25.1.07

Los niños buenos de la blogósfera ( y los concursos)

Escribo con las ideas agolpadas y no quiero ordenarlas. Prefiero que salgan como están, espontáneas, como si el intelocutor estuviera aquí, frente a mí, lo que resulta cierto si se asume que estamos de monitor a monitor, con nuestros sentimientos, soledades, dudas, rabias, amores y desamores.

Sin rollos, -espero- vamos.

Hoy, cuando amaneció, me asaltó la idea de que tal vez soy percibida como alguien con intenciones de dar una imagen de "corrección", "altura", y lo peor, de ser "cordial". Espantoso, realmente espantoso. Podría contar aquí, cómo va mi vida, y en vez de sentirme mejor, algo hosco me rompería lo que no es esperanza, mas sí una especie de ánimo, ímpetu para seguir, porque aunque soy madre, carajo, no soy sabia. Soy tan imperfecta, que me equivoco demasiado.

Nos equivocamos una y otra vez, ¿les sucede, que de pronto, todo se torna en una especie de juego macabro, como cuando éramos niños y estábamos en un vagón donde éramos lanzados de un extremo a otro?

Ah, nada parecidos a los políticos, siempre sonrientes, cuidando sus palabras, calculando el exacto efecto de lo que van a decir. Compitiendo.

Nunca me gustaron los concursos. Por ejemplo, en la blogósfera, cada año aparece uno, que desde España, alienta a los blogueadores a ir en pos de votos, por el premio mayor, que es escribir en un diario de "gran" circulación. Así que los blogueadores, estén en el área que estén, sean temáticos o no, aspirarán a la meta: eso implica que escriban en direccción a ese objetivo. Lo fundamental, será obtener un alto ratting, votación de por medio.

Quiero encontrarle el lado bueno a todo eso y pienso en el franco entusiasmo de blogueros que entran a esta convocatoria y me digo que no tengo por qué defenestrar estas inciativas. Si a ti te gustan los concursos, te atraen, te interesan, te ilusionan y piensas que vas a dar lo mejor ti, para alcanzar vetas notables: vas y plaaaaff, concursas.

Una carrera ya no por el "enlázame", sino por el "vótame".

Yo, que tal vez he sido vista como una "niña buena" de la blogósfera, ahora soy una niña mala, posiblemente, porque soy incorrecta para opinar.

Se supone que los niños malos, están fuera de lugar, son inoportunos.

Yo creo que habiendo parecido una niña buena, he sido inoportuna.
Pienso que no soy ni mala ni buena niña. Soy, simplemente y no tengo por qué enarbolar ningún rol.

Basta con el rol de madre que tengo, y que no quiero que sea un "rol" sino un hecho, que va evolucionando, sacándome lo que duramente se dice, "la mierda".

La mierda existencial, o la mierda llana y concreta del día a día.

Los gobernantes que pasan en nuestro país, resultan personajes irreales, pedazos de personalidades repelentes. Y sin embargo, creo que la política a parte de ser aburrida cuando es tan ideologizada, tiene gente honesta, con ideas que se alimentan de los imaginarios más amplios e interesantes. Así que por ese lado, sin hablar de esperanzas, creo en la fuerza de la gente, en la búsqueda de situaciones de vida donde no estemos condenados a la sofisticada cosificación.

¿Me contradije? los rollos se filtraron: ¿acaso no debiera decir nada?. Es que de eso se trata, quiero decir algo. O más que algo. Nada cambiará porque lo diga, ¿es inútil que me exprese?

Por eso, lo personal es político, y quiero decir lo que pienso. Si no soy querida en la blogósfera, o lo soy para algunos, eso ya no debiera importar.
Los afectos en la blogósfera son volátiles.

Es natural. No hay que escandalizarse por eso: son volátiles. La vida es volátil, la amistad lleva tiempo para hacerse sólida. Trac, como se intenta que la resquebrajadura de la pared sea subsanada. Se pinta y con una buena capa, no se nota. Encima irá una reproducción de Hooper, por ejemplo. Una mujer sola en el tren.


