23.3.07

Meditaciones


El post-post dedicado al discurrir de este blog personal, va con esta clásica foto que Man Ray le hiciera a Antonin Artaud.

Se dice que los que hablamos de la locura con emoción, estamos en una nota de estetizar a ésta.
No se trata de idealizar a la demencia como el estado óptimo del individuo, así que plantear la cuestión como un tópico, la reduce a algo delirante. Únicamente delirante.

Han habido personalidades que "enloquecieron" y que nos legaron lo que alguien "cuerdo" no fue capaz de dejar aún cuando se autodestruyera en pos de la posteridad. Quizás el problema sea ese: desgañitarse por trascender. Artaud, nunca pensó en eso - de ello sus libros y su vida son la prueba-, padeció dolores profundos de los que extrajo un lenguaje que destruía, sí, el lenguaje estructurado racionalmente, para gritar lo desconocido, lo hermoso y terrible de la existencia.




Arthur Rimbaud no estaba "loco" cuando escribió y dejó una poética indeclinable, radical por profunda en su inconformismo, una permanencia de rabia y lux.
Así que entre locuras y no/locuras, la maquínica de cada individuo se desplaza hacia donde le importa, por intuiciones, desfases, inconsciencias, raciocinios, etcétera.

La cuestión de la paz interior no radicaría en conocerse como si uno fuera como un motor en el que si sabes donde está tal elemento, lo arreglas o le pones un repuesto. O tendríamos que cambiarlo y ya no sería el mismo motor. Es un ejemplo básico: no soy una teórica de la realidad humana y porque es complicado recurrir a Lacan y cía, a pensadores de los que una asimila neuralgias existenciales y qué sé yo, más en el imaginario perpetrado en días de alegría y de dolores, ay sí señor.

Niet, basta. El post se va a complicar innecesariamente y le va a doler la cabeza al masoquista que no me quiere y me sigue siempre. Oh, bueno no es por la consideración

no me importa si revienta su cabeza
un click y listo, adiós asterixiana de marras.
(Nicho, tú lo has dicho con tu excepcional agudeza: quien no tiene detractores , es alguien que carece de mayor interés. Hay excepciones, y bueno, yo no soy una de ellas. No tengo carisma para convocar consensos. Adolezco del mal de los que dicen lo que piensan porque les falta el don de la diplomacia al escribir.
No sé si eso es gritar en los blogs. Hay gritos que caen simpáticos, otros no. Posiblemente mi grito es antipopular. Posiblemente soy antipopular.

No importa. En este camino, he encontrado gente con la que compartir la vivencia blogosférica es gratificante, como una bendición terrenal.



Algo estupendo se ha desarrollado en este tiempo de blogs: si hay gente que yo quería le dieran una mirada al puerto y lo valoraran, porque la que escribe soy yo, ya eso pasó a mi prehistoria en este proceso de escribir.

Además hay tantos blogs excelentes con los que departir y la globalización te permite expandirte en una navegación/exploración en la que te encuentras en diálogos extremadanente interesantes.


Que no te importe si no te aprecian los que quisieras te aprecien: esa es una señal de buena salud.
Lo que interesa es lo que uno quiere: ¿qué es lo más importante para ti?
¿qué es? Creo que eso si es inquietante. Y si es, que te aprecien un puñado de gente, creo que se está jodido, de veras que sí.

Que no se confunda con la autocomplacencia el que no te importe a quién le gustas y a quién no.

Una no se desvela, no se bate, no se desmembra para competir con alguien. Uno está aquí para ser otro, ser el mismo, ser el de mañana y si hay por qué apenarse, es debido a que el día tiene 24 horas cuando se necesitan 5 más como mínimo, para vivir en esta cotidianidad, en la que ser es más que una sucesión de actos rutinarios en la que las emociones han sido hipotecadas en pos de un bienestar o de una sobrevivencia que te arranca de ese lugar donde uno es a fondo, el individuo desatado, el homos ludens, el que construye su destino.




*



Magnifico Cecil Taylor. Magnético, cósmico, rizomático.

Viene esta canción, dedicada especialmente a los que en medio de las lejanías involuntarias, recuerdan a esta asterixiana, la de los tiempos en la blogósfera. Sí: esa misma que a su vez los recuerda entre intersticios, saltos y estaciones.


12 comentarios:

sebastián dijo...

La música es coherente con tu post, asterixiana. Es una música que no gusta a cualquiera.
Saludos.

sebastián dijo...

Con el estilo del blog, es lo preciso.

=)

Joni Charles Machete dijo...

Miércoles! En el dichoso word verification aparecieron las letras oeluc, que mi podrida mente volteó para convertirlas en la palabra "culeo" una palabra, por cierto, que me gusta mucho por su sonoridad. Iba a escribir algo acá, pero el asunto de las letricas me distrajo y tenía que compartirlo.

Os pido dispenséis a este triste y ferido hombre que siempre peca con sus impertinencias.

