5.2.07

¿En qué grupo estás?

Uno llega al colegio por primera vez y se topa con niños gordos, flacos, narizones, pelados, y de conductas parecidas, mas no iguales. Por mi parte, recuerdo el colegio, con niñas rubias, castañas, trigueñas y alguna pelirroja pecosa asomando en el barullo.

El bólido tiempo pasó...


Todo era predecible cuando el ambiente era conocido, los horarios, los slams, las conversaciones, los juegos y los exámenes. Ya éramos chicas con senos pequeñitos, menstruábamos, estábamos enamoradas o creíamos estarlo.

Cada una estaba en un grupo.
Cada una se alegraba en lo más profundo de su ser, de no andar sola. Era mal visto, andar sola.

*

Cuando se termina un ciclo, en algunos casos hay desconcierto, o alivio. Tristeza o qué sé yo, algo indefinible. Uno de pronto se encuentra escribiendo un blog. Uno tiene links, mas no conoce a nadie personalmente. Algunos queremos conocernos, algunos queríamos conocernos y de pronto, comprendemos que eso será vano. Se romperá el cristal de lo imaginado. Niet, ante eso preferible el contacto quimérico. La cobardía es diferente. No vamos a una guerra.

La guerra ya está aquí hace tiempo.


Y sin embargo, la blogósfera es más que una cadena de espejismos.
Es posible coordinar actos significativos. Cinco minutos sin luz eléctrica en el planeta, a quienes perjudicarán serán a sus beneficiarios directos, no a nosotros.

Que los blogs sean medios para meditar, es relevante. Que sean para divertirse, imaginativamente, también , por qué no. Que haya prosa in extremis delirante, como sublime y extraña, me sigue asombrando.

A veces veo arlequines en el aire o clowns con ropa blanca, simbólicas señales de algo que se me escapa...

Personalmente, descreo de la posibilidad de salvar al mundo con poemas de amor o con comandos de lucha violentos porque sí.

Ah, mas no hay nada peor que la resignación. El bienamado Gilles lo explicaría complejamente. Otros filósofos hablan del desencanto desmenuzando conceptos, y todo se complica más y más. Los economistas pretenden una visión optimista de cifras trazadas, plazos, metas. En cada campo, los especialistas delinean croquis, proyectos, estrategias. Es todo eso preferible a sumirse en una indiferencia o en una tristeza paralizante.

Dicen que el viejo Emile tomaba té con su amigo Samuel Beckett, y con él se acompañaba por alguna que otra calle de la bella París: llevando a cuestas su mirada oscura por la que cruzaba un breve resplandor.

Inconformistas, lúcidos, no lúcidos, en algún grupo, o solos, estamos.

Aprendí que en esta blogósfera, uno no está buscando aislarse: lo que sucede, es que al final, la soledad también está en la blogósfera.

No pertenezco a ningún grupo. No converso con nadie por el messenger, y no es que me enorgullezca de ello, simplemente es como estar en una mandala. Sin ataduras, el blog es el puente y la comunicación su sostén.

Entretanto el bólido tiempo pasa y seguimos aquí. Oh, reiteración sin eludir: estamos aquí.




Fotografía, de John Culme.

16 comentarios:

Carlox dijo...

es extraño, últimamente he estado queriendo aislarme en la blogósfera, pero eso puede ser consecuencia de los comentarios que son dejados sólo porque sí y me alteran...

si hago memoria encontré integración entre finales de primaria y comienzos de secundaria, todo el resto de mi vida ha consistido en mantenerme lejos de los centros y grupos, vivo un repetitivo desencanto y una búsqueda continua... me siento cansado pero prefiero estar solo.

ahora que lo pienso, algo no anda bien... ¿o sí?

es el problema de ponerse a pensar... uno entra en bucle infinito y no es fácil romperlo...

pero gracias por los posts así ;)

Rain dijo...

Carlox, es el temperamento que se sostiene en una manera de ver la vida. Hay sustentos de lo que es asumido como un desencanto que va más allá de las superficies. Si alguien que suele estar en estado melancólico, tiene su rollo claro, eso mismo le mantiene a flote. Es a lo que he llegado a pensar, después de procesarlo.
Contamos con na armazón de ideas, de las que como dices, se genera, sí, ese "bucle"...

Y pensar que tenemos herramientas a la mano para darle solidez a lo que somos, a nuestros imaginarios.

Grax por la expresión franca, el tono sin artilugios...

Abraxo.

Marea dijo...