*


Que me digan "desencantada", como si fuera una acusación, me recuerda a las monjas, cuando en el colegio, criticaban si no te veían a gusto en la misa. Cierto rictus denotaba que la fé no estaba en una. Eso era condenable. Sea como sea, "debes tener fé". Sea como sea, debes, debes, debes...



*

puerto asterix, es para mí un lugar querido. Renegar de este lugar, sería como renegar de mí misma.


(Aquí debería estar la caricatura de una mujer palo palito cayendo en un paracaídas al pie del faro encendido en el puerto).

Ah, es posble que se piense "esta tipa no tiene afectos en su vida, por eso se aferra a su blog": eso suena también a acusación:


Oh, pex , así soy, quizá algo patética, la insomne mujer palo.
(Tampoco es fatalismo. Uno busca cómo lidiar con sus monstruos).

Blogueros queridos, no creo en los afectos blogosféricos como para llenarse de espectativas. Nos queda la escritura, eso que es lo sustancioso, y como el futuro es hoy, estamos aquí.

20 comentarios:

La nuez... dijo...

Gracias mujer por todos tus post leyendote le das sentido a ser un blogger.
Besos
Javier

Naxos dijo...

Por supuesto, sin lugar a dudas: yo soy de los niños buenos de la blogósfera... y canto tra-la-lá cada que puedo...
:P
Pero no más no me traten con pincitas porque me pongo verde!!!

jaja

:P

George dijo...

no veo el desornes espontaneo de ideas que dices, al contrario, todo muy ordenadito.

fractal-para-cual dijo...

Muy coherente todo lo que cuentas, tampoco he apreciado desorden.

Nunca antes había intercambiado tantos besos y abrazos como ahora en la blogosfera. No me gusta besar a extraños, ni que me besen otras personas que no sean los míos, los más cercanos; al abrazo le reservo un sentimiento particularmente especial, si no lo siento muy intimo me suena a sobar.

En cuanto a ser políticamente correcto, buscar enlaces o votos... qué horror! Vista así la blogosfera se convierte en una prolongación de la vida competitiva de cada día en todas las partes del mundo. Algo bastante absurdo, por cierto si se piensa en la libre opción del blog.
La blogosfera funciona a base de feed-backs, de empatías; eso es lo que genera amistades, incluso en la blogosfera. Pero bueno, el fin último y único bien pudiera ser el mero intercambio de ideas o de conceptos. Tampoco estaría tan mal.
Los entregados a las letras están de enhorabuena. Existen blogs buenísimos.

Chauíto!

El Enigma dijo...

¿Quien le teme a Virginia MT de Peru?, en alguna alusion a Virginia Wolf, esos concursos no niego, me gustaria participar, pero aca entre nos, mejor ya qe no deseo ataduras a mi blog, el cual, es libre como Yo... por lo cual, te entiendo perfectamente

Saludos y buen fin de semana

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Hamletmaschine dijo...

Anoche (o sea, hoy), hablé hasta las 5 am con una chica bellísima (al menos yo pienso que lo es, cada vez más) que se autocalifica como "un monstruo"... y todo porque le pesa enormemente sus actos pasados. "Tú no me conoces completamente, yo he hecho esto y esto y esto" fue el tono de su plática (y sí, muchas de sus acciones podrían ser calificadas por algunos como actos abominables). Pero yo no creo que nuestros peores y más viles actos nos transformen en monstruos, sino al contrario... ni siquiera en la santidad se es completamente "puro"; depurado tal vez, depurado de deseos por ejemplo, pero puro nunca (además, ¿para qué? ¿qué sabemos del bien sino lo que aprendimos del mal con sus excesos?). Lo tangencial es lo que aporta los matices, incluso en el negro profundo.

Y todo porque, en el pasado, la han confundido con lo que proyecta su blog, sus palabras, sus imágenes. Entidad de puntos de luz, que cuando respira y se encarna "decepciona" a quienes no han deseado ver más allá. Que crean que sólo somos lo que blogueamos (y lo que comentamos), es una vía segura para provocar la decepción ajena, a mí también me ha pasado.

El blog puede llegar a ser un espacio insostenible, cuando sólo se juzga o se es juzgado. Después de todo ¿no está arraigada en la aventura vital el deseo de ser aceptados completamente (al menos en mí si lo está), así sin máscaras, sin secretos, conciliar nuestra unidad con otras unidades, internas y externas?


