18.1.06

¡Viva la soledad!


"...Yo que estuve en el lado salvaje, digo que nunca pìenso volver..."
Cristina y los suibterráneos.
Enamorarme es mi alegría. Y la soledad no le es ajena.
La soledad parada en esa esquina...

Qué maravilla enamorarse con todo, ese compacto collage emocional
el cuerpo en celebración
y al mismo tiempo, preservar el espacio propio:
dormir en la cama sola, estirarse, tirar las almohadas, oh, bendita plasticidad.
Ah, es que durante este tiempo de mar/palabras...

Necesario stop
PAUSA
(subida a la azotea)

Algo no encajaba en las palabras: prendí un cigarrillo y entre la ropa flameando, la luna lejana, la luna cercana y las lucecitas de las casas de los cerros y los postes, pensé, pensé.
Vivo en una sociedad llena de hombres vanidosos, prosaicos, que rinden pleitesía a cualquier tipo de belleza. Y no es que sea yo la juez y ellos los acusados. Ellos se han sentenciado solos hace siglos y hoy escarban sus miserias con dulzura, amargura/ falacias y se justifican una y otra vez.

Hombres íntegros casi no existen. Mujeres íntegras hay, muchas.
En una sociedad como ésta, enamorarse es un riesgo, uno de los más incisivos y sin embargo, cómo la vida misma es un riesgo. Enamorarse es la sal de la vida.
Convivir nunca, porque significa partirse, quebrarse. He allí la más honda esquizofrenia, la de los sentimientos suicidados.
Madurez emocional: ah, qué argumento tan peregrino. Tan limitado, la mentira más grande y más declarada, oleada y sacramentada. Si compartes una cama, una habitación, una casa, una mesa, eres maduro emocionalmente y si no, eres un niño grande.
Y vendrán los hijos, las responsabilidades, la planificación.
O la mujer que tiene un hijo, para acompañarse y se desprende deportivamente del hombre que con ella concibió al hijo. Sí, eso sucede, más en los países del llamado primer mundo -otra lindura de denominación 'primer mundo'- y es el sumun del egoísmo, porque deja al hijo sin padre, porque con dinero y 'amor', el 'amor' de ella, bastará: eso cree o quiere creer.
Zarpazo. Niños heridos. Orgulloveneno.

Los hijos como vías de desahogo afectivo o como lazos para que el hombre permanezca a sus lados, sí o sí.

Soledad arpía. Soledad arpón.
Hey, mi niño amado, mira a a tu padre, mira a tu madre. Aún no sabes qué es la soledad.

¿Por qué amo la soledad de los días sin casa compartida?
(Hombre/ mujer . Mujer/hombre. Consumiéndose...)
La hospitalidad es el signo amable. En cambio, las jaulas casashogar son eso, sutiles prisiones, antiestética de los sentimientos.

Mi necedad consiste en amar la imagen del amor no culminado, mas no hay sojuzgamiento en este amor. He escogido la soledad y en ello no hay arrepentimiento. Ese es el problema de ser una desconocida para quienes apenas si leen lo que escribo y un día hallan un post que les parece gimoteador y me toman por una pobre mujer. Oh, pobrecita la que habla de soledad. Oh, hay que repetir sus palabras, y dilucidarlas, porque hay una esquizofrenia implícita.

Pirotecnia del mal sentimiento.

Decía que hay hombres prosaicos, demasiados creo. ¿Te consideras ajeno a este adjetivo? ah, es que también debería hablar de mujeres prosaicas, mas lo que veo de una forma alarmante es a los hombres acaracolados en sus espíritus. Y ya basta: en un apartado de reciclaje mental los dejo.

Qué delicia decir lo que pienso.
Aunque espante y aleje, esa soy.
***
Si leyeras lo que escribo me abrazarías, lo sé. Solo que el bólido tiempo nos alejó.
***

La soledad impuesta es mortal. Esos seres que viven deambulando entre sombras y desamor.
Oh, soberanía, ¡que viva la soledad con música y cine, libros, paseos y mar!
Hielo pensamiento no te rompas, fortálecete, que te necesito. Fortáleceme.

Si quieres mirar eternamente la cara de tu bienamada, cuídate del abrazomuerte. Si quieres ser un solitario, estás perdido, el solitario es no es. Oh, Hamlet de la locura y el entendimiento, ven. Y tú, Burroughs, orgulloso y sensual, terrible eres, mas nunca prosaico.
Stephen Hawking, qué hermoso te ves en tu libertad irredenta.
Y tú, que creas y no usas tus creaciones para capturar a nadie, sino para elevar y convocar o golpear el corazón para que sepa de mundos intensos, abre los ojos y vete. Allá donde la retórica sea como polvo en el tiempo. En el bólido tiempo.


Vete y sigue creando, estás vivo. Estás viva.

