25.4.06

Lo decepcionante y lo exitoso

En sociedades como la nuestra en donde el neoliberalismo es su soporte ideológico y económico, el exitoso es en general aquel que tiene dinero para moverse y hacer lo que quiera. Ser exitoso en esta sociedad es ser bonito y gustar, hablar bien de lo que sea, o dar esa impresión: la exitosa simulación.

Lo decepcionante es no tener esa gracia esperada, no estar al día en lo fashion, e intelectualmente no estar a tono con lo novísimo, ir contracorriente.

Me simpatiza la gente que no gusta a muchos y gusta a pocos. Y que esos pocos son no precisamente elitistas en lo que hacen, mas si son gente talentosa, clara, desprejuiciada, desasida de lo que implique ser 'popular' o exitoso.

Un ejemplo cercano: lo que he visto del cine de Takashi Miike, me gusta porque es precisamente alguien que experimenta y al que no le interesa 'gustar' . Por eso, las reacciones del público que ante su propuesta se alejan. Miike ha hecho lo que no se esperaba de él.

Es como una contrariedad que Miike lanza en 'Ichi, the killer' y por eso , sin que eso implique que sea yo una fan del cine 'gore', aprecio a Miike, y le aplaudo. Encuentro su cine, en praxis de ruptura y no por ir contracorriente a la deriva, sino con sustento, riesgo, y a ese riesgo en este caso le veo productivo, en su opacidad, es un riesgo plausible.

Esta apreciaciones han madurado en mí hace un tiempo. El tiempo en que llevo escribiendo aquí, en el que he conocido blogs sumamente interesantes, de los que sigo nutriéndome y a los que pienso dedicarles más de mí. Eso es en un plano,y en otro, están blogs lúdicos, personales, llenos de humor y talento. Hay blogs que albergan muchos comentarios y otros que son como libros abiertos, donde la huella implícita es la lectura de uno, de dos, y de cientos y cientos de personas. Personas, individuos, seres, que entran a los blogs y los leen concentradamente. A veces no son cientos los que leen con profunda atención, sino unos cuantos lectores. Ah, carísimos lectores. Maravillosos.

Personalmente me está fastidiando que me aborden en el blog para hacerme declaraciones en las que se supone 'gusto' mientras que otros se desgañitan disgustándose conmigo. Y eso me ha llevado a cuestionarme: lo que escribo es personal y en esta tónica , ¿acaso he hecho mal en contar mis inquietudes, escenas de mi vida, y más?

Escribo lo que me provoca escribir y no tengo por qué arrepentirme de ello. En mí hay una ausencia de arrepentimiento por el acto de escribir.

Si llegan comentarios discrepantes, encuentro interesante que sean propiciadores en ampliar horizontes. Eso es lo más lúdico. Esa es la prolongación del goce de escribir en el blog. Recuerdo que han habido ocasiones en las que a raíz de comentarios discrepantes, el debate me ha llevado a fortalecerme en lo que creo o bien a escudriñar aristas y a cuestionar algunos puntos o clarificarlos, porque ¿acaso debería tener yo siempre la razón?

Si me dicen que soy exitosa en el mundo de los blogs, lo asumo de una manera cautelosa. Ser exitoso es sospechoso en sociedades como la nuestra: yo sólo quiero ser alguien que hace lo que siempre ha querido : escribir y escribir.


10 comentarios:

J O dijo...

El éxito es amigo ambiguo. Gracias por describirno a los que leemos con atención, me siento elogiado, vale la pena!

Reaño dijo...

Querida Vir: celebro tu regreso... Wilde decía que para escribir eran necesarias dos cosas: "tener algo que decir y decirlo"... a eso agrégale el talento tuyo et... voilà. Los escritos son como la vida: nadie te quita lo "bailao".
Un gran abrazo en esta vuelta y escribe siempre para ti, siempre... el resto... pues es el resto.
Ernesto.

Lobito dijo...

No creo que el éxito esté sólo en función al resto.

Éxito es hacer lo que a uno le gusta, vivir como a uno le gusta y punto.

En ese sentido uno puede decirse "soy exitoso" sin un cobre en el bolsillo, caminando por una fresca tarde en una playa de piedritas.

Siempre leo a Juana de Ibarbourou (mi preferida y engreída...) y desde que regresamos la Loba y yo no dejo de repetirle que somos "millonarios":

"Tómame de la mano.
Vámonos a la lluvia
descalzos y ligeros de ropa,
sin paraguas,
con el cabello al viento
y el cuerpo a la caricia oblicua,
refrescante y menuda, del agua.

