2.2.06

Erótica de ti, erótica de mí

La compasión te quitaba el gesto amargo allá en la hora cero
cuando a solas escribías sobre seres perdidos para siempre
la inutilidad de la lluvia soñada
ilusiones, caramelos, manotazos de ahogado
falsedad de niño iracundo y tu gemido silenciado
en tu patio flameaba tu camisa roja y el verano tocaba tu ventana
sin darme cuenta comezé a amarte cómo se ama lo que
nos despoja y agita sin atenuantes en las noches y el alba
mientras que en el día tu ritmo se aquieta y en espiral se va
y yo te contemplo en la página que escribo para ti y en tu erotic acero
o en la mirada tuya que me llama desde antes de conocernos y desconocernos
cuando caminabas por tu soleada ciudad con las manos inquietas
y entrabas a las librerías tocando cada libro enamorado y enamorando
yo deseaba esas manos con las que escribes y no sabía que eran tus manos
las que mueven mis entrañas y mi tiempo
y en el desvanecimiento que sobreviene luego de la cabalgata de los cuerpos
te veo y te abrazo como si estuvieras cerca, como si tus ojos me amaran
y toda la rabia del confuso tiempo desapareciera
tú en la soledad desolada sin excusas
sin horizontecielo cuarteado
y el vendaval de tu sexo cae sobre mí tomándome silenciosamente
y yo en tu centro, tú en mi centro, revelados y limpios
nunca te querría si no tuvieras esas manos y esa mirada
eres agua y carnalidad en el deseo rojo
y yo soy la transformación de tus palabras
soy mi cuerpo abierto como templo, mi reino, mi cuerpo
tú y yo o la conjunción de los cuerpos en la estela y el equilibrio
atraviesas mi monte de venus, entro a tu deseo rojo, el baile de los cuerpos
aire que sale de tí y aleja toda sordidez y felonía
tu vaivén, mi vaivén y la desnuda belleza
erótica de ti, erótica de mí en la noche infinita
y la extrema hondura de tu mirada que me posee cuando mi mirada te posee
palpitando la canción, espléndida y exacta
tú, tus manos, siempre tus manos
y erotic
erotic el estallido.

12 comentarios:

El Enigma dijo...

Eso y muchas cosas mas...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

nells dijo...

"y yo en tu centro, tú en mi centro, revelados y limpios"

genial y muy expresivo, como siempre es un placer leerte.

Laura Hammer dijo...

Ha sido un paseo maravilloso el poder leerte. Salut!

Rain dijo...

Gracias, Laura.

David Saä Viccenzo dijo...

Al fin me descongestioné del mundo, he estado toda la tarde revisando tu blog... ya te comentaré la extraña evolución que aprecio. Te quiero, y te tengo muy presente. Un beso enorme.

-La Adelfa Blanca-

Rain dijo...

Yo también te quiero David.

Nicho dijo...

Las manos -para mí de las mujeres, las de los hombres me importan menos- son esenciales: "y yo en tu centro, tú en mi centro, revelados y limpios
nunca te querría si no tuvieras esas manos".
O sea, que unas manos antipáticas arruinan cualquier erótica.

Claro, cuando se recuerda a alguien se debe decir, bellamente: "cuando caminabas por tu soleada ciudad con las manos inquietas".
Saludos.

Carlos el hormigo dijo...

Qué excitante ;-)

Rain dijo...

Nicho. me refiero a las manos por lo que escribe, podríasn ser tal vez no 'hermosas', y es que eso no es lo central. Creo que no se ha comunicado la idea.... osea que me faltó ser más clara.


Ahora te he dedicado un post)

Chao querido Nicho.




***



Hormigo, sólo fluye... y escribo.


:) un grato salute.

Nicho dijo...

Vir, creo que lo entendí... pero yo me quedo con lo carnal siempre, soy un poco... bueno, para qué decirlo.
Saludos.

viollacea dijo...

Qué desparpajo
de sensualidad tan exquisita!

Ce dijo...

Querida Vir:

No podía dejar de pasar a tu puerto, ayer tuve un día de locos y necesitaba comenzar este viernes con mejores cosas.

Esas miradas que tienen la capacidad de poseer, esas miradas que se te clavan, pero no como dagas, sino como rayos de luz, esas miradas.

Cuando te leí, y sé que no es así...

Cuando te leí, imaginé que esas palabras, sé que son tuyas pero yo las desvinculé por un momento de ti, sentí que esas palabras eran para mí.

No sé si yo las pretendo a ellas por necesidad o llegaron porque las esperaba, pero por un momento desee que alguien me las estuviera diciendo.

No me hagas caso.

Oye, linda Vir, que hermosa manera de terminar la semana.

Debo irme, pero antes te dejo, como cada vez que llego hasta tu puerto, un abracillo cariñoso.

Sigue, por favor, con tu erotic del estallido.