12.7.06

Escenas y una canción.

Escena primera: Viejos árboles y avenida con ruidos. Cualquier avenida del mundo

Un hombre llora sobre el pavimento, al borde de la vereda. Es de noche y sus lágrimas son discretas.

Escena segunda: una mujer aparece lentamente. Mira al hombre como si nada más importara.

Tercera escena: los dos se miran largamente.

- Lloras, ¿por qué? ella oculta su temblor.

- Es duro decirlo.


- ¿qué pasa? pregunta ella y sus ojos se abren más.


- Me duele sentirme preso en nuestra relación. Es difícil decirlo porque no quiero herirte.




Silencio.



Ella gira hacia la calle del frente. Se va.



Cuarta escena: el hombre la deja ir.

El hombre deja que sus lágrimas sigan cayendo.


Ella se va.





***






Una mujer muerta en la calle. Allá en esa avenida de casas inmensas y de veredas limpias.

La mujer es hermosa y está medio desvestida. La han maltratado, sus cabellos están desordenados y su bolso parece intacto.


Amanece.


Antes que el día claree, raudamente llegan chicos desarrapados y se llevan sus objetos, su ropa y alguno la toca desvergonzadamente.

La muerte no les importa.








****




- ¿Viste esa serie 'Epitafios' donde el asesino torturaba a sus víctimas, Virutín?


- Claro Perico, y por eso no nos vamos a poner en esa nota. Mejor pasar rápido a la acción, como el Dr. Lecter, cortemos la cabeza del desmayado y friamos sus sesos, ¡ masch, masch!


En esa casona vieja sin calefacción en el invierno, dos hombres comen en el sótano, los sesos de un chico de quince años.




****




La mujer linda entró a ese restaurante y casi todos la miraron. Caminaba con su vestido de gasa verde y sus sandalias blancas con tacos aguja.


Olía a campo fresco.

- Es un ángel, pensó el muchachito lavaplatos.


La mujer sonreía levemente. El dueño del restaurante, un tipo gordo con lentes de carey y cara de animal en celo fue directamente a atender el pedido de la divina.


- ¡Cuando tenía doce años me violaste cerdo despreciable! ¡Muere!

Ella fue veloz. Sacó de su cartera una magnum brillante y le voló las sienes al gordo.
El hombre cayó al suelo con cara de espanto, el espanto más intenso que se puedan imaginar.




****



La chica escuchaba 'Leather' y bailaba suavemente con los jeans viejos de los tiempos postguerra urbana. Su guerra personal.

La chica flaca, flaca con la filosofía estallando en su cabeza, bailaba y sus ideas se movían a una velocidad hiperactiva.

Dio un salto a lo Bruce Lee y pensó en lo que escribiría, ningún poema para un hombre ni para una mujer. Sólo poemas graffitis para la noche, en la columna del puente más largo de la ciudad.



****




Se iban en grandes grupos por el camino polvoriento con sus pañoletas blanquinegras.

Con ojeras que en vez de hacerlos feos, les daban belleza.

Atravesaban la franja de los sueños malditos y benditos, pensando, pensando, mientras caminaban y morían por sus hijos muertos en las calles esa mañana.


- Y pensar que Sabra y Chatila, en su tiempo fue un escándalo, dijo la mujer que daba leche de su seno a su bebé.

- He perdido a mi esposo, despedazado mientras tú mi pequeño viniste al mundo.


- ¡Leija, subamos al jeep! . La mujer besó a su bebito y cubriendo su carita con una mantita de gasa subió al jeep. El motor rugió. La noche nacía. Ella lloraba.





****






Un hombre y una mujer copulan ansiosamente en la noche, en una habitación pequeña.


Sin luna llena, oscuramente, copulan y el mundo desaparece, no hay desolación, hay ansias y todo es como un cuadro de Matisse y Syd Barrett canta . Nada más excelso.


Syd canta mientras un hombre y una mujer le arrancan el corazón a la noche.
***
Una canción.
Pink Floyd, Syd.
Pensaba que ese 'además' que puse en la línea final de post anterior es inexacto. Aquí en el puerto, tengo grandes gratificaciones
(no es que las compare a las de la cotidianidad 'real', porque está fuera de lugar comparar realidades en planos diferentes)
aquí en el puerto escucho, y me dejo escuchar.
Aquí puedo decir, por ejemplo que Syd con Pynk Floyd es un referente de mi vida, como de tantas que vamos cada día en liric por las escenas dispersas, ese film inconexo al que un día le pondremos el the en sin más gloria que la de haber hecho lo que queríamos, hasta donde sea posible viejo Emile, que te oigo. En realidad nunca dejé de oírte, sólo que llegó Gilles y todo se trastocó, mas nunca dejé de oírte, in situ la melancolía es un zig zag con rayos negros.
Syd, oye hermoso, ya nos veremos en la dimensión desconocida.


14 comentarios:

Tzarel dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Tzarel dijo...

