14.9.06

El cielo no existe

¿Creías que el cielo existía mi niño?

las nubes eran formas flotantes que contemplabas esperando
al cielo abriéndose con cornetas y ángeles

un ángel negro asomaba sonriente y te saludaba como si fueras un viejo amigo suyo
una mujer vestida de azul te abrazaba y Dios cantaba algo incomprensible, escondido allí donde nadie lo encontraría

oh, los sueños, mi niño, a veces son peligrosos y si te descuidas, el cielo se vuelve
infierno y los ángeles se estrellan contra tus juguetes, se quedan sin alas ni dulces

El cielo no existe, lo descubriste juntando nubes y pensamientos, sin algún reparador de sueños tocando a tu puerta, ni princesa dorada que te cante algo mágico, y al final del pasillo, qué belleza tan herida te tocaría mi niño

ah, la adivinaza que nadie resuelve: ¿dónde está el cielo si sus ángeles existen?
ah, los ojos asombrados mirando a las hadas desapareciendo en un trineo
y al amable ogro diciéndote adiós en un avioneta

dibujos animados en serie perdiéndose en el firmamento y tú triste, triste

sin nada de nada, florecitas caídas en el invierno, restos de melancolía, solamente el aroma de una mujer desolada atravesando el bólido tiempo
solamente alguna aventurada mirada posándose en tu tierna cabeza

más allá, los mayorales del hambre y el engaño

tu alimento será la risa de otros niños, el balanceo de los columpios
una eléctrica hermosura sin señales de horror, los juegos y el mar, las preguntas y algún extraño amor

el cielo no existe, y el tiempo pasa.

4 comentarios:

Tzarel dijo...

En el columpio tiempo se mecen los eternos niños.
Sí, Auster no me cansa.
:)

Carlos dijo...

en colegio me respondían a la duda de la existencia del cielo diciéndome que tanto éste, como el infierno y el purgatorio son estados y no lugares.

entendiéndolo así, el cielo debe ser el estado de nirvana, esa unión con el todo en el que todo fluye hacia todas partes, dentro, fuera y por uno mismo.

energía divergente, así debe ser el cielo...

claro, son sólo hipótesis que no permiten ser comprobadas desde donde estamos.

Carlox dijo...

con X ;)

saludos Rain. sigue lavando la ciudad con tu mirada.

Rain dijo...

Tzarel, pensanndo en Doria, pensando en Doria...

qué hermosa metáfora: el columpio tiempo.
:) qué hermosa.




****






Carlox, es como que quisiéramos explicar el esplendor...
no podrá ser con el lenguaje cotidiano.

El cielo existe en ciertas maravillas. Lo has dicho.
También he tratado de decirlo, y escribí ahora. Es el poema que viene.

Abraxo.