9.6.06

Nos habíamos amado tanto (¿por qué?)

Y pensar que algunas veces he olvidado lo que más quería.
Entre las películas entrañables, está 'Nos habíamos amado tanto' y como sucede con los actos fallidos, la olvidé

o creía haberla olvidado

Que me formó, que con su historia de amistad, amores y traición, significa algo así como el sedimento de un líquido precioso que transforma al que lo bebe o reafirma lo que es.

Volví a ver las primeras escenas de este film, y bastó para que se movieran como un resorte en mí, esos sentimientos fusionados, entremezclados, separados, atomizados, perfilados, extraños, familiares, insospechados, clarificados, impredecibles, misteriosos, nuevos, viejos, extremos, suaves y fuertes.

Fue una nueva revelación.

Le contaba a Luis, cómo se inicia la película. Él escuchaba y escuchaba.

Había salido de casa con una expresión de cansancio en el rostro, porque ayer fue un día bastante pesado y cuando volví a casa, me vi en el espejo con una expresión diferente. Ni sombra de agotamiento. Casi feliz.

Ah, Claudia, tienes razón cuando hablas de los 'casi'.

Cuando se es 'casi' feliz.

Sueles tener razon, Claudia, en tu séptima madrugada. Y en tu sinrazón, aún eres más tierna.

Y fueron la película, la conversación, las calles céntricas de Lima, los rostros conocidos de la noche limeña que vi, el frío nocturno, la Plaza Francia vista desde el taxi, luego Charly García tocando 'Película sordomuda' mientras Luis manejaba el auto por la Avenida Colonial y el silencio de las calles se sentía raro. Y la canción sonaba sublime.

Plaf, a veces se es 'casi feliz'.

Detrás de uno está todo lo que somos.

Y tengo un amigo que habla de linguística, ebriedades interrumpidas, mujeres de pelo corto...

Y lloré hoy cuando volvía a casa, por mi pequeña Doria.

Y es que con Doria, soy feliz.

Para _emidark_, a quien conozco a través de una ventana paralela , aquí entre la bruma de los blogs.


Foto: afiche de 'Nos habíamos amado tanto', film de Ettore Scola.

3 comentarios:

IGGIX dijo...

es una pelicula sublime. yo tambien la tenia escondida entre los pliegues de mi memoria. recuerdo q fui feliz al verla con m de la mano, y enamorados de cada instante...benditas ventanas q comunican intimas emociones
saludos virgin

melytta dijo...

Te comento dos de golpe, porque estos días blogger no me dejaba comentar, podía leerte eso sí, qué frustraciópn mi querida mujer palito.
Las canciones dicen lo que somos, lo que no somos, lo que ya no somos, lo que nunca fuimos, lo que nos gustaría ser. Dicen lo que hemos amado tanto, tanto que un día lo olvidamos. ¿Cuánto amor cabe en un grano de café?
Mil besitos por mil, Sky

Rain dijo...

Iggix, ahora que lo dices, sí, pienso que este película es una de las que se disfruta mucho,con amigos, o con el spleen humano. M, en tu caso :)

Porque como trata esencialmente sobre la amistad, es poderosamente evocadora y emotiva...



***




Sky, hey mi querida, leyendo tu comentario, recordé que la noche que pasó, caminaba con mi niño y al oír una canción de Roberto Carlos, volví por un instante, a ser la chiquilla de 13 años, saliendo del colegio, soñando con
'el gato sobre el tejado'...


:)

Y una canción de Silvio, en esos días de Lima, la de los bombazos. Silvio, y la ilusión, el desborde. Eso tiempos, Sky, esos tiempos...