8.5.06

Matices

Cuando recibo expresiones elogiosas que percibo absolutamente sinceras, en el instante siento cómo me quema la cara. Luego me sosiego. Y cierto desaliento sobreviene.
¿Autosubestimación?
Es distinto: una se toca las falanges de los dedos, siente una especie de atmósfera indescriptible. Y plaf, girar, eludir el tragicómico gesto.
Clown y no me dirías viejo Emile que soy necia. Por la extrañeza, te darías la vuelta y regresarías a tu insomnio.
Así que si me da la gana de emplear metáforas, y de ser 'poética' contracorriente, seré lo que quiero ser, y nadie me va a detener o a bloquear el exabrupto.
Tal vez soy como una plaga de exabruptos.
Qué importa. Me importan los matices. Siempre me importaron.
Ninguna linealidad: la imposibilidad de escuchar siempre los mismo ritmos, la misma rabia o la ira explotando por todos lados. A veces, la suavidad es el antídoto para curarse de los venenos inoculados a la fuerza.
Y mirar un cuadro de Magritte donde el terapeuta encierra una jaula, me hace sonreír.


¿Notaste que si no eres siempre agradable, si no estás a disposición del otro, te lapidan?
Jaulas. En jaulas, estamos todos. Domesticados, agrietados...

Ah, ya se sabe, para qué decirlo. Aburre.



Sería mejor escribir sobre las tardes soleadas y los campamentos alegres donde no hay un Jason que le tire hachazos a los excursionistas o sino de escribir sobre descuartizamientos para solaz de los amantes de emociones inspiradas en lo cruento.


Sería mejor ser simpática siempre e inclusive cuando se está en etapa de la no/sonrisa, ser simpática. Sería mejor, ser simpática como estado natural de la personalidad incombustible.


Y podría ser candidata a algún banquillo del Congreso, a algún puesto importante o sino a ocupar un lugar en el mundillo de las señoritas y señoras simpáticas.




Por eso la soledad es tal vez la única exageración válida.




***



Querida L, sea como fuere, desde nuestra Lima, te envío uno, dos abracillos. Recuerda que te extrañamos. Cuando pases por el gran parque de Manhattan, guarda dos hojas del arbol que prefieras, para Al y para mí y enviálas en una carta.


¿Será una exageración pedírtelas?





Entró un frío aletazo de viento por la ventana.






Doria, Doria, eres el matiz exacto en medio de tantos tonos sucios. Más tarde te veo mi bebita.





Ilustración: 'Le therapeute' de Rene Magritte.

21 comentarios:

Laura Hammer dijo...

Es mejor un cuadro lleno de matices...mejor varias hojas de colores otoñales que solo hojas verdes de primavera feliz u hojas secas de un invierno muerto...es mejor disfrutar del color de la voz impresa que suele sentirse mas vital y mas libre que la voz de a diario.

Tenga un Buen día Vir.

Rain dijo...

Espero que L encuentre esas hojas...

:)

gracias.

gracias.


gracias.


Y que tenga asimsimo un buen día :)

Tautina dijo...

Es aburrido ser siempre simpatica y es aburrido estar siempre sola. La única diversión de todo esto es que puedes ser tu misma (aunque eso desconcierte al mundo) sin morir en el intento. El gran Magritte lo sabía.
Un cariñoso saludo.

Rain dijo...

Ah, sin los 'siempre'.

hablo de la soledad como estado interiorizado.

:)


Un cálido salute.

nacho dijo...

En las tardes soleadas también hay matices que invitan a vivir o a morir.

Rain dijo...

Sí, los recuerdo, y sin embargo me quedo con los matices.

:)

Aura dijo...

También sonrío ante ese cuadro.
A menudo me pregunto sobre la libertad que nos queda después de encerrarnos en esa jaula. Y me respondo que la libertad consiste en elegir, aunque las elecciones cierren un poco esa puerta.
Pero yo me siento bien ahí dentro.

Un beso grande Vir&.

Nicho dijo...

Los que le sacan más sustancia a la vida viven en una jaula de matices.
"Acariciad los detalles. Los divinos detalles." (Nabokov)
Saludos, Vir. (También para la bebita/bebecita)

Reaño dijo...

¡Ah, el alma de nostros, los terapeutas!

I dijo...

Terapeutas. Los conozco, uno de ellos me dijo que yo era un 'misterio de la mini urbe'. Una huevada que sonaba a ilustrado diagnóstico.

Oye, la bebita y sus 'gu' me enternecen. Sácate fotos con ella, y porfa pon al menos una aquí.

:)

charruita dijo...

Hola Vir!
Admiro tus palabras, porque son honestas. Ese es mi resumen sobre lo que siento cuando leo tus post. Y aunque a veces no entienda lo que escribis, lo que me daja es un sentimiento de autenticidad y con eso me quedo.

Saludos desde por aquí.

Kaco dijo...

Me sumo a la impresión de charruita, lo que importa es la honestidad al momento de darle al teclado.

Un abrazo

Anónimo dijo...

¿Ves? eres tan complicada que diplomáticamente te han dicho que no entienden nada de lo que escribes. Los pobres sólo alucinan algo de ti.

césar castillo dijo...

Hace tiempo no veo tu blog: me gusta cómo escribes. Es bello. La poesía no necesariamente es para la masa.

Di dijo...

Que decirte?
Los matices "Lo Hacen"

Di.

HIROSHIMA dijo...

CREO QUE UN "AGU" DE DORIA ES MAS CLARO Y HONESTO QUE LAS COSAS QUE ESCRIBE ESTA SEÑORA A DIARIO.

POBRE NIÑA, LA INFLUENCIA QUE RECIBE A DIARIO Y SU MADRE NI SE DA CUENTA.

Reaño dijo...

i: a lo mejor tenían razón...

Xoter dijo...

Cuando te atacan, me tiemplo más de ti.

La mamita de Doria te eligió para cuidar a su pequeñita. Sabe lo que hace.

¿Te gusta mucho Magritte?

Tengo un estudio sobre su pintura.

:)

En algún Torneo nos veremos.

Rain dijo...

:)


Si acaso fuera yo tan terrible...



***



Hey, no se tiemple usted por tonterías...

hiroshima dijo...

o de tontas...

Rain dijo...

de tontas acusaciones...


acusador qué labor la tuya, andar por aquí, pendiente de este sitio


pareces un chiquillo o una chiquilla de primaria, mismo infante en esa nota...

:) causa gracia

y zuuum.