9.8.06

Dead man o el cine en blanco y negro contemporáneo

Si la lentitud de las escenas cinematográficas te desquician, será imposible que disfrutes Dead man, a menos que la heterodoxia cale en ti radicalmente y a la hora de la verdad, ver a William Blake viajando en una canoa mueva los resortes de tu versátil sensibilidad. Johnny Deep es William Blake en Dead man, y el soberano indio Nadie es su amigo, el que ve en él la reencarnación del visionario poeta.

Dos marginales en una travesía densa, lenta, hermosa. Diálogos aparentemente simples, mas cargados de intensidad y señales. O la no intensidad que se pliega entre nosotros viendo a William Blake recostándose al lado de un pequeño venado muerto por un disparo a su cuello, como la muchacha asesinada por Charlie, el hijo de un corrupto potentado (un magistral Robert Mitchum). Extraña posibilidad del amor en una noche azarosa.

Un joven contador pusilánime visto a través de una mirada externa, de superficie, que se ve envuelto en la maraña de un viejo oeste pérfido, poblado de personajes marginales en la violencia más visceral, por lo demás normal entre la frialdad de su atmósfera llena de personajes marcados por el espíritu saqueador.

Deep interpreta a un joven desconcertado que curado y guiado por Nadie, el majestuoso indio que lo rescata de la muerte, va internándose en ese mundo en las respuestas defensivas que está obligado a dar: vienes a matarme, antes te mato yo. Y es rápido, porque la muerte ya estaba en él y Nadie ve esa revelación tomando peyote. Visión sagrada. Visión que llevará a Nadie a un viaje con William Blake por un río que es como el de la vida, a veces tranquilo, más amenazante, o sereno con el aviso implícito de una soledad definitiva, la última, la que te recibe sin solemnidad.

Los personajes de Jim Jarmusch, el cineasta de temple ácido e inclasificable visión, son diversos en sus actos violentos o no. Un mercenario durmiendo con su juguete, un oso, advirtiéndole al otro asesino que si comenta el hecho, lo matará, es un alto punto de inflexión humorística. O ver al mercenario caníbal en un acto gore, sabe a violencia realista suprarrealista. La combinación explosiva de un bello film.






Cada diálogo y gesto tiene sus señales, para alcanzar registros discursivos fuera de un esquema ordenado, donde la trama se rige por un desorden con resquicios o rupturas. El cine de Jarmusch es de planos inolvidables y dispersión natural. El espectador tiene en sí, los elementos para armar el film, con las señales, las secuencias, los diálogos, la profundidad de los gestos, naturales, sencillos, traspasando toda simpleza. Hay sencillez, sí. No simplismo.


Blanco y negro: lo ha usado Woody Allen, sobretodo sublime en Manhattan y Sombras y niebla, Andréi Tarkovski en varias de sus películas lo emplea, así como el sepia. Son sólo referencias, porque son varios los realizadores que han empleado el blanco y negro, desprendidos del imperativo de filmar a colores. Como Sin city de Robert Rodríguez, con Bruce Willis interpretando a un policía heroico que apasiona a la niña que él ha salvado. En fin, films en blanco y negro, realizados con ímpetu e imaginación los hay y son gemas que tenemos la ventura de ver y vivir. Porque el blanco y negro se transforma en la yema de la existencia, son los colores existenciales por excelencia que filmados desde una mirada estética le dan a la película una poiesis inolvidable.

La música: la banda sonora la compuso el amigo de JM, Neil Young, compositor de estilo y escuela rodante por el mundo, que en este film, le da el espíritu de una guitarra eléctrica dimensional. Mientras que otros realizadores pasan la música por alto, con resultados excelentes como lo hace Eric Rohmer, Jarmusch la usa con la visión de un artesano del cine, como él mismo se llama.