...people come and go...
Mandala, qué bonita palabra.

Ludovico dijo...

Y digamos... que la blogosfera vive sus soledades acompañadas de comments, que de por si, siguen siendo soledades.

Tus posts, me demuestran que por algo vale la pena escribir.

UN abrazo

chocoadicta dijo...

Aunque a veces he formado parte de algún grupo nunca he durado mucho porque no me gusta las ataduras que se crean en ellos.
Lo que sí he tenido siempre es amigos, grandes amigos, a lo largo de mi vida y la mayoría de ellos los he conservado, a pesar de los años y los kilómetros. Son mi tesoro.
Ni me uno ni me separo de nadie en la blogosfera pero sí me alejo de aquellos que no me transmiten buenas vibraciones como lo haría en mi día a día. No me importa que las personas sean altas, bajitas, morenas, castañas, compartan mis opiniones o se opongan a ellas; me da igual que sean simpáticos o gruñones pero procuro alejarme de aquellos que la envidia corroe y los que preferirían el mal ajeno a ayudar al amigo. Sólo eso... Imagino que más de un error habré cometido :)

Marga dijo...

Sigues dando vueltas al tema que en los últimos tiempos me llevo más de una reflexión... no, no me gustan los grupos y a veces tampoco las personas, así, tomadas al asalto de unas líneas. Mi experiencia me dice que tu "Niet" es apropiado (habrá quien piense lo contrario). En general basta con alejarse de lo que resulta demasiado fácil y las relaciones en el blog causan ese espejismo. El aburrimiento y la falta de pensamientos consistentes hacen el resto...

Por lo pronto elijo la soledad y leer algunos blogs, me gustan los análisis certeros o al menos los que deciden pensar y no vegetar, como el tuyo. (y no, no es adulación, otro de los peligros de este mundo sin piel)

Vero dijo...

Bueno, voy a ir un poco a contrapelo: tuve muy buena experiencia en encuentros de bloggers, debajo del "cristal de lo imaginado" éramos más o menos como escribíamos. Un beso.

Rain dijo...

Marea, si es bonita, por la sonoridad y la imagen que trae...

:)


*


Ludovico,
comunicación de soledades, intersticios de lo que no se dice directamente, o expresar claramente lo que se cree, o metáfora, sutileza, juego... versatilidad.
¿me estoy poniendo discursiva?


*



Cuando era chiquita, me llamaban la atención las gorduras, las flacuras, las narices grandes, los lunares, todo, y creo que ahora no es que me importen para valorar determinantemente el valor de una persona, sino que siempre me llama la atención la diversidad física.
Antes, eran señales de que somos diferente por fuera y luego, para saber que éramos diferentes por dentro.
Aquí, en la blogósfera, generalmente se imagina o si hay fotos de los blogueros, se imaginan otras realidades, se va conociendo a la gente. Algunos juzgan, otros sopesan lo que percibe, otros simplemente se comunican, buscan puntos de contacto, una forma de acompañarse.

Claro, uno sabe dónde no estar.
Por otra parte a uno le falta tiempo para estar en todos los lugares donde querría estar...

Nos vemos vía blog, Ángeles.



*


Marga, oh, certera "... este mundo sin piel..."
giran en mi cabeza, unas ideas...


*



Vero

Eso es gratificante: te refieres a que los conoces por varios encuentros, porque imagino que con uno solo, todo son sonrisas y chaos
con emoción...

Enigma dijo...

... esa es libertad y no medias tintas.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Dendrita Timbalera dijo...

pienso que conocer a los bloguiatas nos vilipendiaría la hermenéutica.

George dijo...

el colegio fue un lugar en el que nunca me integré. la UNI, fue extraño porque hice mejores amigos, a los que poce frecuento, la integración en la blgosfera me perece más bien una excusa para decir "cosas" que normalemente no se puden decir de forma "normal", pero ese tema ya lo tocas en post anteriores.

a qué guerra te refieres, no lo entiendo. te refieres quizá a la falta de consenso respecto de lo que es un blog y/o un blogger?

a propósito, habrá una reúna blogger, lee este link:

http://misotrosdragones.blogspot.com/2007/02/les-recuerda-algo-bueno-el-color-blanco.html#links

claro si te interesa.

Yo soy economísta y dejame decirte que no son tan optimista como parecen, se agarran mucho de las estadísticas.

noemi dijo...

quisiera no pertenecer a ningún grupo, pero cada día veo cómo eso es inevitable, la cercanía te adhiere a tu pesar....


besito.

