29.9.06

Cuando es primavera y hace frío...

Puedes escuchar el bum bum del insomnio sin sufrir por nadie

estás cruzando el puente imaginario

y no hay duendes amenazantes y sí fantasmas,

amables como esos vampiros de las pelas imaginadas en una noche como ésta

con mate y vientos fríos en la loca primavera de Lima

recordando aquel poema de Montse y el alucine filosófico de Kurupi donde un viejo profesor

habló de mestizajes, dulzuras y romances de la historia que les daban risa a los jóvenes estudiantes

que le sacó la tutuna a Xtino mientras en Asunción los gatos algo sospechaban

de las locuras de un fan de los imperios, oh, barahunda del maleteo a los asu

recordé también a los personajes que entraron al bar Quimera, mientras los Trecianos espantaban a esos duendes de la imaginek desvelada

es que el insomnio se ha llevado en esta madrugada los recuerdos lejanos, y es la lluvia

también, la que me encuentra mordiendo algo que no quiero decir cómo es

porque tiene ojos por todas partes y no me interesa hablar de misterios

no hay trinidad ni luces artificiales atrás de cada signo

querría pintar la gota de agua que veo en tus ojos lindos

y ese cabello tan hermoso que te corona la cabeza, toda esa belleza que no te importa




recordé a Doria y se me hizo un nudo gigantesco en la mente con dibujitos infantiles

parecidos a los que Lucho Hernández hacía en sus cuadernos de mar

me fui a las calles de la ciudad acorazonada y me enamoré de sus cafés por milésima vez

aquí en el escritorio donde mi hijo juega ajedrez y pinta superhéroes que vuelan a galaxias rojas
y amarillas

como ese amarillo de los girasoles de Van Gogh y el rojo de las manzanas,
como las paletas que guardamos para ir a la playa a recoger arena

recordé planos sangrientos de la Historia y con un pedazo fuerte de mí, musité tu nombre

me fui a preparar una jarra de refresco, y dejé el mate sobre la mesa donde alguna vez pegué estampillas para enviarte una carta tan, tan larga que se llevaría tu asombro mientras fuera tu carta, algo que guardaste en esa caja tuya donde están tus secretos,

arcada y lluvias otra vez, recordé la suavidad de tus orejas
recordé lo que no ha existido
recordé lo que aún no has dicho

deshojada como una flor de pela burtoniana
un poco novia cadáver
un poco heroína de cómic

caminando en la madrugada de esta primavera que todavía no ilumina nada
bum bum, el imsonnio cayendo sobre los ojos, una y otra vez
.

18 comentarios:

Ludovico dijo...

La primavera.. tal vez quisiera que fuera primavera en los corazones. Por que hoy tenemos un cielo infernalmente azul.

Un besototototte ;)

Fuego Negro dijo...

...a mi me entra un no se liberador y por lo general,suelo hacer alguna gran macana



salud y mas que suerte

El Enigma dijo...

... el insomnio es la brom macabra del dia, hay que seguir despiertos, dice; pero es que tambien cuando podemos nos prestamos a una siesta en la tarde, cuestion que no le gusta al dia.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Nicho dijo...

Abrazos, Sweet Palito Rain. Me gusta la lluvia mientras duermo, me acuesto cuando ya no puedo más, tarde siempre, y caigo redondo. Pero a veces se descuida uno, y ahí se aparece el insomnio. Entonces hay que inventarse una historia para confundirlo, una fabulación, unos fantasmas, o levantarse y pasar de él. También me gusta la lluvia cuando voy en el coche en un vieje largo. O verla caer en el balcón, mojando los cristales recién limpiados.
Felices insomnios?

Rain dijo...

Ludovico, usted tiene un acorozonado espíritu :)

salutes de primavera fría (todavía).
:)



***





Eso sucede, Fuego negro, la macana ya es un plus :)


Salutes.






***




Apreciado Enigma, lo de la siesta es algo que se da cuando hay una calma de hogar angélico o de movida
caótica, plaaaf, una siesta que me muero.

Es raro que me de una siesta.
Intentaré darme una, apenas pueda... :)



***



Verla caer en el balcón: gotas de lluvia cayendo persistentemente...
desde un balcón

Nicho, quisiera tener un balcón, como cuando mi niño era un bebé...


Abraxo.

digler dijo...

insomnio que despierta nuestras ideas y nuestros recuerdos

Kodama San dijo...

precioso... y dulce.

Saludos!

mirantra dijo...