El pasado domingo vi Dead man en el Cinematógrafo de Barranco, pequeña y gran sala de cine. Fui con mi niño y ambos salimos animados, conversando y conversando sobre Nadie, William Blake, la joven asesinada, los forajidos, el viaje en la canoa con ese final que nos comprimió los corazones. El mío se bañó de luces blancas y negras, como las del film, en el de mi niño, las luces salían de su pecho, las vi.
Eso es conmover. No es sentimentalismo que se olvida al día siguiente o pasados unos minutos cuando se come una ensalada fresca. Conmover es alterar el fluir existencial. Oh, es que parece mucho, en realidad lo es. Es. Luego la vida continúa y a veces, entrecerrando los ojos, volvemos a conmovernos, evocando aquel film y los rayos de la razón aparecen y nos envuelven: existimos y lo sabemos.




Entrevista a Jim Jarmusch.

Dead Man (1995) Dead Man, USA, 121 Min.
Director:
Jim Jarmusch
Guión:
Jim Jarmusch
Fotografía:
Robby Müller
Música:
Neil Young
Intérpretes:
Johnny Deep, Gary Farmer, Lance Henriksen, Gabriel Byrne, Robert Mitchum, Iggy Pop.

16 comentarios:

KuruPicho dijo...

Asterix, de "western psicodélico en blanco y negro" la habían etiketado allá por los 90 cuando salió...También merecería un petit post del puerto la misses Sara Driver(esposa del director canoso) y su peli "Sleepwalk", de la cual las referencias críticas dejan embobado: un mix Buñuel/ Tarkovsky. Saludos. Muchos. me gusta tu blog, entre otras cosas porke no se jacta de su peruanidad, ni de ser visitada masivamente, ni de gritar a los 4 vientos ke ha sido linkeado por el webblog de clarín.con o flautin.com o mejor quenita.com

IGGIX dijo...

excelente pelicula! a johnny depp lo reconoci como un artista q marcaria la diferencia, desde q lo vi en una serie policial q daban en tv por los años 80. esta pelicula en especial, me conmovio pq fue ver en escena un sueño q tuve en el q me desplazaba en una canoa, bajo los efectos del ayahuasca, y q luego de un viaje interior revelador, caia desde lo alto de una catarata y me fundia con el agua y la selva...sera premonitorio?

digler dijo...

no he tenido oportuniad de ver esa pelicuyla, pero vaya que me dejas con toda las ganas de encontrarla. Jhonny Deep es un actor genial, a mi me dejó pasmado en fear and loathing in las vegas

Tzarel dijo...

El registro actoral de Johnny Deep en esta película lo muestra como un actor que sale de los esteorotipos (a propósito de aquel post tuyo sobre este tema). Dean man es un canto al azar en su estado más confuso. En selecciones de cinéfilos, esta película esta incluida como una de las 100 mejores del cine. Yo también la incluiría si me pidiesen hacer una lista.
Asterix, gracias por el post emocionado y racional, en rara y exquisita conjunción.

Saludos desde mi ermita.

Marea dijo...

Tengo que verla, después de tu análisis se ha vuelto en un must.

Robertito Zucco dijo...

Cómo me gustaría a mí conocerte, que vinieras a España, o ir a verte a tu país. Hablar de cine, de literatura, de música. Tomarnos tres copas de más. Todo eso porque yo también creo en la amistad blogera. Contigo, al menos, sí.
Un gran beso.

Rain dijo...

Kurupi, me haces sonreír y me dejas la espectativa por Sara D, de quien desconocía lo que cuentas. Gran noticia, me alienta a indagar, claro.

Gran salute :)


***


Iggix :)
sólo un detalle, el propio Deep ve esa serie con diustancia, como cerrando un ojo algo fastidiado :)

ah, de hecho que la serie lo llevó a las audiencia televisivas masivas... y de allí al cine.

¡Salutes !




***



Digler, no he visto ese film, aún, caramba.
Grax por decírmelo. Tengo en lista, varias películas.

