13.5.06

De lo personal (porque sí...)


Yo vivia en el bosque muy contento
Caminaba, caminaba sin cesar
Las mañanas y las tardes eran mias
Y a la noche me tiraba a descansar
Pero un día vino el hombre con sus jaulas
Me encerró y me llevo a la ciudad
En el circo me enseñaron las piruetas y yo así perdí mi amada libertad
Conformate me decía un tigre viejo
Nunca el techo y la comida han de faltar
Solo exigen que hagamos las piruetas
Y a sus hijos podamos alegrar
Han pasado 4 años de esta vida
Con el circo recorrí el mundo así
Pero nunca pude olvidarme del todo de mis tardes, de mi bosque y de mí
En un pueblito alejado
Alguién no cerró el candado
Y era una noche sin lunay yo deje la ciudadAhora piso el suelo de mi bosque
Otra vez el verde de la libertad
Ya estoy viejo, pero las tardes son mías
Vuelvo al bosque, y estoy contento de verdad . . .

Canción 'El oso' de Moris Bibarent.

Lo personal es político.

Simone de Beauvoir.

Hablar de L es personal.

L.

Ella está en Nueva York, vive allá hace unos años (me parece una eternidad)

hablar de Jorge es personal, es mi entrañable amigo. Vive en Lima. Me enorgullece ser su amiga, me conmueve su amistad. Mi querido.

Juanita es mi amiga desde los tiempos de Lima cercada, del Perú atomizado extremadamente

es personal, recordar nuestras caminatas por la ciudad, y evocar cuando entrábamos a la otrora Filmoteca del Museo de Arte, y nuestras escenas en flash back. Nuestras vidas.

Es personal decir lo que siento y cómo lo siento.

Soy mamá, soy mujer, soy ser humano. Y sé que cuando me apeno, angustio a los amigos, y como me es imposible pagar a un terapeuta, hago mi propia terapia en noches de soledad, leyendo blogs.

Si lo pienso detenidamente, mis miserias humanas son montoncitos de retazos que boto para que no estorben mi camino. El quid está en que no vengan recicladas. Eso depende de mí.

Hablar de mí, de mi niño, es personal.

Mi niño vino de mi útero y más en retrospectiva, vino de mi vida, de lo que fui. Mi niño es mi vida, y sé que yo soy la suya. Y llegado el momento, su vida será un vasto horizonte.

Clac, la vida de cada uno, no es lo que uno quiere que sea, exactamente. Por eso somos contradictorios, paradójicos, infelices muchas veces. Expresarlo aquí, es personal, mas ya hace rato tomé conciencia de que es algo que se escucha, algo que incluso desgañita a alguien, algo que hace que otros blogueadores y gente que no bloguea venga aquí y comparta, aporte, o pueda disentir. Es algo que vibra.

Aquí va una canción que mi niño cantábamos mucho cuando él tenía 6 años. Y en versión de Daniel F. (cantautor peruano) que es la que más nos gusta.



El blog, sobretodo es gratificante.

Si alguien dice que quienes escribimos blogs, somos solitarios que llenamos carencias escribiéndolos, le diría que eso es una vaga aproximación a lo que hacemos muchos posteando. Yo escribo porque me gusta escribir. Me encanta que mis dedos se deslizen por el teclado, que lo que estoy escribiendo salga publicado. Y lo que me importa es interactuar. Cuando me encuentro con un comentario vislumbrador, me alegro. Cuando me encuentro con la calidez de un comentario, me alegro. Cuando alguien disiente conmigo y lo expresa inteligentemente (o sea sin agraviar, son vulgaridad, sin chatura mental) me alegro.

Y a veces me quedo perpleja, me río, me desconcierto, me vuelvo a reír.

Lo que me disgusta, si caso puede decirse que me disguste más de unos minutos, es la idiotez con ínfulas de protesta descarnada. Sí, eso. Y como digo, a lo más, por unos minutos, y de un tiempo a este, ya ni eso.

Me he curtido.

Eso también es gratificante. Eso me lo ha dado el blog. Eso me aligera, me quita densidad, y al solemne enojo lo siento como a un remolino que dejo ir. En realidad el remolino se va, es como si huyera despavorido, como si fuera un minitornado que tiene conciencia, al que le molesta mi risa. Y se va. Se vaaaaaaa.

Eso me ha dado el blog: la capacidad de verme a mí misma, de afilar el humor, de ver mñas allá, de cuestionarme, de enamorarme platónicamente algunas veces, de desenamorarme, de reflexionar sobre romances intrascendentes, sobre instantes memorables, de pensar más sobre lo que me faltaba pensar, y de decirme incluso: hey, ya no pensaré mucho y haré como dice César, ir a la acción.

