16.9.06

Los niños y nosotros

Solemos ver en Lima, niños vendiendo golosinas, mas esta vez vi un niño chiquito, demasiado pequeño para estar deambulando en las calles. Desapareció en el tráfago urbano. Caminaba con la prisa de alguien angustiado, que debe vender y alcanzar un tope de dinero para llevar a su casa.

Liberalismo, estadísticas, organizaciones internacionales, leyes, asociaciones, lánguidas miradas que ven a los niños desvanecerse en la misetia, programas de apoyo, indignación, pena, discursos religiosos, conmiseración y la situación de los niños en extrema pauperización sigue su curso.

Pandillas de fanáticos futboleros, de delincuentes, chicos reaggeton y plaf, el cerebro ocupado por el perreo mental, la todopoderosa televisión y el rock, la protesta social como catalizador de iras. Lo último es preferible, aunque muchos lo tomen como una moda, con sus variantes, así como se habla de trance, tri hop, post punk y tanto más.

La rebeldía domesticada.
Los niños siguen saliendo a las calles a vender, vender, vender y al final a venderse.

Protestaremos, diremos que todos tenemos la culpa, algunos lagrimearán, otros buscarán algo qué hacer, algo concreto, algo eficaz.

Entretanto los niños siguen saliendo a las calles, a vender, a vender, a vender y al final, a venderse.

5 comentarios:

Mothman dijo...

Hola Vir;

disculpa la interrupcion pero no tengo otra via para contactarte, en fin, vayamos al grano;

Miercoles 20 a las 7:30 en la Universidad del Pacifico, inauguramos una muestra fotogrfica; espero contar con tu presencia (todos estan invitados)

Saludos

Mothman

Tzarel dijo...

Rain, luego de ver al pequeño niño, te sentaste a escribir y expresaste lo que pensabas. Así eres. Los que te conocemos un poco, sabemos que así eres. Si se siguen las normas de los bloggers, los posts deben ser cortos, éste es corto. Deben ser mesurados. éste no es mesurado. El tono pacífico es preferible. Tu tono no es pacífico. Podría decirse que has dado un discurso, y no es un discurso, sino una expresión de amargura. Para eso están los blogs, para hacer lo que en un medio oficial como lo es el artículo periodístico, la columna de opinión, etc. no se hace. Para equivocarse incluso, para ser inseguro sin lamentarlo, o lamentándose si es necesario, pero cada vez más fuertes, más dadores de lo que uno sabe y siente.
¿Hacer algo concreto?, eso es posible, para combatir la pobreza, ese flagelo alentado por los consorcios, los mass media, etc.
Según cada entorno, uno sabrá qué hacer si tiene la real intención de actuar y no se trata solamente, de una reacción, un paréntesis emocional que permanece cerrado.
Te saludo Rain y yo también sigo mi camino.
Algo más, me gusta mucho el tema de Rayobac.

Ludovico dijo...

Los pequeños que se juegan la vida en la calle son la puñalada a una historia y a un mundo que esta fuera de control.

Ya no llueve, solo disfrute de un capuchino con mucho hielo molido, y azucar :p

UN abrazo

George dijo...

Es natural sentirse molesto por todas las injusticas con las que uno suele cruzarse en la calle (y en el mundo)...

Rain dijo...

Ah, bien, grax Mothman, estamos avisados.

:)

Albricias.



***




Vaya con los tonos, de veras, que mi tono no has ido pacífico...
por eso justamente pesné en los tonos de voz. Fui cujanado la idea y salió el post sobre las voces.



Ese tema es inspirador, por decir lo menos :) rayobac.
el título también: abstr(acciones).
Así, con su paréntesis.




***




Seré profesora ad honorem...lo que pasa es que quisiera tener más tiempo. Si voy a estar ocupada y sin un trabajo fijo...

Es jodido, muy jodido.

Puñaladas.

Moka.

Lluvia.




Salutes Ludovico (leo tu blog de corrido, luego, sí, que ando aquí y allá...)






***



Hola George, ah, mas que no sea natural que todo siga igual...

Hasta pronto, George.