros propios de la naturaleza como el gran túnel que es el Tornado, destructivo, abarcador, totalizador por donde pase. Hay túneles en el tiempo como los agujeros negros conteniendo los extremos del universo en el big bang y hay túneles mentales.

Siempre me han atraído los subterráneos. Por ejemplo los rusos, tan bellos, por donde me paseaba en las tardes algunas veces, solitariamente. En las estaciones de los metros, la soledad se trastoca si se asume que los metros son en sí pura soledad extremada donde transita tanta gente que en los viajes, guarda silencio, como si los trayectos en metro convocaran a cada pasajero a concentrase en sus pensamientos o en una lectura, un sueño.
Pensando en los túneles, vi mi tiempo pasado como el túnel de 'Los sueños' de Kurosawa. Espectral.

De espectral, pronto pasaba a otra fase y era matizado por una construcción de pensamientos distinta, parecida a una cosntrucción de Gaudí.

Un túnel alucinante.


LLegaba un momento donde el túnel mental debía tener resquicios por donde pasar la luz, para que los pensamientos no estuvieran tan herméticamente cerrados a ciertas claridades ya que en sí, la oscuridad alberga una luz.

Mas pensaba si la vida podría ser permanentemente un túnel y buscando imágenes en Google, encontré estos dos túneles que me gustaron y les vi similitudes en el terreno de las analogías con los túneles que he atravesado y atravieso mentalmente.


Si acaso la vida fuera pasar de túnel a otro túnel, sólo hacia el final, vería algo de luz, al cerrar los ojos para siempre. Esa fatalista posibilidad no me parece absoluta.
También hay puentes. Y todo se construye. Los puentes, los túneles Se construye, se destruye, se construye.
Me gustan los subterráneos, mas no podría existir permanentemente en uno, aunque fuera hermoso.

Subterráneo mental, de tu espacio voy por escalones extraños, como si cada escalón fuera un bloque de sucesos alternados o dislocados,


voy a otro túnel .

Paréntesis.

Ejercicio de la imaginación:
Atravieso este puente, en ese tren que conduce hacia las nubes
paso aquel puente y otros antes de llegar al túnel fronterizo.

Y sé que no es una experiencia exclusiva la que lleva al túnel fronterizo. Donde para pasar a otro túnel debo palpar el lugar y ver si algunas rocaspensamientos y/o rocasactitudes atascan mi paso al túnel siguiente.
Creo que les pasa a todos de una u otra forma, y le llaman neurosis a las rocaspensamientos que con una excavadora mental pueden ser removidos sin afectar el tránsito al otro ´túnel.
Tiene su gracia si en vez de movilizar la excavadora, movilizo un tractor. Eso sería una grave confusión que ningún ingeniero recomendaría, mas en el territorio mental podría suceder. Algo mortal, porque me pondría a recoger con el tractor las rocaspensamientos en vez de sacarlas del fondo mental para triturarlas . Si el tractor viene, se las llevaría a un depósito o a una esquina, donde en algún momento obstaculizarían la ruta y eso podría ser grave.


Un atacascamiento general. Un colapso mental.
Desequilibrio y clac, la fractura mental.


Pienso en esas rocaspensamientos y en esas rocasactitudes.

La vida túnel.

El túnel mental.

Y me digo, prefiero que mi vida sea como una película. Una película de la que soy su directora y en el montaje me encuentro con otros directores, otra gente con la que puedo conversar sobre cómo hacer nuestras películas, intercambiando opiniones, criticándonos, sí, para que los resultados sean los más aproximados a lo que buscábamos. Como en el mundo de los blogs: el acercamiento es por afinidades y allí está lo armónico, aunque algunas veces discrepemos, evitaremos agredirnos porque no somos enemigos.


