27.12.05

El órgano más bello del ser humano

Luis Hernández, el poeta de 'Vox Horrisona' sabía de soledad y música. Era esplendente. Solía caminar por las orillas de las playas, amaba el mar, las fresas y dibujar como si fuera un niño. Él escribió 'Oración' , un poema al que acudo a veces para hablarle al Señor imaginado, al que flota por el universo como imagen molecular, la imagen al que oramos los perdidos.


'Oración'


Señor:
Tú que habitas
También en los fragmentos
Que quedan
Tras las terribles
Noches de los bares
Oscuros, en las moscas.
En los callejones sin salida,
En las llagas
Señor, no me oigas:
Oye más bien lo que resonará
En la Música
Arte purísimo
Que cercano
Desciende y llena
Si no el corazón
De otros, por lo
Menos el mío, porque soy pianista
Y no sé otra cosa
Además del piano
Y la soledad.

Luis Hernández
(Lima, 1941.
Buenos Aires, 1977).


Del hemisferio derecho de su esplendente cerebro salía la idea poética. Luis Hernández, solitario y hermoso caminando por las orillas del mar, escribiendo mentalmente acerca del pinaista que no sabe más que Arte purísimo. Luis Hernández orando.

Y mi amigo Jorge Luis al pie de su piano, en su habitación, concentrado en cada línea de 'Oración'. Notas musicales para el poema, imaginación en el mar de las ideas, esplendente en su instante oscuro. Él le dio las notas a este poema y en la radio del puerto, pueden ubicarla, antes de la Tocata y Fuga' de Bach.

Si me preguntan cuál es el órgano más hermoso del ser humano, sin dudar, contesto: el cerebro, el esplendente cerebro.


'Oración', poema de Luis Hernández y música de Jorge Luis Villanueva Bustios.

11 comentarios:

Jack Celliers dijo...

No está nada mal...

Feliz Navidad, y año, y toooodo eso!!!

Ludovico dijo...

Feliz Navidad, Vir adorada!

Rain dijo...

Jack, para ti igualmente, ché.
Que tus días y noches venideros sean aventureros y más...

:)




***






Ludovico, suave y alegre Ludovico, grax por el entusiasmo. Musical Ludovico, ya contarás cómo te fue en aquella búsqueda...

:) Chao.

Días de escenas nuevas...

corpz dijo...

pero asi como el cerebro puede contener belleza, su ambigüedad lo torna maligno y escabroso a veces.

Lo irónico es que esa naturaleza dual y sus efectos y conflictos, muchas veces se convierten en arte dependiendo de la persona.

Rain dijo...

Es ese acto creativo el que hace esplendente al cerebro, ciertamente y felizmente.

Pienso en lo gótico saliendo por las esquinas del cerebro, o en esas pinturas naif, que la idea alojada en el cerebro proyectó, alimentando otra y otras ideas, infinitamente... o hasta que la mortalidad cese.


Salutes Corpz

Eleafar Cananita dijo...

tu amigo jorge luis es un talento. Y a Luis Hernadez lo he leido de pasadita en antologia, o sea me declaro un ignorante en sus cosas. pero me gusta.

y si, el cerebro es bello con todas esas curvas y recovecos. pero al musculo bruto del corazón lo siento mas. y no entiendo como es que el cerebro no tiene consciencia de sí mismo, tal vez por ocupado, a menos suframos alguna contusion.

ay vir&... a veces hablo tanta pavada que ni yo mimso me soporto.

Rain dijo...

Eleafar, esta compu anda extraña. Recién puedo leer tu comentario.

Pensándolo, me haces ver algo: lo más bello no siempre es lo que más se siente
querido o interiorizado.

Sí así fuera siempre, si así fuera...


:) ¿estaré hablando pavadas?

Rain dijo...

Ah, Jorge ingresó al Conservatorio Nacional de Música con esta composición...

Espergesia dijo...

el mas hermoso el cerebro...quizas el mas util hay cosas mas hermosas (belleza) que el cerebro que luce nada fashion jaajaj estoy de joda, muackis, feliz año y todo eso como dice mas arriba.

zezé dijo...

=) mish... a veces es bueno orar aunque no crea en Dios... however... feliz navidad Vir& ... y un feliz año nuevo.. gracias por los animos.. =) .

Rain dijo...

Hola Espergesia :)

y yo insisto, es más bello el cerebro.
Tómale la placa mental y mira sus neuronas... Quisiera escribirte de largo sobre el cerebro y su singular belleza, y estoy en una cabina...

Hasta pronto Espergesia.



...





Zezé, sí , orar cómo nos slaga, orar y hablando de eso... ay, ando confusa. Stop, me ordeno:

listo.

Te envío un abracillo. Vuelvo más tarde. Y tengo tantas ganas de escribir, ahora justamente...