Rain dijo...

Enigma, ah te refieres a la nuestra, al hecho de poder decidir...sí. De acuerdo.



*


Dendrito, está la curiosidad. la gran curiosidad :)



a ver Dendrito ¿cómo sería ver a Dendrito?


*


George, me refería a la guerra de intereses económicos, el status de guerra en varios niveles. Bueno, no veo a la blogósfera, libre de las guerras de ideas, mas no la encuentro en ese nivel.


Tampoco estaba absolutizando la postura de los economistas. Ah, desconocía que eres uno.

:)


*




Noemí, ¿sí? eso ocurre...
Pienso que la popularidad es eso, llevarte a donde de pronto no quieres estar.

Por otra parte, dices lo que quieres..., precisamente ahora sale un post donde estás....
:)

Azrael dijo...

Necesité once años para integrarme al colegio. En la universidad uno encuentra cada espécimen que ni siquiera lo intento. La blogósfera todavía me suena irreal, pero de vez en cuando se lee algo como ésto... y me pongo a pensar.

Inadecuada dijo...

La soledad está en todos lados, cierto, pero tal vez en la blogosfera pueda estar menos si uno quiere. Me explico: a través de la blogosfera (además de comunicarte, organizar “movidas cívicas”, etc) puedes elegir a “tu gente”. A ver... suena medio nazi jaja, pero no es así, sólo quería evitar la palabra “amigos” para no sonar cursi.

Bueno, sigo: En la vida real no elegimos mucho a la gente. Llegas el primer día de clases al colegio, te sientas al lado de alguien y de repente esta persona pasa once años siendo tu amiga. No tienen mucho en común pero llegan a conocerse y se quieren. Y bueno, así pasa todo en la vida real (inclusive el matrimonio).

En cambio en la blogosfera puedes "leer" (le pongo comillas porque no me refiero sólo al sentido literal) a las otras personas (sobre todo en el caso de los blogs “personales”) por muuucho tiempo, puedes conocerlas, lo que te permite elegir me mejor. Puedes verlas sin que te vean, examinarlas un poquito y luego comunicarte con ellas, usualmente a través de comments, forma con la que muestras tu interés por lo que escribe.

En mi caso he podido encontrar gente con mi mismo sentido del humor, que ama el absurdo (muy aparte de nuestros compromisos personales con X, Y, Z, causas) y lo valora, que me divierte hasta decir basta y no hablo de diversión tipo “pachanguiemos hasta morir” sino de conversaciones que llegan un nivel de estupidez que las hacen geniales. No todo el mundo aprecia el absurdo, de hecho muy pocos lo hacen, por eso me sentía un poco sola en la vida “real” (pese a que conozco mucha gente eh, no se vaya a pensar que soy una antisocial total jaja) pero cuando encuentras un puñado de gente que disfruta de las mismas cosas bobas que tú, gente que disfruta de escribir y de comunicarse y si encima bueno, encuentra placer en hablar tres horas de las mil formas en que pueden usar un botón de ascensor o cómo seria el fin del mundo y qué rol cumplirán los bloggers en él (entre otros absurdas pasteleadas) pues te emocionas, y sí te sientes parte de un grupo. Yo cada vez más me estoy sintiendo parte de uno, y me gusta. :)

Rain dijo...

De pronto, creo que lo absurdo es una manera de contrarrestar lo rutinario, porque de las situaciones que se repiten, sale algo insólito, como una puntita de tacos redondos cortados en cuatro partes y un color bermellón en la sonrisa

y bueno, habría que ver, si al humor de los canales de señal abierta, algunos lo encontrarán en la línea del absurdo, con sus vedettes y sus muchachos tan simpàticos, ellos.

:) Bueno, eso está en otro campo y ya que hablas de humor, pienso que si te sientes tan bien con lo que generas, es estimulante para ti.

La blogósfera resulta para ti, el lugar donde has encontrado un grupo. Es otra forma de asumirla.
Mi experiencia ha sido distinta. Siempre me he aproximado a quienes me interesaban. Excepto cuando era chibola y mas bien, estaba desconcertada :) Lo que pasa, es que pasé por otras rutas, me sucedieron muchas cosas, transcurrí años de guerra... y bien, viví realidades duras. Y sí, en medio de eso, era ya una prefiguracion , reírse y vivir tiempos dorados, a pesar de todo.

Salutes Inadecuada y grax por el comentario: me encanta saber cómo piensan los que sustentan otros puntos de vista.

Chao.