18.12.05

Papalote, triciclo y mar

Volaba el papalote que tú, mi nene lanzabas riendo y esa luna era nuestra

con tu capucha de lana eras el angelito pedaleando su triciclo
y ese olor marino me recordaba el renacimiento de los deseos

aquel muchacho con su casaca agamuzada y sus libros venía a visitarnos, el rocker enamorado
te regalaba origamis y canciones de piratas anables, hadas y reyes generosos,
tú tocabas el cielo en aquella azotea y regabas las violetas pequeño príncipe

yo pasé hambre a veces y tú no lo supiste, afuera la vida era demasiado dura angelito del tiempo gris

por tu asombrada mirada yo me iba a al mar a orar por mi violenta alma,
oh fronteras difuminadas de la rebelión

mi amado niño, cuánto sabemos de miserias y desvaríos
la ciudad devoró lo que vimos en esos días cerca del mar
la ciudad curó mi locura y la azuzó para amar la lentitud del tiempo

aun hoy veo aquella espuma levantándose sobre mi cabeza cuando oraba solitariamente.

Y tú corriendo con el papalote de colores venías hacia mí
angelito del tiempo gris .

El bólido tiempo marca el rostro de la finitud
fluye la soledad sin doradas promesas, fluye,

Y nadie canta para mí.


***




"El aire de tu voz soy yo..."
Lucybell


Llegué tarde a espectar 'Fosca' en la Casa de Yuyackani, y las puertas estaban cerradas, porque es una regla de oro en este local, impedir la entrada cuando el montaje teatral ya se ha iniciado. Además la Caferetería estaba cerrada y no había donde aguardar que la función terminara. Así que anduve por las calles de Magdalena, y vi otra vez a mi nene con su triciclo paseando por el Parque Principal. Aunque a donde más íbamos era al Parque de la Media Luna, que estaba cerca de casa y eso era en San Miguel. El parque, la periferia, el mar, y nosotros. Nuestros itinerarios eran tranquilos como si a pesar de toda la hediondez que se respiraba en los actos del gobierno corrupto de aquellos años, fuera posible caminar en paz.

Fuimos al Centro de Lima, Jorge, Marcello, Luis y yo y brindamos por los siete años de 'Ópalo', conversamos sobre la belleza, los gays afeminados, las mujeres masculinizadas, los prejuicios que también se sienten en el mundo del Teatro. Y yo que siempre he visto a los actores en su deshinbición corporal, de la que asimilé su libertad, he comprendido que ni siquiera en este mundo, es posible la existencia sin la estupidez de los prejuicios.

Noche feliz, sólo faltaron fotos. Una manera de conservar aquella fugacidad.
Cuando vea a mi niño, le contaré que el papalote de colores apareció en el recuerdocielo, el papalote, él, su triciclo y el mar.


Ilustración: Papaplote, por Artedigitalcuba.

6 comentarios:

corpz dijo...

siempre el mar ante todo, su inmensidad que nos deja encontrarnos con nosotros mismos y muchas veces que nos deja percibir akellas respuesta que flotan en el aire...

La nostalgia es dulce.

Saludos!

Rain dijo...

Y nunca faltarán imágenes para hablar del mar y de sus canciones..

:) Salutes.

Rain dijo...

Al,
cuando pregunta Al, ¿por qué hay sólo 2 comenatrios? le contesto: no sé, mas este post era para ti. Si sólo lo leyeron Corpz y tú, eso es lo que importa. Y el poste es esencialmente para ti.

Al y su papalote....

Rain dijo...

Se afirma que es preferible, que es recomendable escribir posts cortos . Así serán leídos: en la blogósfera se prefiere la rapidez, lo expedito.
.
.
.
.
.
.
.
.


creo que escribiré posts muy largos.

r dijo...

Leo y releo lo que escribes, o como dijiste alguna vez: asalto el cielo. Las riberas de este río mental me conducen aquí. Debieras saber que como yo, hay gente que silenciosamente viene a tu puerto y se queda aquí.
Yo solía volar papalotes en mi parque, mientras mi madre aplaudía, yo era feliz.

Rain dijo...

Hola r

Sí, ya te diste cuenta ...

Y comprendo a Lukas, lo que decía en su post sobre los comentarios...




Grax r, por dejar tu huella en el puerto, precisamente para este post,

a lo lejos veo al papalote volar
:)