Este es un puerto:

Cuando llegué aquí, preferí ponerle un nombre que evocara o sugiriera una estación marina, un lugar donde se pudiera descansar y pasarlo gratamente. Un lugar donde llegaran seres con diferentes formas de ver y entender la vida, mas sabía que los que volverían una y otra vez serían aquellos con los que hay afinidades en general. Porque vemos la existencia como una travesía, un viaje en el que se atraviesan túneles, jardines, pantanos, canciones, niebla, dolor/rocas traaaam en el camino, que a veces no se pueden sacar sin ayuda. Y llegando a este punto, reconozco que solitariamente es imposible siempre estar, y que tal vez para excavar las rocaspensamientos se necesita salir, ver gente amiga, recibir oxígeno/conversaciones/afectos.

Sin embargo, focalizar los afectos, es dañino. Por ejemplo, la maternidad volcada sobre el hijo como un manto pesado, que abruma, y que al ser sacudido, lleva al hijo a escapar a dónde sea. La maternidad como paliativo de la soledad: mortal para madre e hijo.


Entre el amorprotector y el amortotalizador hay una brecha.
Brechas afectivas. Brechas generacionales.
Brechas conceptuales.
Rocasactitudes.


Rocasactitudes en la blogósfera. De los lectores:
ver a los blogs como lugares que deben responder a sus espectativas de manera absoluta.
En el caso de los blogs personales, como es el caso de puerto asterix, llegan las rocasactitudes como quejas y reclamos.
Quejas por el contenido y tono de los posts.


Y yo tengo estas alternativas:


- Ceder ante esas quejas que argumentan que mis vivencias personales les cansan. Escribir sobre cine, libros, playas, noticias, etc.
(Y de una u otra forma lo hago, escribo sobre cine, libros, playas, noticias, etc. Porque aquí desarrollo una bitácora personal)


- No levantar nunca la voz, porque eso me convierte en una persona ruidosa y eso molesta. A veces he gritado, he llegado alguna vez a decir que sería mejor escribir con jeroglificos. Fue un arrebato. He sido lo que soy, alguien que a veces ha gritado y sé que eso no es agradable. Y es que mi objetivo fundamental es algo distinto a 'ser agradable' contra viento y marea. Callar lo que creo, por prudencia. Ocultar mis ideas. Hablar siempre dulce y reflexivamente o ser cruel, si acaso hay que serlo en un mundo cruel en esencia.

Es imposible que lo que yo diga o no diga importe e influya de manera decisiva sobre alguien. Mi voz será escuchada y podrá conmover, trazar direcciones, mas no decidirá lo que va a cambiar algún destino, alguna vida. Mi voz es particular, como la de cualquiera de ustedes, nutrida en vivencias y pensamientos.

Es una voz más en la blogósfera.

Y si quiero ser ligera y divertirme escribiendo, lo soy cuando quiero y esa es mi libertad al escribir, al ser una individualidad en este cybermundo. Si alguna vez alguien o algunas personas se sintieron afectadas por algo que escribí, les digo que es ajeno a mi manera de ser, ofender o atacar a alguien personalmente. Si debato, debato ideas y en esa tónica es donde navego con naturalidad. Es sencillo: no me gusta hacer lo que no quiero que me hagan.


- No emplear palabras 'complicadas' porque hace la lectura 'difícil'.

Usaré palabras más difíciles cada vez.

En realidad, escribiré como me sienta cómoda, percibiendo que mi lenguaje fluye cómo lo deseo.

.
- "No hablar de mis hombres".
Ay, qué triste. No, por favor, qué haría sin mis queridos recuerdos. Desfallecería. Oh, este punto es tan torturante para mí.


Y el siguiente, sí que es el mejor chiste:
- "No envenenar a la juventud".
Bien, eso implica que yo tengo la potestad de influir sobre la juventud. Creo que afirmar eso, corresponde a una enorme rocaactitud, a una rocaactituddelirante.
Me es imposible admitir que esta rocaactitud sea una de varias similares. Imposible.
Es una pérdida de tiempo que diga por qué creo no envenenar a la juventud. Ni que fuera yo una vendedora oculta de películas porno, que en vez de envenenar, neutralizan el placer erótico o es esa una forma de envenenar, claro. O qué sé yo, algo así como el intento de demostrar que no, que no enveneno a nadie y es que que ni siquiera pienso en venenos, ni nada por el estilo.


