12.10.06

Retrospectiva y zoooom

Al iniciar un blog, uno tantea con un lenguaje aproximador lo que siente, y sigue tanteando. A veces todo está meridianamente claro u oscuro, según uno quiera expresarse y el tono se ha definido sin la demora de los meses en la exploración. Una manera de cuajar lo que se quiere decir.

Pienso que el tono mío, demoró en manifestarse con expansión. Me iniciaba con una timidez que velaba algunas facetas de personalidad, en la cortesía al contestar los comentarios: inhibiciones implícitas, torpezas, caparazones. Todo tan humano, como una pesada capa que tapaba otras palabras. Podría haber sido un pudor, una cobardía, la fastidiosa timidez.

Poco a poco, uno se suelta y al deslizarse en la personal expresión, aprehende extrañas formas de ser, a cierta distancia, como si temiera identificarse con bellezas que apenas si tienen en común con uno, ciertos rasgos, vértices de miradas, llamados, virajes. Uno admira voces tan llenas de frescura y libertad y en el reconocimiento de la diferencia, hay algo impreciso, entre la tristeza y el desconcierto. Uno sabe que no es simpático, justamente a quienes admira, así que se retrae, sin decir: a mí qué me importa. Porque sí, si importa y decir que no, sería autoengañarse. Eso no es viable, niet. Es algo que no cabe en uno, porque pesa más que la capa que cubría lo que uno quería escribir, mucho más. Ante aquello, sólo es posible, mirarse por dentro.
Este acto es tan duro, que se necesita el preámbulo. El tajo metafórico para abrir el pecho y que del sucio corazón salga lo que habrá que expulsar, sin forzada intención. Además, el sucio corazón guarda también escenas hermosas,
quizás borrosas, lejanas, en la frontera del olvido.

Y bien, uno se pregunta si toda eso no es un modo de martirizarse. Uno vuelve a sacudirse, y a decirse que sería estupendo no darle más importancia a
la retrospectiva, el flasback de la memoria, el film que uno hizo de su propia vida y plaaaaf, uno gira, se recuesta en la cama, respira hondo

la cama es el lugar ideal para pensar
la cama es el espacio irreemplazable
allí todo puede suceder en un aletazo de los pensamientos.


Ah, el mundo, Medio Oriente, Bush y esa foto en la que se le ve con la boca abierta (por asociación, pienso en los tiburones enseñando los dientes), la palabra "Talibán", la cara de Quino, el ojo de Lan, el grito de Cristina Rosenvinge, la sonrisa de Diane keaton en "Annie Hall", la sonrisa de Doria, la mirada del niño que vende caramelos en las calles y en los buses, tus cabellos y tu media cara idos, Al jugando ajedrez, Montse escribiendo aquel poema que al final dice "aparece el mar", una niña cajamarquina mojandose la cara con el agua de la pileta en la Plaza Mayor, el hemiciclo del Congreso con olor a transpiración y a mentira, Jorge dirigiendo un montaje teatral, Juanita mojándose los pies en la playa de Huanchaco, esa canción de Leonard Cohen, el pogo en una noche de verano cuando tenía 17 años..., me muevo en la cama, y me sobresalto

tantas veces he sido torpe por la ternura errática
he sido reincidente

¿Ustedes, han sido torpes muchas o pocas veces en sus vidas?


no quise alterar a los que quería (a los que quiero)
e inconscientemente irrumpí en territorios por donde sólo ha de transitar el otro, la otra
cada uno tiene su territorio
cada uno tiene su espacio mental
ah, nunca es bueno, entrar al espacio ajeno
a menos que te inviten o te jalen suavemente a entrar allí

la sutileza, sí, hablo de la sutileza
¿qué les parece la sutileza?
pienso, que es una fina manera de expresar lo que es difícil de comprender o de mostrar

si uno reconoce y expresa la sutileza, es alguien que puede identificar dónde está la belleza que no es obvia, la palabra aparentemente oscura, la mirada misteriosa,
el misterio en sí.



Me niego a violentar algún sentimiento
ah, mejor estar en la cama, pensando, viajando, soñando
¿lo creen?





Ese azulino mar de nubes se mete a mi mente, una y otra vez,
es el recuerdo de la nostalgia y no quiero ser insoportable para mí misma, ya es suficiente con los devaneos involuntarios

ya.
no se cansen de mí, eh
o trataré de no cansarlos: o no trataré nada de nada
sin la obligación de SER,

si una de las partes se cansa de comunicarse con la otra, a través de la lectura y de todo lo que viene con ella, es que alguien está quebrando la línea, o quizás no es eso, raramente, podrían ser las dos partes, mas alguna parte se cansa. Eso puede ser natural, eso puede ser no natural.

Bah, si nos viéramos sin bruma...

La bruma puede hacernos enigmáticos y entonces, es algo incomprensible separarse, sin razones pragmáticas ni "realistas". Está vedada la sinceridad total si te proteges demasiado...

ah, ¿quién es sincero a fondo, tan al fondo que asusta?

qué importa, sí, qué importa, ¿para qué tanta vida cerrada si los pensamientos
íntimos son de uno, en esa franja donde nadie entra?


***




Aquí tengo el diccionario en inglés y al otro lado el de francés. Voilá, forever, chao, aquí cada palabra salta de la página y el juego consiste en mezclar las palabras, en hallar la irisdicencia de una palabra escogida.

Es hora de irme, ¿les gustan los diccionarios? es hora de irse, decía, intentaré soñar con esa noches de playa, cuando Al y yo reíamos tanto, iluminados por esa luna, ese tiempo, reverberaciones, spleen amorous. Esa dicha..

6 comentarios:

Marga dijo...

Me gusta leerte bien de mañana, me "entran" tus palabras con soltura y ganas. En fin...

La sutileza, el don de la delicadeza, en tiempos zafios es difícil ejercerla y a veces sucede que los adictos a ella andan tan de puntillas que acaban resultando incomprensibles. Pero se sigue en la brecha... y que cada cual lea y escriba lo que le venga!!

Diccionarios a gogó. Besossss

KuruPicho dijo...

pro-diccionario total, de lo que sea, incluso tengo uno ileguble, "Diccionario de Tecnologías" (?)

El Lector de Comics dijo...

Hermosas líneas. Me ha hecho soñar también a mi.

digler dijo...

camas voladoras e ideas claras para conciliar el sueño

el mundo blog es mas grande de lo que uno piensa

noemi dijo...

las relaciones humanas son idénticas al mar: las olas van y vienen, traen y se llevan cosas... a veces son fuertes, a veces poco intensas, todo va y viene, de una u otra manera, ya sea con las mismas gentes, ya sea con nuevas...

un beso.

Tzarel dijo...

Me he mirado por dentro y he gritado :)
pero el otro mes volveré a mirar.
No gritaré, lo sé.
En la cama, se traman planes que en mi experiencia, me han ido muy bien. Los mejores planes los hice en la cama. Una idea, que luego me aplaudieron, un viaje, un perdón.
En la cama, los pletóricos sueños
se realizaron, lo recuerdo Rain.