¡Que rían los vecinos!
Puesto que somos jóvenes
y los dos nos amamos
y nos gusta la lluvia,
vamos a ser felices
con el gozo sencillo
de un casal de gorriones
que en la vía se arrulla.

Más allá están los campos y el camino de acacias
y la quinta suntuosa de aquel pobre señor
millonario y obeso, que con todos sus oros,

no podría comprarnos ni un gramo del tesoro
inefable y supremo que nos ha dado Dios:
ser flexibles, ser jóvenes, estar llenos de amor."

El éxito es con uno. Sino es un imposible (no se puede satisfacer las espectativas de todos, son infinitas) o un absurdo (si se lograra y uno no fuera feliz con eso... ¿eso sería un éxito?)

Escribe y punto.
Beso.

arrebatos dijo...

El único éxito posible es ser feliz.
Quizás ahí radica el problema, en que mi felicidad es distinta de la felicidad del que vive para amasar dinero, por ejemplo, o del que es feliz sintiéndose poderoso. Y esa felicidad, ese éxito, es el que nos venden los que son felices en el poder, pues el poder es suyo y lo ejercen en su propio beneficio.
Mi éxito está en gustar a los míos, en poder hacer lo que me gusta en mis pocas horas de ocio. Escribir, fotografiar, charlar con los amigos tomando unas cervezas, viajar de vez en cuando... Desde mi modesta versión del éxito, creo que lo he conseguido casi plenamente: me falta el libro y el hijo, pero eso sólo depende de mí.

Sir Faxx von Raven dijo...

hellcome back, srta vir&.

siga escribiendo, escribiendo y escribiendo. la exitación que ello produce es siempre mejor que el llamado éxito.

si se cansa, es usted siempre bienvenida a perder su tiempo en mi blog.

Rain dijo...

Jo, gratificados nos sentimos!

:) gran salute.




***



Ernesto, aquí me encuentras animada y agitándote mi mano vía ondas blogueras

:)


gracias.





***





Lobito, qué maravilla lo que cuentas. Te imagino muy, muy contento. Bueno, hombre, se te nota...

:)

Ay, si estoy como pez en al agua.
Y mis aletas se agitan y agitan...





***




Hola !

Yo diría que tu versión del éxito es gloriosa. Y allí vamos, sintonizamos en ella.

Yo daría la vuelta al mundo en 80 días con mi niño y mi gato.

(gatito que no tengo :)

laa alergias del asma con los gatos son severas.

Tendrá que pasar tiempo para tener un gato).


A ver si un día de éstos fotografias gatos. Alguna foto sui géneris.
Es una idea... :)

Tu libro, algún día, cercano, creo, contaras sobre él...


Salutes Arrebatos.





***



x c

ex ito excit

exacta la sutileza.


la aplaudo.


Gran salute Faxx.

(Y ya sabe usted que si voy a su blog es para disfrutar el tiempo, eh, y ya no le digo más...

no se vaya a sobrar usted...)

Eleafar Cananita dijo...

-"la semana pasada se compró un home theater, a los dos días se puso un televisor plasma de ocho mil dolares,y termino con un dvd player alucinante. además es un hombre exitoso"

(respuesta dada por mi ex-esposa al preguntárle qué tal persona es su pareja.)

PD: si esa es su felicidad supondo que ha de ser exitoso.

PPD: exito es casi sinonimo de felicidad de vida en mi diccionario de la lengua bifida.

:)

Rain dijo...

En la madrugada fueron Job, Ruth y Klimt.

Y quieres el monotrema.
Me gusta la palabra: monotrema.

Hoy pensaba en klimt, luego en Magritte
inspirándose en Ruth y en Job. La locura.

Ahora la lengua bifida me resulta alucinante y ya la imagino...

Y el monotrema, el hombre exitoso, una lata el tipo, de veras, también lo imagino.

Me gustaría ver al cananita bailando en su cumpleaños, con el monotrema.

Ay, el monotrema...

Lobito dijo...

Cananita, me has hecho reír tanto!

Realmente. Tanto tanto... que me dan ganas de abrazarte.

chocoadicta dijo...

Hay una clara diferencia entre el éxito un la fama, supongo que por la fama eres conocido por el éxito eres respetada. Porque el éxito está en hacer lo que te gusta independientemente de que a los demás les guste o no, el éxito en esta sociedad es ser feliz como dice arrebatos. El resto son adornos que brillarán más o menos según el día...
(este es el post que te he comentado en el mensaje :), me alegro de reencontrarme con él :) )