8.10.06

Pensando largamente ...

¿Recuerdan cuando se han recostado a pensar largamente?.
Explícitamente sobre una situación, una en especial.
Es lo que me ha sucedido: mientras Al estaba en un cumpleaños y volvió a dormir a casa, pensé en "Dogville". El solo hecho que me haya hecho pensar largamente y que esos resortes mentales sigan en acción, aún ahora que escribo este post, me dicen que esta pela no es un film cualquiera o al que hay que desechar porque exiata algo con lo que podría estar disconforme. Este film remueve temas que están en mi cabeza hace un buen tiempo: como el de las relaciones humanas, cuando los que ante los ojos de los demás se presentan como gente intachable, y que en una pequeña fisura o malentendido, condenan, y acometen con pequeñas vilezas al otro. Eso llevado a una macrosituación, resulta demoledor para quienes manejan el discurso de una moral ejemplar, donde de acuerdo al cumplimiento de las normas, el individuo hace la sociedad como un lugar para vivir en armonía. Lo que es tan frágil en su profunda verdad, porque no son las normas, las que regulan los instintos que lleven a la saña, la crueldad, el abuso sexual.

En este punto, recuerdo la invocación de los instintos liberadores en el discurrir nietzschiano.

Es algo diferente. El elán vital que nace de lo más arraigado en el ser humano, debido a sus experiencia de vida, desde las más básicas: diría que desde que estaba en el vientre materno.

Así, los sermones religiosos, las disciplinas impuestas a rajatabla, el amor acartonado en actos insustanciales, el apabullamiento de los mass media, las apariencias elevadas a importantes paradigmas, se fusionan bloquendo las posibilidades de una liberación interior.

Uno mismo, visto en sus instantes más recónditos, actuando como alguien al que usualmente no se identifica, de pronto en un gesto extraño a lo que el autoreconocimiento no acepta. Por eso, pensar largamente en "Dogville", marca señales, fuera del contexto didáctico, de moralejas a priori y eso es lo potencialmente significativo.

Qué importa si Lars Von Trier afirma que es un cínico: se le ve próximo a Diógenes de Sínope, el primer cínico de la Historia, o el radical cínico, en su coherencia de actitud con lo que cree. Siendo, el cínico, no precisamente, alguien que se la pasa construyendo ironías verbales. El realizador LVT va más allá de las formas.

Aunque LVT no vaya a dormir bajo un puente o a dormir sobre sus heces, como Diógenes.

Con su trabajo, este cineasta sustenta su visión del mundo, en el caso de "Dogville", ubicando concretamente en un país al que no conoce en experiencia física, mas si bastante con todos los medios que hoy, nutren el imaginario de cada uno.

Algo más apunto por ahora: el cinismo de Lars Von Trier, es estimulante. Lo capto, por el lado más luminoso. Ello, resulta tonificador y en mi caso,
-lo comento- una manera de ser en un mundo rudo, donde si eres muy Delicatessen, te hieren y te apuntan para desmenuzar enconos, paupérrimos o hardcores. Ah, la historia de siempre, los fuertes sobre los débiles, el maniqueísmo agitado como una bandera rota en una calle sucia.

¿Hasta dónde la consideración por el otro es posible? un bien pensante hablará de bondad y generosidad, sonando huecas estas palabras por la retórica, el gesto adusto o dulce, hasta que alguna risotada suene en el frágil silencio: otra vez se hace añicos eso que llamamos esperanza, y en un giro, uno se dice que niet, no somos planos/planos. Existe algo más que el fundamentalismo moralista y el hedonismo , algo más...

En otro post, sigo. Mi mate se enfría, y escucho "Estación", un tema que comienza con el sonido de una tormenta, cae la lluvia torrencial en la canción, y eso me sugiere que tal vez la lluvia venga a mi sueño, donde Tom, el que amaba a Grace en "Dogville", aparezca como en la pela, de pie, antes de aquel disparo y del Apocalipsis, el infinito incendio, el final.

7 comentarios:

cronopio44 dijo...

Cuando vi Dogville pasé varios días dándole vueltas... Y sí: la ética de las relaciones humanas, los discursos bien pensantes, las hipocresías apenas percibidas por los propios hipócritas, que se creen a sí mismos detentadores de la moralidad más ejemplar, la permanente justificación de cualquier barbaridad basada en "necesidades" poco menos que imaginarias... Y sí, creo que hay un punto intermedio... Es una especie de lugar unipersonal: la propia convicción ética, que busca desesperadamente aliados en el oasis más cercano... Intuyo que este puerto es un oasis, que será convenientemente visitado.

Ludovico dijo...

Vi la pelicula hace un rato, y me queda un dulce sabor de boca. hace rato que no invertia en comprar un dvd con tan buenod réditos. Desnudar las emociones humanas con el lente es labor reservada solko para los grandes. Y Von Trier lo ha hecho de nuevo.

Muy buena peli.

Marga dijo...

La ví dos veces, dos días seguidos. La primera me dejó estancada en ese escenario oscuro que acrecentaba la sensación de vacío ante los comportamientos. La segunda me permitió pararme a mirarlos detenidamente. Y las dos veces con una sensación de tristeza y realidad, reflejaba algo que me asusta profundamente: la mezquindad que todos portamos y lo hacía sin contemplaciones.

En breve iré a ver su última película, no creo que me defraude, nunca lo ha hecho hasta ahora.

Saludossssss

Rain dijo...

Cronopio,
es que la pela no deja indiferente o complacido al espectador. Lo remece. No es un divertimento uanque haya un humor amargo en ella.

Gracias por llegar aquí y encontrar este espacio, un lugar para detenerse...
por mi parte, llego al tuyo.

salutes nocturnos :)





***




Lo que tiene el Dvd' es que puedes ver las entrevistas, detener una escena, quedarte mirando uan expresión.
Sí, y esa desnude de la que hablas...


Chao Ludovico
con mate.





****




Marga, ya conoces a Lars Von Trier
¿viste "Los idiotas"?.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

La pela moviliza muchas refñexiones, a partir de toda esa miseria pusta en escena.
Entonces, es más nitido que cerca, está.

.
.
.
.
.
.
.
.
.

:) seguimos volando de blog a blog
hasta pronto.

KuruPicho dijo...

Quienes son Grace y su padre para, desde una semi-investidura de enviados del dios justiciero, decidan sacrificar a toda esa gente, es cierto, mezquina y perversamente normales.es como Bush, que hace "justicia" en nombre de su dios de varias caras: dinero, petróleo,defensa de la libertad "americana", civilizqación democrática.
Si final es Von Trier declarandóse dogmático como tomo cristiano...Juzgar quien sigue viviendo y quién no...
Jamás aceptaré eso, de nadie, aunque sea artista o profeta de la seguridad mundial.

Rain dijo...

Si se asumen los hechos de la pela, estrictamente, como se ven, claro que es inadmisible aquel final...

cronopio44 dijo...

No creo que sea esa la intención de Von Trier... Más bien es un cuento que deben aplicarse los propios "cristianos" con respecto al destino de "la enviada de Dios a la Tierra". Los pretendidos cristianos se ajustician a sí mismos... Y quedamos los demás...
¿Por cierto, son una panda de mafiosos los cristianos?