15.4.07

muñecas


érase una muñeca flaquita y tímida que soñaba con cantar en un escenario art deco/solía tomar fotografías a un extraño maniquí con su supercámara de juguete/ cuidaba con primor a su muñeca vestida de azul con zapatos blancos y velo de tul/ un día la muñeca de la muñeca flaquita desapareció/ otro día la muñeca flaquita se fue al país del nuncajamás donde están las maravillas y la reina de los corazones ama al conejo que decapita lindos muñecos de peluche/ y colorín colorado este cuento no se ha acabado/ algún día conocerás su final/ hasta entonces come una perdiz.


Tengo una muñeca- ...


Imagen, tomada de Google.

12 comentarios:

extremis sonic dijo...

aquella ronda

el patio

las canicas de los niños y las muñecas en el piso

ya estaba de moda a p

recuerdo a aquella universitaria diciéndole a j que ella estaba en la luna leyendo a eielson y que debía leer a a p

el que no leóa a a p, era un analfabeto de la p...

entonces leían y no comprendían y los que comprendían, aaahh...

bueno, me mandé mi monólogo.
no es posible estar peerl tanto, tanto...
si no

peerl mata.

adriana dijo...

De muñecas, te contaría muchas historias. Te inspirarían.
Seguro que no notan lo que te pasa. Yo lo noto.
Tu celu no funciona.

adriana dijo...

Me iba sin decirte que el efecto de la canción puede ser siniestro y dulce. Ambivalente. Ay.
Te ha quedado inclasificable.

Ludovico dijo...

Nos queda igual la posibilidad de que la casa de muñecas sea una forma de recrear al mundo. Y, en la mayoría de situaciones, una forma muy divertida de poder recrear corazones!!!

Yani dijo...

:) flashback de muñeca vestida de azul, genial! décadas de no oir esa ronda.

vengo y me soprendo!! -gratamente

A dijo...

HABLANDO DE MUÑECAS:

http://www.livingdeaddolls.com/lddsite.html

LOS TIEMPOS CAMBIAN

SALUDOS

Chocoadicta dijo...

Pensaba que la canción salía del radioblog pero ahora veo que es de este post. Me da cierto escalofríos escucharla, quizás es que gana en candor cuando la oyes cantada por un coro de niños, entre sonrisas y gritos :).
Tengo que reconocer que nunca jugué con muñecas. Las que me gustaban las tenía de adorno en una estantería, las que me daban miedo las apartaba. Sólo me gustaba jugar con juegos de construcción o con lápices para pintar.

En espera del final me encuentro...

Hamletmaschine dijo...

Gracias por aceptar el reto de continuar el cuento... esperaré con ansias tu texto, estoy seguro que será una aportación interesante.

Después sólo hay que pasarlo a una persona, yo0 cometí el error de que podía ser quien lo quisiera.

Que miedo de música y wow qué texto...

Saludos

Rain dijo...

Danke (o gracias)

sí, elegí como fondo para el post, este tema, por el efecto. Como si la muñeca fuera algo ajeno a la calidez...

jugué con muñecas cuando era niña y también con muñecos. creaba
historias, con alegrías y dramas, como intentos de montajes

de ju-gue- tes...

personajes raros y comunes :)
con otras niñas: de hecho no soy la única que jugaba así...


y las muñecas en medio, bastante enigmáticas algunas...

Me faltó dibujar. Era un desastre, dibujando. (Frustración).

Ahora dibujo a veces, y creo que ya no tan mal. Es un decir, claro.


Hamletmachine, escribiré...
Danke ( o grax).

Eleafar Cananita dijo...

jaja..maravilloso

Rain dijo...

Y yo que me perdía tu comentario, cananeo.
¿no te asustaste ni un poquitín?

:)

noseasloco dijo...

hola... acabo de llegar a tu blog, en pleno "webbing"... me gusto este post de la muñeca...

siempre hubieron muñecas en mi casa, al tener dos hermanas, eso era imposible de evitar.

siempre las miré.

saludos,
JP