1.7.06

Me caí y lo vi

"...todo quedaría teñido de color negro, un color sin límite de profundidad alcanzable. sólo mis ojos lucharían. quedarían abiertos observando el infinito esperando ser alcanzados por un último destello antes de dejar morir su luz".

Syd.

"¡Oh vacío!

¡Oh espacio! Espacio no estratificado... ¡Oh, Espacio!

¡Espacio!.

Henry Michaux.

Ahora lo sé. Suelo descubrir lo inmanente a través de una lectura, un suceso, una mirada, unas palabras, la escena de una película, una conversación.

Nada extraordinario, lo sé. Sólo que a veces sí es extraordinario.

Ahora con un ligero escalofrío que me pone las manos frías y con mi niño leyendo en su habitación, esta mañana de otoño es perfecta para darle cuerda a los pensamientos.

En realidad ya pasó el mediodía y los sonidos del barrio donde vivimos se filtran levemente entre la compu, la sala, y la música. Es la intervención de lo cotidiano cruzando lo que existe y Al se pone sus zapatillas, sigue el frío y preparo un mate caliente, mientras Miles Davis toca y luego llega Mozart . Después otra vez 'El columpio asesino' y ya estará el agua hirviendo en la tetera con asa verde limón.

Cocina pequeñita. Espacios breves.

Me gustan las cocinas amplias donde las mayólicas se prolongan y uno pasa el paño como si lustrara una ventana bonita. Extraño la amplitud de las cocinas. Yo que aprendí a cocinar con carne cuando Al nació.

Porque cuando papá murió fui a vivir a la casa de una tía, donde eran eran naturistas. Siempre comimos con aceite de oliva, y sin condimentos de sobre ni carne de res. Excepto en algunas ocasiones que a mis tíos les obsequiaban cabritos tiernos para hornearlos y ese sabor tan exquisito se me quedó grabado en la memoria gustativa indeleblemente. Era tan supremo lo sabroso.

Lo abrupto es tan feo. Lo provocador es diferente. Por ejemplo Dadá,

(que con el tiempo se puso de moda y a Tzara, eso también le habría hecho reír)

con la poética trasmundana y en eclosión.

Traaaaacccc zoooooooooom

Cuando conocí a Dadá me sentí libre.

Dadito dedo dadá dodito dadum

depléagalo

sí me depléagalo

o sí dadá ven...

Lo abrupto es la barrabasada. Como algo vulgar que pasa por protesta, desfachatez, desparpajo. Como que envíes a la mierda a todos de pronto, como en una demostración de autosuficiencia y de desnudez que es solamente un strip tease a medias. Un baile del vientre con el vientre cubierto.

Me pregunto si debe ser rico decir que los demás se jodan, porque sí, porque me da la gana.

Porque sí, me gusta cómo escribes eh, sí a ti te digo, que asciendes y desciendes tu espiral.

Yo nada sé de lo que es la felicidad a modo de tratado y me espanta la posibilidad de caer defintivamente, así que cuando me caigo, intento ver y veo. Veo lucecitas y la luz de la que hablaba el viejo Emile entrelíneas.

¿A estas alturas me comprendes?

Oh, en este mundo subterráneo, lo que importa es no preocuparse demasiado. Quizás nunca nos veamos los rostros, aunque transitemos la misma ciudad y cruzemos la calle de aquel café y el centro de las plazuelas, las galerías de música, el cinema y alguna librería, algún destello. Eso.

Me caí y lo vi. Era el viejo Emile tomando un raro licor con Tzara. Un choque transhumano con su escenografía oscura roja amarilla. Emile con ese mechón de canas sobre su rostro soberano y Tzara algo hosco, algo burlón, algo triste.

Lo abrupto me molesta, ya me di cuenta. Me alejo de su influjo. Y luego me miro, ah, yo, tan complicada y simple en mis afectos. Existiendo en una sociedad fea fea, como lo abrupto que me arroja a otra vereda. Sociedad de los abruptos cotidianos. De ti me desprendo y a la ciudad vuelvo, pasando por esa calle, viendo esos rieles y esos trenes antiguos, de una época que apenas vi, de una imaginación que se balancea entre la postal de aire y el día, la noche, el día y así sucesivamente.

5 comentarios:

Eleafar Cananita dijo...

Claro que es rico.

jajaja

tienes toda la razon cuando dices que lo que importa es no precocuparse demasiado. asi como los domadores de tigres.

lo abrupto tambien puede ser bonito. y lo provocador tambien puede ser feo. dpende quien lo haga. no? se me ocurre. lo que pasa es que esto de las cosas polares puede ser muy dudoso. y con eso de la alquimia cualquier punto puede convertirse en otro.

Pero claro que es rico salir un día al balcon, semidesnudo y gritarle al mundo que se joda. digo, por que no? Tambien podriamos lanzar tomates a la gente que pasa, y no dudo recibiriamos algunas piedras.

si pasa alguien por alli, y lo filma, tiene una comedia.

hay actuaciones y actuaciones. depende quien haga el papel para que algo se toma de una manera u otra.

pero uno qué sabe!

jaja

Rain dijo...

Eeehhh, usted se desprende del texto y lo voltea, hace una tortilla con él: eso es rico.

En última instancia yo me refiero a que sí tu les dices a los demás que se jodan y el dislate es gratuito sabe a abrupto. No sé, yo no querría que te jodas nunca. ESO creo ahora :)


Lo provocador a lo dadá, me refería.


Que yo tampoco sé todo y escribo porque sí, y porque no. Que lo que me rezuma es precisamente el decir lo que creo. Aunque me equivoque. Al final, no importa, así soy, y no 'debo' preocuparme mucho.


Desde aquí veo a su lapizlázuli y a su cal en armonía, más allá su laboratorio,

y ya le decía

misma luciérnaga, usted...


Y no proteste por el usted

no protestes...

Licantropunk dijo...

Acabas de recordarme que es 1 de Julio y que debo cambiar la hoja en mi calendario Dadá de Éditions Du Désastre. "Dancer" de Man Ray en Junio por la portada del número 3 de la "Revue DADA nº3, Zurich, 1908" para el nuevo mes.
¡Cuanto dadaista suelto!
Un saludo.

Rain dijo...

Licantropunk, tener un calendario con ilustraciones dadaístas me pone los ojos brillantes...

Así que veo tu mano, volteando la hoja, y caramba, cómo quisiera tener un calendario así en casa ...


:)

Carlox dijo...

lo he leido como diez veces y aún no sé expresar lo que me hace sentir este post tuyo. es algo nuevo para mí en este mundo de bloggers. tal parece que tampoco llegué en vano. ¡gracias vir!