Estamos vivos, y si pudiera volar ahora mismo, estaría en la punta de la Torre Eiffel gritando: '¡Viva la soledad!'.

Ilustración: Oswaldo Moreno.

***

EN LA NOCHE SE ESCRIBE

con algo de muerte.

Y por eso el exceso, y la beligerancia. Sin embargo todo es sinceridad y no aspaviento.

Desnudez.

Y antes de dormir, abrillanto los ojos para tener un buen sueño. Algo sublime, quizás

o si no la simpleza de la niebla que abre el paso a cierta serenidad...

***

A las mujeres solas, suelen verlas con desconfianza, o si no como 'presas' fáciles. Basta decirles palabras doradas. Sí, bastan, más no encubiertas de hiel y dulce barato. Las palabras deben ser tan sinceras que la tierra tiemble al oírlas. De lo contrario son nada y sólo seducen a las incautas...

Las palabras , las palabras..

***

Lo ideal sería soñar con naves espaciales y cielos verdes rosados, y luego llegaría alguna canción hermosa y en el sueño alguien agitaría sus alas por mí.

Y yo escucharía ese aleteo, reclinada y feliz.

15 comentarios:

Rain dijo...

El punto de los hijos es álgido...

Casi siempre, los hijos son lanzados al mundo, por accidente.

Primer inconveniente, viejo Emile...

***



¿Acaso debí escribir en términos más científicos?

¿más precisos?

Dije en otr post que debía escribir con jeroglíficos...


Dibujaré una especie de caligrama mental. el alucine. Estará en papel...
coloreado.

Rain dijo...

Y agregué
EN LA NOCHE SE ESCRIBE...



***
y podría seguir.., sólo que más tarde será una mañana movida :)

El Enigma dijo...

Siempre es necesaria un poco de ella que cae como balsamo para el alma de vez en vez...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Carmen dijo...

Has sido elegida!!!
Mira mi blog
;-)

digler dijo...

unas gotas de soledad en un vaso inmenso de vida cotidiana ¿qué sería de nuestras vidas sin ese sabor dulce y amargo?

corpz dijo...

la soledad es bastante buena sobretodo para los momentos de creación, o en todo caso para alimentar esa desesperación por no saber qué hacer y de igual manera te permite ver un camino, -sea cual fuere- para continuar creando.

Rain dijo...

Enigma, yo veo a lsa oledad inherente al ser humano, sólo que se hace latente de diferentes formas. Se abraza la soledad creativa, se descarta la soledad amatgfa, se lucha hasta dodne sea posible contra la soledad impuesta.


Salutes :)




***



Digle, soledades: elije la que te sea benéfica y ha ser más que gotas...
¡qué dices?






***


Corpz, con esta soledad potenciadora me voy ... con esta soledad potenciadora te veo.


:) un cálido salute.










***


***




Carmen, grax de todos modos.

No Resuelvo cuestionarios. Por favor, ¿me comprenderás?

A muchos les encanta resolverlos..



***

Alexis Didier C. dijo...

-GRACIAS por el comentario...;
-¡Feliz con tu visita y con tu posible vuelta...!!

- ¡Que nada te detenga...!!; sigue escribiendo desde el corazón, y con esa sinceridad salvaje y despiadada que tienes...




-(No pude encontrar tu correo...;no me quedó otra que poner aquí mis agradecimientos)



Saludos...
Alexis Didier C.

Rain dijo...

Alexis, fue hace tiempo que me compliqué más dé la cuenta...

:)

si alguein como tú entra a los posts y me dice lo que em has dicho, sé que soy escuchada... y bueno, esa es una sensación grata,
compañía tuya...

Grax y sigo ...

a leer lo tuyo... :)

Carmen dijo...

Por supuesto vir!!!No te preocupes, me basta con que te pasaras por mi blog y me hicieras una visitilla.
Totalmente disculpada guapa!

;-)

Rain dijo...

Gracias.

viollacea dijo...

La soledad con su halo de calma y sociego alimenta más, mucho más.

Rain dijo...

Sí, delicada Viollacea
con esta soledad, se puede saltar sobre el tiempo.


:)

***


Mi bici está tan trajinadita, la bendita ... al pasear pensaré un isntante en Viollacea, caminando por las calles de Trujillo.

Lobito dijo...

Eres como un remitente desconocido que me conoce muy bien.

Recibo tus cartas con ansias terribles, al punto de parar en cada esquina, cada par de horas para echar amarras en el puerto y ver si hay mensajes que no son para mí.

Pero me los apropio. Con el mismo amor, con el mismo miedo, con la misma dulzura de que si lo fueran.

Espero no te importe el robo.

Rain dijo...

Lobo,

así como tú, cada quien recibirá lo que escribo, como quiera y si se ve identificado en algún post, jamás me molestaré por eso.

:)