6.3.06

Cosas antiguas y tú


Te veo en las cosas antiguas con tu sonrisa de cinema en blanco y negro.
Eres lo que la desesperación jamás develará.
Un rocker extraño que camina por la ciudad con sus dibujos oscuros,
tan oscuros como tu mirada espada
y el tiempo se convierte en el vaivén de los cuentos filmados o nuestras vidas escena por escena
plano por plano y la cadencia suprema es tu ritmo
deslizado en las cosas antiguas con la violencia de tu espiral
la que descubrí una noche de inquietud extrema mientras
elevabas tu mirada como si contuviera en sus pupilas el oceáno y la ciudad o sea el sueño.
Cuánta cercanía tuya y la belleza de las cosas antiguas brilla en ti o el rayo verde que Rohmer soñó sale de tus ojos, siempre de tus ojos.
Y si todo se convierte en recuerdo, o en film extraviado, algo demasiado hermoso quedará y nadie lo borrará.
Pátina negra, deseo negro, ciudad espuma o el recuerdo.
Foto de Manuel Álvarez Bravo.

6 comentarios:

Rain dijo...

Cuando trabajé con un anticuario, aprendí mucho sobre cosas antiguas. Es un mundo de laberintos.

La combinación entre cosas antiguas y modernas en una habotación o una casa es algo tan deseable.

Rain dijo...

Bien, ¿por qué reprirmirme las ganas de escribir o de comentar? si a estas horas no hay nadie al otro lado con intención de dejar un comentario, yo me lo dejo sola y sí me acompaño...

Hay un sitio en Lima que no es claro, como el mercado de Ls pulgas en París, ni como esa granferia en un Parque de Buenos Aires, donde destinan un sitio para vender cosas antiguas.

Este sito es llamado 'la cachina' o 'tacora'. Hace tiempo no voy por allí. antes de las 4 pm. en días de semana, se supone que no dbe ser transitado porque sino el osado que lo hace puede ser violentamente asaltado. Eso en días laborables. Los sábados y domingos hay unos cuantos policías que bordean la zona, que hace poco estaba hecha una gran zona de tierra sin asfaltar porque toda la periferia es lugar de construcciones y aún no se han asfaltado las pistas. En esta zona se vendían -supongo qye siguen vendiéndose- objetos robados o rematados en sus lugares de origen.

¿Quñe es lo que yo recuerdo como algo bello bello que haya adquirido en esta zona? Veamos...

....


...

Ah, botella azules eléctrico, todas azules. Una botella turquesa que parece una bola de adivinadora, mas ve eque nbo lo es porque tiene su pico cilindrico. Es una botella preciosa.

Una especie de pequeño baúl, dodne guardo postales. Tantas... de países, euriopa, lugares, gente...

Otros objetos se estroperan por las polillas con las que vinieron como ese banco con cinta de bronce, un banco de restaurante, o de bar. Era una banca de barra, circular y repujada en cuero marrón...

Un libro de Dalí, hermoso que en tiempos durtos, tuve que vender...

(cara triste)

y si me dtengo a pensarlo... como que me robaron un somberito en verano. Era un aprendiz de ladrón que pasó corriendo y en vez de atracarme o de vaciar mis bolsillos, zas, se llevó mi sombrero...

charruita dijo...

en Montevideo, existe un maravilloso lugar llamado "La feria de tristan narvaja" me pone triste recordarlo, porque no se si volvere algun domingo de mi vida a caminar esa feria, a comprar antiguas cosas, a comprar libros usados, anillos viejos, lentes redonditos...
me duele a veces recordar lo que era mio y no puedo volver.
Tu post me llevo hasta alli.

Erika Almenara dijo...

La ausencia y los recuerdos, cómo golpenan cuando ya no hay nadie...

IGGIX dijo...

es q quizas el sombrerito lo necesitaba para regalarlo a su madre q viajaba como espalda mojada hacia usa...y es q en ese desierto hace mucho calor y el sombrerito de verano era una pieza muy util

Sir Faxx von Raven dijo...

oh yo recuerdo que ahí me compré un cuchillo stiletto automático, una hermosa joya. 25 lucas. también me compré mi primera "mochila guerrera", grande fue mi sorpresa al descubrir que su año de fabricación era de 1945.

es fascinante ese mundo del pasado y es bueno siempre visitarlo, lo malo es que no se puede/debe ir a quedar a vivir ahi.