3.4.06

Si los niños aprenden a pensar

Amados niños. Que amen a su país. Que conozcan su historia. Que se sientan orgullosos de ser peruanos y se jueguen la vida por lo que aman.
¿Eres ajedrecista? en el tablero está tu lucha y tu fé. Ea, amado niño, el ajedrez es glorioso.
Adelante, allí está tu vida.
¿Acaso la demagogia sabe de amar y pensar amando?
Los demagogos pueden engañar a la gente que necesita creer en algo, mas nunca engañarán a los que conocen qué es la política. Que es más que una masa de gente interesada en lucrar con las esperanzas.
Políticos y políticos por doquier.
Y a la cabeza de las encuestas un individuo que se hace pasar por un héroe, alguien que fue adiestrado para torturar.
No creo en los torturadores, no les veo como gente capaz de ser generosa, realmente. Si le educaron para la vileza, no creo que se desprenda de ella como si nada.
Niños amados.
Pienso en mi hijo, pienso en los niños de mi país. Y una oleada de sentimientos mezclados eclosiona en mí.
Doria bebita. Al niño. Pienso.
Niños amados.
Niños que aprendan a pensar. Niños que distingan entre los gestos malignos y los generosos.
Niños que rían, que tengan un humor certero, inteligente, fino, fuerte.
Niños amados.
He estado reflexionando acerca de lo que dije sobre la Señora Villarán. Llegó un momento en el que me sentí molesta conmigo misma por haberme expresado de ella, con cierto desdén. Admito que eso fue injusto. Lo que pasa es que no confío en ella como para darle mi voto. Darle un voto que hace varios procesos electorales, no le doy a algún candidato.
Lo que pasa es que si lo pienso más, es digno de ponderación que alguien se preocupe por los policías para combatir la corrupción que hay entre ellos. Y la labor de Susana Villarán se proyectó a ese punto.
Es que en realidad lo ideal sería que no existieran policías, lo ideal sería que no existiera esta sociedad tal cual es. Y admito que es una utopía, pensar eso. Utopía inmensa.
Niños amados.
Actualmente las ideas liberadoras están en un abanico. Los pensadores que han desarrollado interesantísmos cauces en el pensamiento están allí, en los libros, en internet, en la posibilidad de nuestros cerebros. En la potencialidad de las nuevas mentes.
Niños amados.
Creo en ese magma, todo lo que nace de un niño, de una niña, amados que aprendan a pensar.
Creo en eso.
Y por eso estoy viva, mi niño, hijo mío.
Para Doria y Al, mis queridos.

5 comentarios:

Reaño dijo...

Querida Vir&:

tu hijo crecerá en un país que forjaremos, no sólo con anhelos sino con la acción concreta de la caricia ante nuestros hermanos...
tu hijo conocerá la lucha de su madre por hacer a través de su pluma la visión de la libertad.
Nuestro país, tantas y tantas veces traicionado merece que sus ojitos que hoy despiertan a la realidad vean el esfuerzo de sus mayores.
Porque nuestro es el mundo y su destino. Porque la libertad puede ser enseñada.
Hay esperanza en eso.
Y yo lucharé a tu lado, Vir& desde donde sea, porque ese país donde tu niño ve los primeros trazos que recordará siempre sea un espacio donde sonría... aún cuando la hora del bastón y la espalda encorbada llegue.
Tuyo
Ernesto.

Rain dijo...

Te dije alguna vez querido amigo que lo que no imaginaba es conocer vía blogs, gente como tú?

Me emocionan tus expresiones y las atesoro.

Llegará el día en que nos conozcamos y nos demos un gran abrazo.

:)

césar castillo dijo...

Hermoso. Aplicar.

IGGIX dijo...

y sucedio...

Anónimo dijo...

no me creo nada de la parafernalia adornada.De ilusiones vive el hombre.