Era el aliento del grupo, su predicamento natural. Syd Barrett, pasa a la Historia.





He visto el camino polvoriento y a la mujer llorando con su bebé en el regazo, a la mujer disparando sobre el gordo excitado, a la chica pintando graffitis, al hombre que lloraba en la vereda.

Ese niño descuartizado y el aire noir y gore soplando por tus escenas escritas mientras escucho a Syd cantar. Escenas de muerte y gozo de amantes en la noche.




Olvidaba decir que suele hablarse
de genialidad . Ya no hay genios.


Syd era un genio musical.



Saludos Dama del puerto.

Sir Faxx von Raven dijo...

lloro por syd, srta asterix. hay espacio en el jeep?

Rain dijo...

Subamos Faxx, y lleve su chalina de alpaca.



No tengo licor de menta, mas un caliente mate me sirve. Salud por Syd.

digler dijo...

la dmensión desconocida que ya es familiar por los paseos del desvario. igual lo volveremos a ver, mientras tanto escucharemos.

pd. si hay espacio (y tiempo) pasan por mi

Rain dijo...

El finish realmente metafísico, del que ya niet escaparemos

Digler, siempre hay espacio y tiempo para leer tus historias,

salutes.

:)

Anónimo dijo...

Hace tiempo que no te saludaba. El nuevo diseño del puerto marca la elegancia. Según el curso del puerto, esta elegancia se afina en todo, pasando por la música y especialmente por este post.

Yo, aquí en Lima unos días y cuando hay computadora vengo aquí, lo que suele ocurrir, pues casi nada se hace sin esta máquina.

El trabajo en el interior del país es cada vez más duro y se ven condiciones de pobreza extrema como lugares privilegiados que son los que nos alojan. Eso me hace sentir separado de lo que me gusta,
caminar entre gente que es de mi entorno social, por lo que llego por mi cuenta a los lugares más pauperizados.
Sé que no me he convertido en un yuppie más.


Un abrazo para ti que escribes día a día, acompañando a solitarios como yo, que al regresar a su hogar, hacen un alto en medio del caos.

César Antonio.

Anónimo dijo...

Un ícono de mi vida es Syd Barrett. Imposible, irme sin decírtelo.


:)

Me gusta mucho este video. Surrealistas, como si Dadá los hubiera inventado.

César Antonio.

césar castillo dijo...

Hertbunk. Estoy escuchándola... tiene reminscencias de las viejas musas del canto moderno, como Janis o Venus... me encanta... me gusta tu nueva apariencia, la bicicleta, como en la canción de Queen, i want to ride my bicicle... creo que deberían cambiar los camiones por las bicicletas

Rain dijo...

César, creo que si escribieras tu blog, podrías publicar fotos testimonales d elo que me cuentas...

sería una aventura y por mi parte yo, sería la primera en leerte.

Viajaría a esos lugares. Por ahora, viajo en casa.


:)


Me toca enviarte un abracito, con mi supermate caliente.

:)






***



OOoooohh César, guardé la bicicleta en el garaje del puerto. Entretanto se ve el mar como en film expresionista y allí entre la gente amiga, está usted.



Ah, bueno Janis tan potente para cantar..., alguna vez ha estado en la radio, aquí.



Heartbunk...y escuche a Tori con 'Leather', o claro , ya la conoces, tan linda tocando el piano y cantando.




Yo también me siento mejor con este diseño en general, y es que responde a estados anímicos e ideas...


Bien, grax César.

Hasta pronto.


Salutes nocturnos.

Fuego Negro dijo...

...hay un perfume gris que se revuelca en la vereda...un sol oscuro a medias se remolonea en el horizonte ...se prolonga la noche...se retrasa el dia...ya casi no queda musica...apenas un par de buenos negocios...mucho gel,caras lindas y pelvis flojas...que es de la vida del trapecista con la seguridad comoda de la red...que le importa hacer reir al payaso cuando los que aplauden estan sordos


oscuramente hermoso
mi copa en la nubes oscurecidad por el diamante loco que brillara en el aburrimiento del cielo
salud Syd...y mas que suerte

Rain dijo...

SDu copa en las nubes, Fuego Negro, se ve desde aquí

sí, seguro que el cielo es aburrido.



Ya brindaremos en la dimensión desconocida con Syd.



:) A usted le veo frecuentemente. Enhorabuena, sigámonos viendo.

Salutes al filo de la medianoche.

Naxos dijo...

Excelente evocación,
oh! nostalgia psicodélica...
(¿porque no te quedaste?)

....

Rain dijo...

Adriano, recién veo tu comentario.


Psicodelia por allí estás.


Sabes Adriano, si es que lees este comentario al que has hecho,

escuha cuando te sea posible a 'El columpio asesino'. Por allí noto o es que es mi subjetividad la que aprehende cierta psicodelia en la música que ellos hacen. Y no sé mucho de ellos. Voy a indagar más.

Son unos chicos españoles de la escena niet circuito masivo.

:)

Salute al borde de la medianoche.