Eso me ha dado el blog: las voces, los sentires de gente interesante. Rostros avistados por mí desde este puerto. Rostros amables, meditabundos, concentrados, apenados, maravillados, encantados, sonrientes, angustiados, revelados, ansiosos, perfilados en sus historias, rebelados.

Creo que si contara con alguien a quien quisiera como mi spleen humano, eso no impediría que siga escribiendo. Que escriba sobre lo que me remueve, una calle, una mirada, un suceso, Doria, las palabras de mi niño, una película, sobre gente que conozco, sobre lo que me resulte estimulante o terrible, algo que necesite describir o abordar en instantes poetic. Siempre habrá algo y el 'siempre' será potente en su dimensión luz o en su rutina de ciudad caótica.

O sino Di, tú que sabes de amores en tu carpe diem, dime qué te parece lo que pienso, eh.

Que la rajadura de algún espíritu violento me 'llega' como se dice in veritas, vox populi.

Que es gracioso, en realidad.

Que gracias, por la ruindad de los desgañitado, que me torna más que nunca con el spleen de canciones como ésta, especialmente como ésta, de 'Madrugada', una banda noruega alucinante.

He dicho.






Para Luis por aquella noche en la que vimos la peli de Takashi Miike.


14 comentarios:

IGGIX dijo...

una inteligente manera de retroalimentarte
me gusto madrugada
saludos

Rain dijo...

Hola Iggix, sí, Madrugaad es una de las bandas que actualmente, creo es emblemática. Ah, gran banda.


Iggix, disculpa las involuntarias erratas. Por ejemplo la del final en que debería decir 'la noche en la que vi la peli...'

y es que por los videos, hay una vaina que me enreda para republicar y la única manera era hacerlo en una nueva entrada, mas vi tu comentario y ya no lo he hecho.

Un muy cálido salute.

kanita dijo...

que sinceridad tan bonita.

glup

Rain dijo...

Ay , sí, glup
y recontra glup.

I dijo...

Tu spleen humano.

Así que te sientes así,
sería bueno que hablemos.

Con el oso, me vuelvo niño. Chibolo, pues.

Hiroshima dijo...

Feliz Dia de la Madre!

JA

JAJA

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA...


Hiroshima

I dijo...

Oye Vir&, pasándote la voz por esta vía, porque en este momento puede ser la más operativa. Unos patas han manyado una peli de Miike que te aseguro no has visto.
Comunícate pronto.

IGGIX dijo...

se me hace q como cuando veo una cicatriz sobre una suave piel...

Tzarel dijo...

Esa noche por ignorancia no fui a ese Festival. Estuve de paso por allí y me lo perdí. Madrugada ha asimilado los sonidos originales del clásico rock y les ha dotado de su propio sello, pleno de sombría catarsis.



La maternidad le da experiencias a las mujeres, que una intelectual sin hijos desconoce. Para una intelectual, sus hijos son lo que plasma, sus obras, pero es distinto. Jamás sabrán cómo es la violencia del útero y los días post alumbramiento, toda una vida signada por haber traído un ser al mundo.

Di dijo...

Recién llego , de qué?, de donde?, de momentos, de nutrirme de explotar, de tratar de ser diferente, de hacer diferencias, regreso a mi cuartel de media temporada..a leerte, me saco el disfraz de "persona normal" y me disfrazo de Di, y siento a través de ella, beso a mi angel durmiendo y soñando conigo seguramente...que arrogancia la mia!!!
y me siento nuevamente aquí, frente a mi pc, y leo, escribo y leo.
Tenia pensado un post a la madre, a mi a ti, pero mi día de mas tarde hará los honores... y me digo, ya habrá un mejor momento para esto, mientras me tomo mi segunda copita de pisco quebranta.
Esta será una larga noche.

Di

Di dijo...

Se te ha pasado por la mente jugar en este cyberespacio al juego de los cadáveres exquisitos?....
Si Mallarmé nos viera...querida Vir...,si solo nos viera...

Di

Reaño dijo...

Hola Vir&, si puedes escríbeme un correo... mi mail está en mi perfil.
Un gran abrazo y felicidades hoy...

Zuriñe Vázquez dijo...

Los blogs son un gran arma para aquellos con una fuerte necesidad de escribir. Es una manera de impulsar esa ansiedad. Y además, lo mejor con respecto otras generaciones, es que interactuamos con otros escritores que están muy lejos, la comunicación se hace cercana, de vecino a vecino. A mi me ha supuesto escribir de una vez, porque no me decidia. Me da un poco igual si me leen mucho o pocos. Lo importante es hacer lo que quieres y decir lo que sientes. Es el paso posterior a la lectura, es consecuencia misma. Porque sin escribir puedo vivir pero sin leer no. Un abrazo

Swerch dijo...

Felicidades por el Blog

Felicidades por ser madre y estar orgullosa de ello.