1.3.07

Días extremos

Veo claramente que pertenezco a la blogósfera. Escuchar otras voces e intercambiar comentarios ha sido un equivalente a las mejores pastillas para pasar estos días extremos sin la angustia que se come todo lo que uno es. Nunca he consumido tranquilizantes: si no tuviera dónde escribir, los tomaría en estos días.
Antes que esa adicción nazca y crezca, otra es la búsqueda, otra la adicción.
No hay de qué presumir. Es lo que sucede: el alarde no cabe, nunca cabe.
Eeeeh, es así.

Me disculpo por no leer tantos blogs que en verdad no visito por falta de tiempo. Cada blog enlazado, me interesa por su personal mirada, el tono y la fuerza que cada autora o autor le da, escribiendo sobre lo que le interesa, que es la vida misma:

su vida.


Sin entrar en pormenores, sólo les cuento que atravieso duros tiempos. Podrían replicarme, porque el mundo vive momentos críticos, porque las guerras no cesan y más. Escúchenme, cada uno lleva su historia que otro no vivirá, porque es la historia propia, porque hay coincidencias, aproximaciones, lejanía, desolación, alegría, desconcierto, confianza, etcétera.

La risa brota espontáneamente: estoy viva y me apetece oler el mundo, oler la vida, vivirla.
Así que escuchar a Tom Waits, mientras pienso en mis amigos, los blogueros, o sea en ustedes, es mi manera de agradecerles lleguen a este puerto, a hacer una pausa, un pasaje de vida, mientras las olas del mar que aquí fluye, son como señales de otro tiempo que vendrá. Puedo sentir que ese tiempo será diferente. Con el mate en la mano, y con el pecho acorazonado, lo sé.



14 comentarios:

Ludovico dijo...

Toy primero.

Es un rito echarme mi te de desayuno, mienntras me dedico a bloguear. Es interesante de saber de nuestra vida compartida.

Y ahora, mientras se entiende, se aprende, y se camina, oigamos a Waits. Tanta lucidez en tan poco tiempo, solo merece callarse y escuchar

FRAC dijo...

Siempre habrá un tiempo por venir. Hay tantos tiempos! Algunos son duros, también para mi. Otros serán mejores, sin duda, por pura probabilidad.
Te deseo un tiempo diferente, tal como tu anhelas.


Llevo a Tom Waits en el corazón. Su útlmo trabajo, el triple CD, es sencillamente genial. También pasó por momentos muy complicados, y ahora puede hablar en pasado.


Suerte!

Marga dijo...

Que así sea... y que las adicciones se mantengan mientras nos proporcionen placer.

Genial Waits.

Nuevos tiempos...

Carlox dijo...

¡hola rain!

sería necio replicar con argumentos globales tu situación personal.

desde este extremo del ciberespacio deseo que superes tus días con ese estoicismo que te hace reir, oir a tom waits, oler la vida y vivirla.

y te envío un abrazo, habrán días de mate en los que hablarás de los duros días que te tocó vivir.

Marea dijo...

Un abrazo, y sí los tiempos cambiarán para bien.

Licantropunk dijo...

No te derrotes. Nunca. Todo pasa.
Eso si: Tom Waits es a la tristeza, lo que la gasolina a un incendio. Cambia de emisora. "Start me up" de los Rolling o "Hateful" de Los Clash.
Adelante.

Rain dijo...

Ludovico, ¿será un té de naranja con clavo y canela? :)

A mí el gran Tom, me abraza cantando.

abraxo.


*


Frac, gracias por el aliento. Recibir palabras como las tuyas, es como recibir una caricia.


hasta pronto.

*


Marga, nuevos tiempos: lo has dicho.
me provoca garabatear mi pierna izquierda: y tiene que ser la izquierda, porque sí :)

abraxo.


*


Carlox, vienes con energía, con buenas palabras y yo aquí, que me distraigo con un zancudo que pasa, no sé de dónde demonios ha llegado

hace tantos veranos que no veía zancudos...

y el mate, los aromas, el cataplum de las durezas, que llega uno al tope, y y y.

ya.

abraxo .


*


Marea, estos abraxos virtuales hacen bien

abraxo con sonrisa.


*


Mi querido Lincatropunk, es cierto que los dìas extremos se ensañan con uno, mas para eso están los recursos como las conversaciones, respirar hondo, volverse un neo-zen. inventar ejercicios, recibir abrazos, escuchar música , cómo no a Tom Waits, que como le decía a Ludovico, es como si abrazara cantando. A veces generalizar lo que a uno le suscita una voz, es como pensar que a todos nos tiene que encantar el mate o que las puestas de sol son lindas para todos...

en fin, mi querido Licantropunk, es verdad que uno al llegar al tope, puede sentir una sensación de derrota, así que diría que es como un golpe, del cual uno se levanta. Diría que no veo a la vida, precisamente como una batalla, aunque a veces se parece a eso.

Un abraxo y un cariño para ti, que durante un considerable tiempo, compartes conmigo visiones de cine.

Eh, flash, una sonrisa.

nomada dijo...

La trsiteza es una forma de lucidez,afirmar la vida, descubri este mundo del blog por puerto asterix,tengo mucho por agradecerte,animo desde Colombia,la esquina sureña...

maría mayo dijo...

Pasando a saludarla Vir.
A veces provoca fejar un rastro.

nacho dijo...

La blogosfera es un ejemplo más de como es la vida. Compartida. Afortunadamente, nuestro precioso ego no puede adueñarse de la vida. Y en la medida que se adueña, la mata. Pasa lo mismo con los sueños, que son inaprensibles. Así que todos compartimos la dureza de los tiempos. Y su dulzura.

Nos vemos en uestros sueños.

George dijo...

tranquila niña, que no hay mal que dure cien años... jaja.

Descanza.

Rain dijo...

Nómada, usted le dedica al puerto, un elogio que agradezco. Seguiremos por aquí, eh.


:::::::::::::::::






María Mayo, el que te provoque dejar un comentario, ojalá eso fuera más frecuente. Ah, los ojalás tan difusos.

El saludo de MM me anima :)


***


Nacho, con tu delicadeza de soñador llegas.
La dulzura de los tiempos duros es algo que se encuentra, por ejemplo en el momento en que se lee un comentario como el tuyo.


***





George, ahora sé por qué (.................................)

Pensamiento mío.

Sigo, usted desconoce por qué hablo de días extremos . Para qué contarlos, sólo he dicho que son extremos. Ni más. Ni menos.



Saludete.

vdg dijo...

:) y un abrazo

Vicente dijo...

Ojala que esas olas de tiempo sigan su rumbo más allá de lo desconocido. Quimeras que los antiguos cavalistas, de los extraordinarios matemáticos y arquitectos, de los ensoñadores poetas y artistas en general, ojalá que el rumbo siempre siga esa brujula dibujada en el centro del universo.

-siempre atento a tus letras, silabas y vocablos. <¡>