14.2.06

Mi padre en el desierto de Sonora y tú, cerca

Estás muerto y te ríes. Estás lejos y suenan las voces de los que se esconden y braman
es algo demasiado vulgar como para contarlo y tú estás muerto
¿por qué lo que uno más ama se muere sin la posibilidad de oír al pájaro que cante puramente?
pureza por pureza y decepción
como el chico enamorado que conocí entre la nieve y Sochi
y el primer golpe de cinismo cuesta: se lleva mi rosa de metal y tu cara dibujada en papel transparente
los fantasmas huyeron con el día y esta crepitación constante
clac, te amaba el rocker en la hora pertinaz de los deseos,
mírate: tienes cicatrices en la espalda y un lunar rojizo en el pecho
no importa, contesté y el sonido de mi voz se perdió en esa fosforecencia tuya
importa el recuerdo, como la voz de mi padre cuando oraba y decía mi nombre
mi nombre en un susurro y toda la constelación boreal le escuchaba
clac me río contigo y mastico un pedazo de manzana: la noche brilla
y desaparece el loco amor supurado, tus confesiones extremas y todo lo que escribes
erosión de amor volcánico y la extrañeza como vértebra curada
o la salud de los espíritus nocturnos en su zig zag y alucine
oh tú levantado con los ojos turbios en el alba y un mutismo de peregrino herido
y volteo la cara para verte cuando ríes y la hermosura es tu física erotic
en la noche de un miércoles de verano a solas a solas.

4 comentarios:

Ce dijo...

El otro día, creo que también era miércoles, escuché en la radio a dos locutores que bromeaban sobre la edad, y de pronto me di cuenta que este año cumplo 40 y de nuevo me llegó el miedo.

Desde muy chico supe que iba a morir y eso empezó a matarme.

Y algunas veces me pregunto no por el que muere, sino por la muerte que nos llega quitándonos la posibilidad de oír al pájaro que canta puramente.

Acaso todos tenemos desde ya, cicatrices en la espalda.

Querida Vir, disculpa, me puse melancólico de lo que puede pasar, no de lo que pasó, habré simplemente de sonreír, mirar la pantalla blanca y llenarla de palabras, o leer de esos miércoles de verano a solas a solas.

Te mando un abrazo y un beso y de nuevo una disculpa.

Rain dijo...

Mi querido Ce, nuca me pidas disculpas por sentirte triste.

Yo, ando en cavilaciones y abro mis cómics. Encuentro que hay historias que me dan señales cr´pticas y entonces quiero escribir...


Cálido salute.

Aura dijo...

¿Los muertos ríen? Pero a lo mejor esa mueca desfallece en cualquier momento, que paerece que va a caer de un momento a otro.

Besos :)

Rain dijo...

Aura, eres agudísima.

Celebro conocerte.

:)