Me queda decir que ya no contestaré este tipo de solicitudes ni quejas en las que se me ataca como si yo fuera una autoridad en alguna materia, llámese blogueadora u otra.
O como si yo fuera alguien que definirá algún camino, alguna luz.


He sido ilusa en el sentido original de la palabra, es verdad. Las amistades o los afectos se forjan mediante vasos comunicantes, siempre y cuando ambas partes se sientan a gusto en esa relación amical. Y sé que eso es posible, como también no imprescindible para muchos. Al fin y al cabo el blog no es para que encuentres dónde querer y ser querido/a. Los afectos vía-blogs existen, lo sé, mas no son necesariamente el distintivo del quehacer blogueador.

No soy una autoridad en nada ni quiero serlo. Soy alguien simple y compleja como tanta gente y sé que en lo que he sido y soy radica mi individualidad. Mientras que existamos, podemos ser quienes querramos ser, aunque nos tiren piedras y no gustemos, inclusive a quienes nos gustan.
Además disiento del concepto de autoridad institucionalizada, así que prefiero desentenderme de todo lo que sea o se acerque a ello.

Prefiero descender otros escalones e ir al mar y ver el final de una ola.

Estoy en un puerto. Puedo ver el mar, eh. En el mar de las palabras estoy y más allá veo olas, o a veces me dejo llevar por una. ¿A ustedes les gusta tocar las olas?. Se siente algo intenso, delicioso. Basta haberlas sentido alguna vez, para volver a esa sensación con un ejercicio imaginativo concentrado. Y es grato.

Fumar un cigarrillo (me provoca, apenas si fumo alguno, a veces) contemplando la desaparición de la ola, adentrándome en la niebla de los pensamientos, a dónde dejaré entrar esos orificios por los que como vouyeur veo escenas que creí perdidas, ahora que sé a dónde ir.

Fotos: tomadas de Google.

La foto del tren que lleva a las nubes, es de un puente que está en Argentina. Algún blogueador o blogueadora sabe seguramente, en qué ciudad está. Es bellísimo.

La foto de la ola se llama 'Final de la ola' y es de Josefina Fernández. Dato de Google.

14 comentarios:

Rain dijo...

Recordé un malentendido. Una vez dije en una reunión que los cuyes eran espantosos y luego me reí. Conversaba con una amiga y estábamos en una de esa reuniones de chiquillos -éramos chiquillos - y alguien vino a encararme que por qué me burlaba de su enamorado que era conocido como 'el lindo cuy'. Y de veras me reí mucho y eso fue peor. Vi soliviantado a la reclamante y es más vino el mismo
'lindo cuy' y la escena era algo
surreal, entre las canciones de Mecano y la cerveza.

Y bueno, después todo se aclaró y el'lindo cuy' era un chico simpático, y espero se ría lo mismo que yo, al recordar aquello...

Anónimo dijo...

ja ja, nadie se acerca a comentar... excepto yo

:)

ay Vir.

Anónimo dijo...

Vir&, sé que no te envanecerás.
Si no fuera por tantos escollos, que son mi tiempo, mi vida, mis deberes maritales

sí, soy leal con mi mujer

sino fuera porque ya tengo mi vida hecha, te encontraría y te invitaría un néctar brahmánico en uno de los Govindas de la ciudad, ya que no te gusta el café. Y no me importa que seas delgadísima, me importas tú y todo lo que escribes.

Qué bueno que existes, Vir&.

César.

corpz dijo...

Un puerto
es akel lugar mas allá de nuestros pensamientos y dimensiones,
donde podemos llegar de vez en cuando, dependiendo de cómo nos trate la marea, y tomarnos un ron a la luz de la luna descansando en medio de palabras
para luego,
volver a divagar en el océano.