Nos vemos vía blogs :)



***






Tzarel, por mi parte, la incluyo entre mis películas predilectas, sí. En estos días evoco constantemente a Dead man.

Luego, ando con unas ganas de releer lo que está leyendo ¿o releyendo? eso no lo sé. Ya me contarás...:)




***



Marea, ¿me dirás luego cómo te movió la peli? espero que sí.

:)




***






Ah, gran alegría saber de ti, porque extrañaba, sí, a mi amigo Roberto Zucco.

Ah, es que tu saludo me alienta a creer en los afectos blogueros. Tú eres uno, un afecto transparente.

Abracito.

Un día, ojalá brindemos con vino o mejor con pisco sour :)

Zuriñe Vázquez dijo...

Eres una fan de Jarmusch, lo he visto en varios post tuyos. Este post completaría ese grupo de películas en blanca y negro de el Rincón. Estás teniendo fans en el Rincón, tú también. Besos, gracias por tus comentarios y de parte de xnem también.

breton dijo...

acabo de poner a bajar dead man.
promete ser gran cosa.
gracias.
besos

Rain dijo...

Zuriñe, a ti no se te escapa nada, observadora aguda, buscadora de libros, lectora empedernida, eh
:)
Jarmusch me ha dejado con las escenas en la retina, sus diálogos..., recuerdo a 'Dead man', recuerdo a 'Flores rotas', a 'Café&cigarrillos'..., y de todo este compacto bloque, lo que me hace agradecerle a Jarmusch, en su recorrido fílmico, es cómo éste se queda en la memoria. Así sucede con mi niño: él hace click en el video de youtube y ve otra vez, otras veces 'Dead man'. Eso es estar en la cinefilia, así se empieza...

Caramba, podría seguir... :)
Zuriñe, grax por tu comentario. Porque sé que dices lo que piensas, eres así. Grax.
Y aquelllo de los 'fans' me deja un poquitín asustada :)

:) mi querida, nos vemos.




***






Breton, hey, tú y tu lenguaje fílmico en post, después me comentarás 'Dead man'. Yo seguiré entrando a tu espacio, que en la reciente vez, después de ir a la tabaquería, me dije que así sería.

:) Salutes Breton.

Licantropunk dijo...

La voy a ver y cruzaremos comentarios. Un saludo.

IGGIX dijo...

sip, pero ese fastidio purista fue la vitrina ,)

Rain dijo...

Licantropunk, departiremos. Será grato.

:) hasta pronto.





***




Me parece que te equivocaste de lugar :) le escribes a no sé quién ¿o?

Un salute, Iggix.

Sir Faxx von Raven dijo...

ufff señorita V, en mi post sobre broken flowers alguien me recomendó esta película mientras escuchaba un disco de iggy pop, y ahora usted la reseña de esta manera tan magnífica. veo señales en el cyberespacio y a william blake llamándome.

gracias

gracias.

Rain dijo...

Faxx, aparece usted, y con un comentario vitamínico para mi :)

Soy cinéfila, lo sabes Faxx, u declararme tal no es un envanecimiento, sino algo natural, como decir que soy escética, claro que eso es más una declaración con contenido principista y decir que soy cinéfila, es más, la afirmación de una condición asumida.

Entiendo que ser cinéfila no implica necesariamente que vea cada día una peli. Imagino que coincidimos en ello...
:)

He ampliado mi comentario, ya que el anterior no era suficiente. Podía leerse equívocamente, como si yo me preciara de escribir como una crítica o qué sé yo...


No se trata de intercambiar elogios, mas usted sabe que leo regularmente su blog y que me siento a gusto caminando por su espacio, refrescándome con los posts de Faxx, enhorabuena.


Salutes invernales, aquí en nuestra ciudad.

Debret Viana dijo...

blanco y negro: elogio del amor (godard); the man who wasn´t there (coen bros).
y te diría el primer bergman, y jules y jim de truffaut; pero no tenían otro remedio.