23.10.05

¿Recuerdas?

Mi querida L. estaba pensando en ti, ahora que Edith Píaf, canta 'Non je regrette rien'. Hago clik una y otra vez en la radio del puerto para recordarte diciendo que querías escuchar al 'Gorrión de París' y agitabas tu pañoleta para girar por la pequeña habitación. Yo andaba con J., el que sería el papá de mi niño y tú con ese chico que manejaba un jeep donde solías llevar utilería de montajes y libros de jazz.

Pienso en Ionesco entreverado en nuestras conversaciones, en las caminatas por el centro de Lima, en Jorge Luis mirando por la ventana del salón de ensayo. Y en los soldados al pie de tanques, la tensión de Lima, la guerra y sus peligros colándose por todos los resquicios de la ciudad. Y en medio de aquellas escenas donde el olor a sangre era algo habitual, descubríamos el mundo.

Pogueo. Princesas punk, no éramos, mas si citadinas y magas extrañas en esos atardeceres locos donde eso que llaman amor resplandecía.
Y la muerte era un golem pervertido.

Clac. Se rompían las ilusiones y era necesario. Artaud sonreía irónicamente en un afiche mientras caían deshechas las palabras, porque no había qué decir si alguien conocido había muerto. O sida o guerra y la ciudad desfallecía.
Tú te fuiste a Nueva York y escribías cartas donde contabas tu nocturna obsesión: Lima de noche, la escuela de Teatro, tardes de jazz orillando la playa de Barranco. Sencillamente todo se esfumaba y poco a poco N. Y. con sus días y noches rítmicos te adoptaron a ti muchacha de Lima, la hosca y laberíntica.
Toda, toda la mierda del mundo no hubiera bastado para arrojarte sucia y sola a otros espacios, otra búsqueda, porque eras como ahora, generosa, cinemática y musical. Y yo tendría que haber aprendido de ti para expulsar la melancolía de esta canción que soy: inaudible, gris como nuestro cielo, una arcada rota con el mar cayéndome en su ola encrespada. Una crepitación del espíritu solitario, el galgo de mis sueños repetidos, esa belleza al revés tocando puertas cerradas, ese desconcierto en cada confirmación de lo ido.

Ilustración: Edith Piaf, cartel polaco.

16 comentarios:

Eleafar Cananita dijo...

querida noctámbula:

toma esto!

:)

Angel dijo...

¿Cómo olvidarla?
Un ser irrepetible.

Gatito viejo dijo...

Maravilloso y sentido post amenizado con una voz inconfundible .Saludos

Pere dijo...

Me encanta tu blog. Seguiré leyéndote.
Besos

Robertito Zucco dijo...

Qué bonito, de verdad, qué bonito. No sé exactamente qué hora es en Perú, pero de madrugada -soy insomne, no faltaría más-, me ha llegado un comentario tuyo, justo en el momento que leía otro tuyo anterior. Telepatía trasatlántica...?

Grial dijo...

Hay música para oir a solas y con los ojos cerrados..., y dejarse llevar....
..Non ! Rien de rien ...
Non ! Je ne regrette rien ...
Car ma vie, car mes joies
Aujourd'hui, ça commence avec toi !

Precioso post.
Un beso :)

Fico dijo...

Me es imposible construir la arquitectura de un comentario, q no lo sienta fragil al rozar la emocion q has modelado en este post...

noemi dijo...

Recuerdos........

Manu Elar dijo...

Soy E, conozco a N y a Y;
N es muy coqueta.
Y también lo es.
N es rubia.
Y es morena.
N es baja.
Y no muy alta.
N usa perfume.
Y un aroma agradable.
N finge amabilidad.
Y es muy cordial.
N es divorciada.
Y jamás se casó.
N tiene hijos.
Y dos sobrinos.
N tiene auto.
Y uno a su disposición.
N trabaja mucho.
Y lo suficiente.
N es conservadora.
Y tolerante.
N es de derecha.
Y de izquierda.
N es presumida.
Y reservada.
N es inactiva.
Y abierta.
N tiene tics y tartamudea.
Y muletillas.
En la billetera llevo la imagen de N, miro hacia adentro... en mi reflejo ahí está’ Y.

viollacea dijo...

