26.7.06

¿Por qué Edith Piaf es inolvidable?

Yo vendía libros en la Plaza Francia y allí con mi carromato, afiches y periódico mural, conocí a Edith Piaf. El libro que me contaba su vida, no recuerdo ya quién era el autor, se deshojaba. Era un libro usadísimo, hablando de la vida infeliz de Edith Piaf, de su alcoholismo y amores.

Escuche a E P por primera vez en una emisora radial cuando mi papá estaba en casa y ya nunca la olvidé. Papá se fue para siempre, los años pasaron y volví a escuchar al Gorrión de París en un cassette que L adoraba más que todos los amigos. L cuando estaba en alguna reunión pedía canciones de Edith Piaf. Paola, cuando venía pedía canciones de The Doors.
Augusto pedía las de The Queen y W quería escuchar el humor de Les Luthiers. Jorge escuchaba todo tipo de música y si había un piano cerca tocaba El choclo.

Ah, mas nunca estaba ausente Edith Piaf. Su voz partía el tiempo y uno entraba a otra dimensión. La maravilla de los videos de Youtube nos han traído su rostro, sus gestos, su mirada, su lenguaje corporal. Si su voz ecualizaba por sí misma los sentimientos más radicales, su gestualización la coloca en un punto donde el patetismo no existe. Aquel, de la connotación melodramática y el llanto a flor de piel, no existe en sus canciones. EP está aparte de la nota del tango o el vals que habla de mujeres crueles, de amores despechados y odios en la cima de la visceralidad. Creo que por eso Edith Piaf es inolvidable, tocando nuestras maquínicas amorous.

Ahora que escucho llorar a un niño pequeño (llora mucho todos los días y su madre le grita duras palabras constantemente) siento una tristeza por esos niños solos que vinieron inconvenientemente al mundo, siendo el pesar de sus madres que amargadas les gritan y gritan. Escuchando a Edith Piaf en la noche invernal, me digo que a veces tener madre no es una bendición. Algunos no las conocimos, otros cuentan como Violette Leduc en La mujer del zorrito: "Mi madre nunca me dio la mano".

Creo que la mayoría de mujeres no son malignas. Son los bebés los que sufren más si llegan a un mundo en el que quienes los han albergado en sus vientres, no los aman. Si no los esperan con alegría, si se trastornan por sus vidas alteradas, si se detestan a ellas mismas, si se hacen daño y éste salta, se dispersa, como un cáncer, distorsionando el ritmo existencial. Habría que hacer una labor de ayuda con las mujeres embarazadas en situaciones indeseadas, habría que conversarles mucho y hacerles escuchar las canciones de Edith Piaf.

Hacer dibujos, pintar escenas, escribir caligramas, habría que cantar.

Edith Piaf, la sin par, Gorrión de París, eres sempiterna.



Le llevaré las canciones de Edith, a aquella mamá.


10 comentarios:

Rain dijo...

Hola a todos, les dejo un mensaje importante: ustedes conocen o muchos conocen a Séptima Madrugada.

Claudia Ulloa Donoso. Usteden saben los qué es su blog, todo lo que significa...madrugadas tibias, insular imaginario.

Los que están en Lima tienen la
oportunidad de verla en la Feria Internacional del Libro en el Jockey Plaza de Surco. Presentará su libro en la Sala César Vallejo a las 4 p.m.

Los presentadores serán Rocío Silva Santisteban e Iván Thays.

Ah, cuántos quisieran ver a Claudia.

Mañana pueden verla y adquirir su libro con dedicatoria :)


¡Albricias!.

i dijo...

Haré lo imposible para estar allá y ver a Madrugada.

Si fueras todo sería perfecto.

Carlox dijo...

¡gracias por el dato V! espero que el día me alcance...
nunca oí a Edith Piaf, voy a intentar :)

ah... buen momento para cambios... cambio de nombre, ¿quién necesita ser anónimo no?

Gatito viejo dijo...

Edith Piaf, ¡qué delicia!. La escucho mientras leo tu post. Ha sido estupendo. Gracias.

El siervo dijo...

Mi madre gustaba mucho de esta fabulosa cantante. Interesante artículo.

Paz

Eleafar Cananita dijo...

con edith piaf me pasa lo mismo que con carusso, me gustan sus grabaciones con pop corn y susurro de aire. no te negare que me hacen sentir un poco viejo, lo cual a veces me gusta, otras no. un beso.

Tzarel dijo...

Escuchaba a María Callas y a Edith Piaf alternadamente en mis tiempos de vagancia metafísica. Debo decir que la realidad plana irrumpía en un colapso de ideas musicales. Todo gracias a ellas.

Para mí las musas carecen de edad, son etéreas y reales, concretas y nebulosas, locas y lúcidas.

Salve Edith Piaf.

Rain dijo...

Si no es hoy, será mañana, si la escuchas con calma, mejor Carlox.

:)



***



Ausencias, eh. Sucede. Uno quiere ir a un lugar, ver a alguien querido y niet... sucede.

:)


***


Buen gatito viejo, grax a ti :)




***


Lo que cuentas me habla muy bien de tu mami.

Salute de noche invernal Siervo.
:)



***

¿usted con bastón y sombrero de ala grande?

un cananeo canosito (valga la cacofonía ) rodeado de sus amigos y amigas....

:)



***






Tzarel, nos emocionamos con el Gorrión de París, eh.


Ella era, ella es una musa.


Salutes de noche invernal.

:)

Rain dijo...

Ah, Tzarel, te habrás dado cuenta que la palabra nebulosa me suena hermosa.

:)

Anónimo dijo...

Edith piaf es una musa de la canción mundial su fama atravesó fronteras y la calidad de su hermosa voz ahora está matizada or la imagenes de you tube. La emocion de escucharla por primera vez fue sensacional y ucho más la emoción de verla cantar....