Joni Charles Machete dijo...

Ah si!, lo que iba a decir es que me pareció muy chévere el cambio de estilo de letra de uno de los párrafos, y por supuesto esos espacios que siempre me rompen el coco. Bacán.

Azrael dijo...

No creo que la locura sea óptima, pero sí natural en los hombres.

Para vivir un día correctamente necesitaría el infinito. :)

Nicho dijo...

Tener un blog es una manera muy eficaz de habituarse a escribir, bien o mal, eso siempre será discutible, y escribir es una forma, totalmente inútil sí, pero extrañamente satisfactoria y frustrante, nunca se alcanza lo que uno quiere, de esforzarse contra la informidad del mundo. Cada mañana, al levantarnos, podría decirse que todos tenemos el proyecto de modelar esa informalidad, esa vaguedad, esa indeterminación, del mundo, hacer algo que se parezca o se acerque a nuestros deseos. Queremos ordenar el mundo y ajustarlo a nuestra perspectiva. Por eso salimos a la calle, leemos el periódico, miramos los culos de las chicas hermosas y de las feas, nos estamos todo el día tumbados en la cama, yo qué sé. Seleccionamos. Escribir es una forma de seleccionar.
Con perdón.

Ah, mi impresión es que no eres tan impopular, y si no mira, que no lo miras, seguro, el contador de visitas, y el número de comentarios que recibes.

Y gracias por lo de la agudeza. El oculista me dijo una vez que tenía mucha agudeza visual, pero que tenía que ponerme gafas. Es que uno nunca lo puede tener todo.

Saludos.

Rain dijo...

Ah, la asterixiana se queda pensando
:)



*



Joni Charles Machete, le digo que por mi parte, su nick me impactó cuando lo leí por primera vez y bueno, luego me concentré en lo que había escrito...


Ah, las palabrejas ... sí, hay unas raras, raras que se repiten, me parece...uno las escribió hace un tiempo y de pronto las reencuentra en otro blog y así...
tun tun


Salute.





*




Azrael, de veras que sí,

si fuera como aquellos que ponen frases en su blogs o tienen su frase del día, ya hubiera elegido las tuyas.


:)





*







Querido Nicho,
contando con los que apenas si cuentan con tiempo, porque están en trabajos con exceso de horas, para sostener sus hogares, y que querrían escribir de pronto y niet, hay que seguir en otra nota, obligatoriamente.
Imagino quienes quísieran renunciar a sus labores para escribir... mas niet, hay deberes...
Como en la serie de los Simsomps, donde Homero está trabajando y es de noche, sigue trabajando en una especie de sala (creo que tenía que hacer trabajos con la compu, algo así. Está cansado y para darse ánimos, mira la fotografía de su bebita. Así que recobra energías y sigue, sigue...


En esta ventana de comentarios ha aparecido la impronta del culeo, y podría decirse que es una coincidencia o que es la comunión de los deseos concentradas en los culos.

Cuestión de elecciones, de puntos carnales :)

Es gracioso y serio, eh.


Salute (aún estival).

Ludovico dijo...

Ahora el plan de la lpcura es una forma de iluminación. Todo loco esta iluminado. Y a veces el amanecer de las mentes vuelve al corazón pleno de una sabiduría incomprensible... algunos de esos locos terminan amarrando sus barcos en este puerto.

Dendrita Timbalera dijo...

Al diablo el rating y la normalidad de una vida como cualquiera...si a la expresión, no a la repetición inconciente.

Rain dijo...

Ludovico, tengo algo atravesado con el tema de la sabiduría. Bueno, es que la sabiduría no es un tema, es algo inconmensurable. Algo portentoso...así que si acudo a la sabiduría de un anciano amador de costumbres ancestrales, su sabiduría rechaza otras miradas, sólo que con suavidad, con gesto de "sabio" y allí es donde choco con la sabiduría y en fin, el hecho es que comienzo a darle vueltas a eso y me viene una pena, digamos pequeñita, que luego se revierte por una sensación que ni te cuento.

Abraxo, eh Hombre de la aura neurótica.




*



Dendrito, es como un lema, una arenga, algo que sí,

al diablo


niet, arenga no es.

Anónimo dijo...

siempre vengo por este puerto, aunque ultimamente se me ha devaluado la palabra y no transforme en signos los efectos que me produce sobre los meadros de mis emociones
puerto asterix fue el primer puerto al que arribe por esas cosas de los algoritmos
y desde alli se me habrieron senderos de formas de pensar, sentir y de ver la realidad, o tambien sobre esta hiperrealidad q en este ahora nos reune
es por ello mujer que tendras la certeza de q este viajante siempre te lea
iggix

Rain dijo...

Iggix, muchas gracias por ello.

Pienso que tus proyectos personales saldrán adelante por la dedicaciòn que les des, como pude apreciar en tu blog.
Un gran salute y chao.