La música, el frío, los aromas hacen volver en el tiempo y vertiginosamente te conviertes en nostalgia pura.

_emidark_ dijo...

interesante texto

esas ilustraciones son tan conceptuales.

grax por pasar x mi blog

estas en mis links

saludos

Rain dijo...

Se multiplicaron las osnrisas... un cananeo lo hizo posible.

Fue Eleafar Cananita El Magi.

...



Como dama bailarina en los tiempos, mi querida L.

:-)

...


Gatito viejo, le decías a Roberto Zucco, que te animas air a Nueva York. me contarés o nos contará luego, eh..

:-)

...






Pere, gracias. Departiremos ...
Salutes.


...


Roberto Zucco: Aquí llevamos 6 horas menos que ustedes, y ahora que te escribo, tal vez estás entreabriendo los ojos o quizás aún sueñas y tu deseo es seguir soñando.

Un abracillo.

...


Hey Grial, enamorada de los libros, ya te vi reclinada escuchabdo a Edith.

:-)

...



Y yo quisiera ver tu rostro.


...


Boemí, recuerdos y recuerdos al filo del tiempo. Sí.

...


Manu Elar:


Reflejadas ellas en E

Al final...¿es que habrá algún final?

Ellas se pierden en la soledad de N

¿es que habrá algún final?


...



Ay Viollacea , es que tengo que contarlo... Retrolux.

:-)

...



Emidark, lo que dices sobre las ilustraciones me lleva a pensar en por qué las elijo, si acaso las motivaciones estéticas se mezclan con algo extraño que bo sé definir...
en fin, uno de mis rollos.


Grax a ti.

(me gusta el grax, cómo suena...)

Salutes.

arrebatos dijo...

Necesité un buen rato para ponerme al día.
Los blogs, como la vida, continúan aunque uno no esté. A la que te descuidas un poco... Uf! Cuánto trabajo (agradable, el trabajo de leerte) acumulado!
Pasa como con los libros. Cada año se publican cientos de miles de nuevos títulos, de los cuales sólo podrás leer unas pocas decenas. A éstos le añades los que se publicaron antes de nacer y que no leíste aún. Ocurre que cada día que pasa, cada año, por más que leas serás un poquito más ignorante. De ahí la importancia de la selección.
Discriminar es bueno cuando es algo personal. Malo cuando pasa a ser inquisitorial. Cuando alguien decide qué es digno de aparecer en un blog colectivo. Hasta aquí es literatura y a partir de aquí ya no lo es.
A ti te negaron la entrada por que alguien decidió que tu blog era personal. De ahí se deduce que esa ¿persona? considera "Carta al padre" de Kafka o "De Profundis" de Wilde -por poner dos ejemplos al azar- como "no literatura" por tratarse de sentimientos personales. ¡Gran criterio el de esta persona!
En fin. A éstos y a otros como éstos "rien de rien".
Espero que ya, con el bálsamo de los días, te sientas menos blue. Plagiando a ese no-humano tan humano de Blade Runner, deseo que tu blue se disuelva como lágrimas en la lluvia.

Raúl dijo...

En la magnifica autobio del poeta Reinaldo Arenas explicaba la diferencia entre comunismo y capitalismo. Decia que ambos sistemas te dan la patada, la diferencia es que en uno puedes gritar y en otro no.
Yo vine a este mundo a gritar.

Rain dijo...

Arrebatos, yo no soy depresiva a tiempo prolongado. Y los episodios contados fueron una manera catártica de saltar sobre mis inquietudes. Es más, ahora me entiendo mejor y veo que al fin, esta succión enrgética -ay, a qué suena?- me hizo deslizarme a un terreno pantanoso.

Arrebatos, de ese terreno salí paar diseccionarme y recomponerme. Ni dramas ni comedias , eh. Mejor uan de Groucho
Marx o de Allen para esta vida, que a Tarkovski, prefiero verlo a través de sus films...

En blue estuve y luego un , dos , tres, salté...

Y como dices, el tiempo es tan, tan corto. Se quema.


Salutes Arrebatos.

Rain dijo...

Raúl: gritemos.