Maravillosas palabras. Me demoré un poco en venir. Hermoso lugar para visitar y, por cierto, muy bellas palabras.

Hasta pronto.

KuruPicho dijo...

Asterix, más bien primaveral pero de ideas viejas,joven el profesor español, menos de 30 o 31 años. Y la noche antes de su despedida incluso intentó levantar a una mina en el pub donde estuvimos curtiendo...

Rain dijo...

Es que lo imaginaba canoso, con achaques y tos.

Ah, caramba, el tal profesor, vejete de ideas.

Ya.


:)

Chao Kurupi.




***











***

Ah, si pues Digler, como en función ultranocturna :)




***


Gracias Kodama San,
el que es precioso es su nick.

Yo anduve divagando...




***




Mirantra, a ver si en el Quimera, deja una antropografía de las suyas...

gran salute.

Marcela L. dijo...

No me digas que también estás resfriada.
Seguro que con fiebre.

Los personajes que aparecen en en tu post son entrañables.

:)

Una luz, otra vez el faro al rescate, en estos oscuros días.

David Cotos dijo...

La verdad muy oscuros. Coincido con Marcela. Además mucha humedad.

Tzarel dijo...

Los insomnios despiertan hasta lo más oculto de uno. Si hubieras estado afiebrada no habrías escrito como lo hiciste. Como dijo la otra noche, tan conciso él, Kurupi:
en general, aquí hay una especie de embriaguez, donde ls palabras son verdaderas en una excavación que persiste y el que no se da cuenta, se confunde. Pero no importa, el puente imaginario existe.
Nos equivocamos o no, nos aproximamos a lo que es y a lo que no es. Finalmente la embriaguez se desvanece y queda lo que no se olvida.
Rain, ¿has olvidado mucho de lo que creías no olvidarías?

Dama Satán dijo...

Mrs. Ásterix, fecundo insomnio el vuestro -como todos los que merecen persistir-. El sueño fastidia al laborioso espíritu diurno como algo improductivo y, ergo, pecaminoso, y a su vez (pero de modo inverso)la vigilia se siente incómoda en la atmósfera que trae consigo la noche, tan ajena a la lógica instrumental del día, con sus horarios y agendas, con todo lo que hay en él de programable. Cuando la noche, como lugar del sueño, inficciona todo lo familiar con el resplandor negro y opaco de lo misterioso, los ojos se averguenzan de permanecer abiertos, como si profanaran, con los criterios prosaicos y utilitarios pertenecientes al día, algo sagrado. Pero existe una sabia solución, que es la entrar en el mundo de la noche, insomne, sí, puesto que no hay remedio, pero como soñando. Soñar es un arte, como todo; vos sabéis hacerlo extremadamente bien. Saludos desde la Asunción soñada de los kurupíes y los filósofos surrealistas, de la cerveza "no apta para consumo humano" (dicen los laboratorios) y las esquinas del joint en los grandes suburbios de la historia, que heredarán la tierra. También en nuestras ciudades -como "mi" Lima o "tu" Asu recién y respectivamente celebradas- tenemos que entrar insomnes, pero como si soñáramos. Es la única manera realista de vivir. ¡Salud!

Dama Satán dijo...

Hola, amigo Tzarel. Acabo de leer tu nombre tras postear lo anterior. Saludetes; ahora me voy a chupar un poquillo de alcohol de alguna índole, pues ya es sábado, se viene la noche y suelo cumplir mis obligaciones. Brindaré con KuruPicho por los amigos distantes.

Tzarel dijo...

Dama Satán, tu presencia en la blogósfera es una de las más radiantes, en el sentido barthesiano. Pareja emblemática la que haces con Kurupi, ambos rizomáticos hasta la lo más radical, que es lo admirable.
Si fuera posible, estaría con ustedes allá en Asunción. Ojala departiéramos sobre el reciente Congreso, donde Kurupi expuso esa ponencia que se relee con suma atención. Si Rain, compartiera la reunión, quedaría en la memoria: la que preserva la existencia de la monotonía.

Salut, Dama Satán.

Rain dijo...

Esquinas de la joint...
Dama Satán, mientras brindas allá en Asu, Asterix imagina brindar también, ¡a la salud tuya y la de Xtino!.
En la madrugada que viene o en otra, soñaré con mis amigos hermosos, Montse y Xtino, ambos Kurupi, lejamos y cercanos.

Rigoletto dijo...

Parece que hay una lucha primaveral en la blogósfera sur. Me gustó mucho este round.