6.1.06

Buscando el Bar Quimera

Después de la migración de los cananitas, Refeliel se quedó màs solitario que nunca. Extrañaba a su lìder, EleafarCananita El Magi, quien había edificado las màs hermosas casas esfèricas rodeadas de murales que él mismo habìa pintado con sustancias elaboradas en su Taller de Alquimia.
Eran los tiempos del Segundo Gran Vìtrolio, la era de los megacinemas y los bailes. Refeliel sabìa que si no ubicaba a su
líder, perdería la oportunidad de viajar a la ciudad donde vivìa su pequeña hija. Solamente Eleafar conocìa el secreto que fue sellado para proteger a la niña en los perìodos cruentos, cuando las bombas caían en Rodessa.
Caminando por esa playa misteriosa, se dejò
envolver por
el cielo verde y caminó varios kilómetros hasta la caìda de la noche, en medio de sonidos marinos y recuerdos. Lo de siempre: la cara de su hija como un astro o una princesa, la de los cuentos que su madre le contaba en su infancia. ¡Oh, aleluya!: alguien sabrìa dònde estaba el Bar Quimera,
el lugar en el que otro cananita bebìa preciosos lìquidos, alguien que le darìa sin dudar las señas de Eleafar, su acompañante, su leal seguidor y compañero.
A lo lejos, avistó los resplandores de la ciudad matinal y con el cansancio copando su liberado cuerpo, siguiò hacia la Gran estaciòn del megametro, en busca del Bar Quimera, donde de paso vería aquel film en el que alguna vez actuó.
Las estrellas desaparecieron totalmente y la luz verde le cayò puramente sobre la emocionada faz. Ningùn androide le arrastraría otra vez hacia la guerra.
Buscando el Bar Quimera, soñaba despierto mientras la verde luz se instalaba en sus ojos.
Ilustraciòn: Moebius.

10 comentarios:

Rain dijo...

Eleafar Cananita El Magi, sorprendentemente estab en el Bar Quimera, cuando Refeliel entrò...



:)

Anónimo dijo...

PARA QUE NO TE PIERDAS EL POST

¿QUIEN SOY?

ADIVINA.

CUENTO: "NO SE LO DIGAS A NADIE" ¿YA...?
HAY ALGO QUE OLVIDÉ COLOCAR EN ESTE POST: ESTE TEXTO ES UN INTENTO DE HACER FICCION EN PRIMERA PERSONA. QUIERO SABER, Y QUIERO TENER OPINIONES CRITICAS SOBRE MI PLUMA.

A mediados de secundaria se publicó el libro "No se lo digas a nadie" de Jaime Bayly y recuerdo que causó una polémica inmediata en los medios ¡Oh Dios! decían las madres cucufatas, las lloronas de las misas, todo el mundo limeño se escandalizó. Jaime ¿cabro? ¡No puede ser!... Pero si es el "terrible", "El niño terrible de la televisión", el que se atrevió a preguntarle a Alan García si había estado recluido en una clínica psiquiátrica.

Fue todo un escádalo. Mi colegio no fue ajeno. Por allí se filtraron ejemplares piratas, de "20 soles". Todos los de la promoción leímos el libro -escondidos entre clases, en los recreos, con mucho miedo-. ¡Era yo!... ¡SI!... Me sentí identificado, sentía que alguien se atrevía a decir las cosas que guardaba, muy dentro de mí. En mi soledad, en mi mismidad.

Pero ese libro, de la misma manera que me ayudo al darme consuelo, me causó mucho daño. Me jodieron todos, -ya saben- en plena pubertad. Yo, bisexual o gay (no lo sabía en ese entonces), caí en el terrible estereotipo. Me decían Joaquín Camino. Ojo, jamás he usado drogas, no las necesito. Respeto a quienes las usan, pero prefiero la cafeina. Mis amigos o ex amigos de entonces fueron muy crueles, eso me hacía parar con un grupo de chicas que eran más sencibles a mi dolor, más comprensivas que esas personas que ahora, me causan lástima.

Mi madre y mi padre, muy parecidos a los Camino me aterraban, tenía miedo que descubrieran el libro bajo la tapa de un cajón de mi cuarto (Cuando los otros chicos tenían miedo que les descubrieran sus Playboy). Que me gritaran, que pensaran que estaba enfermo, sidoso o peor, que sea un pervertido y sabe Dios qué cosas.

Mi vida en el colegio -no recuerdo bien si fue saliendo o estando en el ultimo año de secundaria- se trastocó cuando salió la película. ¡Horror! Cristhian Meier besándose con Santiago Maguill o con Giovani Ciccia... CALATOS. fue el escándalo del año. El chisme de la década.

Los "compañeros" de colegio me cantaban "El amor después del amor". imagínense qué habría sentido.

Esa fue una etapa muy dura, sentía que en la calle me observaban, trataba de caminar diferente, pensaba que las personas creían que estaba enfermo. Estaba totalmente paranóico. Hice un personaje de mí mismo, más masculino, más rudo, intenté hacerme el gilero barato, el Don Juan de mi círculo social.

Era una terrible mentira, una payaso mal maquillado, creía o quería creer que haciendo eso me curaría. PERO... ¡NO ESTABA ENFERMO!. ¡NUNCA NADIE ME LO DIJO!. Sólo la iglesia y algunos psiquiatras de medio pelo decían que era una patología.

Luego del dolor más grande de mi vida que duró muchos años, pude aceptar mi bisexualidad. Pero fue muy, pero muy cansado, agobiante, terrible, una de las peores experiencias de mi adolescencia.

Luego contaré sobre mis ex amigos y mis ex enamoradas....

Rain dijo...

Algo: un detalle que te faltò.
Tù pides que opine sobre tus pesares escritos y no tienes la gentileza de dar una apreciaciòn sobre lo que he escrito.

Muchacho, me causò una impresiòn positiva, lo que leì... en fin, no puedo ser màs explícita :)


Salutes.

pd. en poco minutos puedes sacr tu blog. Ah, si acaso tu intenciòn fue bromear, la verdad, es que tu estilo para ello es nulo.

Laura Hammer dijo...

sabes que iba a comentar sobre tu párrafo del cielo verde, cuando tropece con el "comment" de líneas arriba y me quedé pasmada. ¿¿¿Bisexualidad??? un tema tan trillado habia acaparado mi curiosidad morbosa...Mea culpa, lo acepto.

Rain dijo...

Ah

Eleafar Cananita dijo...

hola vir&... oye... me has dejado perplejo..

:)

voy al bar quimera a buscar mas historia
...ya vuelvo :)

Eleafar Cananita dijo...

oye vir&... me cuentas más del segundo gran vitrolio? me escribes? si? :)

Rain dijo...

Eleafar :), te escribirè...


Ahora sì tengo sueño, tuve un dìa trepidante...

:)

***

Viste? eres inspirador.

El Enigma dijo...

... alla nos vemos.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Rain dijo...

:)

Enigma en el Bar Quimera,

yeaaaahh.