En fin.


Muchos y enormes saludos.

Rigoletto dijo...

Un blog puede servir (entre otras y como otra cosas) para verse uno y salirse de uno, para encontrarse de nuevo, en otro lado.
Saludos de Rigoletto, espontánea Rain.

Licantropunk dijo...

El truco, el disfrute, la gracia de todo esto está en no dar muchas explicaciones. Golpear tu teclado sin pensar en tu lector: hay 6000 millones de posibles espectadores: no creas que puedes agradar a todos.
La libertad de esto se acaba si empezamos a pensar en la ganancia. Aunque esa misma libertad permite que hagas lo que te venga en gana. Genial ¿no?.
Saludos libres, gratuitos y sin puntuación.

Nicho dijo...

La poeta Gloria Fuertes escribió también sobre las monjas y la fe:

"Me llevaron a un colegio muy triste
donde una monja larga me tiraba pellizcos
porque en las letanías me quedaba dormida".

Anónimo dijo...

Mientras Rain llore
yo bebere sus lagrimas.
catbat

AZzR@eL dijo...

Evoqué muchas cosas con tu escrito. No sé por qué, solo lo hice. Y es extraño.

Tampoco vi el desorden, pero seguro que tú sí.

Chocoadicta dijo...

A veces da la sensación que tienes tantas cosas que contar y decir que el ritmo del texto es veloz, rapidísimo, y hasta me traslada esa sensación y mis neuronas van cien. Resulta simpático, una no puedo por menos que sentirse identificada.
Ciertamente creo que tienes razón en todo, no sé como podría decirlo más claro. Los premios a veces en lugar quitar el consuelo, oprimen y agobian y se pierde la que uno es, se pierde la esencia y con ello lo que escribe, o lo que quiere transmitir; al menos en algunos casos (claro no todo el mundo siente o padece igual pero bueno).

Dragón del 96 dijo...

Cuando leo un blog, me enamoro del personaje que cada uno crea. Muchos no somos lo que reflejamos en lo que escribimos (por el pos de la fama, le dicen). Sabes que siento que este post me cayo a pelo.

Slaudos al puerto.

Anónimo dijo...

AHORA ESCRIBES DEJANDO TIEMPOS ENTRE POSTS.
¿TE HAS IDO A OTRO LADO?

Carmen dijo...

vir!!No creas que te tengo olvidada. De vez en cuando me paso por aqui y me sigue fascinando visitarte. Pero no tengo ya internet en casa y escribir se hace más difícil.
Te mando un fuerte abrazo!!

Carmen

Delusion dijo...

ese supuesto 'desencanto' si existiera nunca podría ser condenable, sino mas bien loable, pero ni siquiera eso -tu amigo Emile ya dijo refiriendose a Borges que 'la desgracia del reconocimiento había caído sobre él. Merecía más.'

como te decía, ese 'desencanto' mas bien me significa alegría profunda del que combate

y pasión genuina: por pensar por escribir

saludo fraterno

Alberto Gomez dijo...

me encanta tu blog, la musica, lo que dices, Deleuze plantea un grito de pez,imperceptible e inaudible para un problema filosófico,quienes lo escuchan ...devienen, aquelos que te leemos te escuchamos, escribes muy bello.

nafra dijo...

Hola amigos.
"El rencor de los bufones", primer libro del argentino Pablo Manzano, Ed. Barataria, ya está en las librerías de España. ¿Podrían añadir el enlace? Mil gracias y saludos.
http://elrencordelosbufones.com

Rain dijo...

Gracias por los comentarios. Los he procesado, los retomo, y me ayudan a ampliar ideas. Gracias.

Alberto Gomez, no encuentro tu blog, tu perfil, en fin. Escribir "my bello" no es precisamente lo que busco, mas capto la intención de tu comentario. de todos modos, grax.

Bueno, lo de aparecer con avisos de publicaciones, siempre me ha llamado la atención... praaam.

Alberto Gomez dijo...

http://pinturanomada.blogspot.com/2007_01_21_archive.html

este es mi proyecto de blog hasta ahora lo construyo, bello es una palabra mas profunda para mi, de todas formas queria que supieras que eres una persona muy interesante.