Saludos Vir!

monarcaxx dijo...

me pareció curioso que mencionaras en un momento los puentes pues ultimamente he estado pesando en eso, la vida tiene muchos puentes y uno de ellos te trajo aquí donde puedes ser solo tu.
Respecto a los tuneles como dicen algunas personas que estuvieron a punto de morir, lo ven y al final la luz...quizás tambien forme parte de nuestra vida, el cruzar un tunel...quizas solo pasar de un lado a otro porque no podemos estar en un mismo lugar sino no viviriamos.
Yo soy una visitante turística.
Saludos Vir& :)

Nicho dijo...

Subterráneos mentales, buena metáfora.
Saludos, "envenenadora de la juventud": es increíble...

El Enigma dijo...

Los tuneles son como las venas de la tierra... es estar mas cerca de ella y asi, de nuestra madre.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

voyeur dijo...

buen blog, che.

nos leemos.

cariños.

IGGIX dijo...

habra q agradecer a quien produjo ese estado de animo en ti...hay rocasactitudesautoritarias q van por la vida exigiendo un paisaje sin contrastes, q aburrida es la unanimidad...

Anónimo dijo...

Vir, ¿por qué te fijas en los que te critican destructivamente?

estoy segura que muchos de los que te leemos en casa, o en el trabajo, como lo hago yo entre blogs y café, te queremos. Sí, de veras, eso es querer Vir. No será como el cariño que se toca, pero sí, es 'real'.

Ahora estoy leyendo a Capote con su desayuno fino.
je je, ese Capote tan justo en mucho.

Vir, también piensa en los otros,
los que como yo te leen, mientras
el jefe mira su diario de calatas.

Hallo el momento para leerte, ¿lo recordarás?

Jenny.

Olvidaba felicitarte por tu radioblog. Quedan muy bien las canciones de Jarre y todas.

digler dijo...

tuneles y puentes para cruzar al otro extremo... lo mismo con la escritura, se crean carreteras de letras, deja que cada quien pase por ellas como guste, total hay miles de vias ¿por qué detenerse a estropear una en particular?

sigue escribiendo como lo haces vir

Rain dijo...

Jenny, ¿te refieres a 'Desayuno con dimantes? ¿sí? esa historias aparentemente caseras...

gracias, y especialmente por lo que me dices de la radio blog. Ahoar estuve escuchando una canción de Joy Division y con toda serenidad :)


Gracias.


***





Manuel, ah, sí soy delgadita y tal vez no te gustaría mi voz, mi manera de ser, que sé yo...

:)

Gracias Manuel...

Ce dijo...

Cuando mi primer hijo tenía, qué sé yo, uno, dos años, y pasábamos en el auto por un túnel, o simplemente por un paso a desnivel, él abría los ojos de una manera... leyéndote recordé sus enormes ojos, como queriendo atrapar luz.

Lo mejor de estar en tu puerto, de disfrutar lo que escribes, no son las palabras, son las imágenes que se forman aquí adentro.

Mi querida Vir, en definitiva no imagino no haberte conocido.

Te mando un abracillo y una colección completa de sonrisas.

Rain dijo...

Querido CE, antes de irme a dormir, asomé x aquí.

QuerdO CE, creo que todo lo que dices podría abrazarlo. Mas¿sabes?

creo que tengo que afilar las palabras, algo me quiebra, algo no me quiebra. Ese ángel Marcus soy yo. Esa mujer que tú ves con cariño tal vez no soy yo. No soy linda, no soy más que aire, carne, tiempo.

No quiiero ser linda tampoco, quiero ser alguein que se desprenda de toda dulzura excedente... creo que la dulzura mata.


Perdona la crudeza, mi querido CE.
o, no no te pido perdón por eso, si no por lo que ves en mí y quizás no sea eso...