18.10.06

Otra vez los celos

Cuando se sienten celos, uno olvida que los que antes sintió por alguien, se recuerdan apenas. En realidad es como si antes del apasionamiento actual, no hubieran existido celos, sino accesos celosianos ahora nebulosos, al borde del olvido total.
Para idealizar ese invento del ser humano, llamado amor o dicho en otras palabras, estallido libidinoso sublimado, la gente o una parte de la gente enamorada en el mundo, escucha arrobada los boleros y los tangos. Generalmente son gente que dramatizan las situaciones, los gestos, las palabras, lo que escriben, todo lo que ven, y son adoradas por otras gentes que experimentan similares arrobamientos y tragedias, rencores, celos, e incluso odios. Oh, legítimos sentires, plenos de irracionalidad, tan intensos

de los que escapo si alguno se me acerca sospechosamente
a los que voluntariamente, me aproximo con un pudor que se transforma en cierto temor y enojo mezclados

e inevitablemente, recuerdo las escenas más emblemáticas que pasaron por el film personal, que alguna vez conté en un post: a aquella mujer que me buscó para decirme que mis brazos estaban demasisado flacos y que la palidez de mi rostro le preocupaba, mientras que en sus ojos brillaba la ira.

Lo que no conté anteriormente, por olvido (sí, el olvido)
fueron aquellos celos de esa hermosa mujer que vivía con un buen hombre, que me visitaba con su guitarra y nos tocaba canciones a mí y a Al. Fue impresionante:
yo todo lo contrario a lo que se busca en una mujer, yo toda huesos (en ese tiempo estaba algo más delgada que ahora), con un rostro asimétrico, era el motivo de la tortura celosiana de aquella mujer con cuerpo perfecto, y facciones finas.

Su rabia que cayó sobre mí como lanzalllamas, me desconcertó tremendamente,
Vivíamos cerca del mar, en un condomino, yo y Al en la azotea y ellos en el tercer piso. B había conocido a mis amigos actores y le gustaba todo lo relacionado a la música y la conversación.

Un día se mudaron, sorpresivamente.
El piso vacío se veía triste.
Ni pude decirle adiós a B.

O yo, (la vez pasada escribí que prefería no contar mis celos, mas ahora quiero contarlo: variaciones anímicas)

una noche me la pasé despierta hasta el día siguiente, en compañía de Juanita, en la casa de Pueblo Libre, en la primera azotea en la que viví sola. Toda la noche hablaba y hablaba sobre P que estaba en una fiesta a la que no fui, porque allí estaría una chica ultracoqueta que se acercaba a P delante de mí, con su luxuria encantadora y sin atenuantes. P transpiraba un poco. Tanta curva y exuberantes senos puestos casi sobre la nariz de P, era un espectáculo que a mí me daba vértigo. Ah, no, me dije. Decidí no ir a esa fiesta para sentirme como una vigilante que va tras los pasos de aquel que decía quererme mucho, esa consabida manera de insistir frente a una, con lánguida mirada. Qué tragicomedia.

Pasó el tiempo, y Juanita me dijo un día: " ya ni mencionas a P y cuando lo ves pasar a lo lejos, ni te inmutas".

- Ah, pasajera pasión. Ya no lo recuerdo.

A P no le faltarían "oportunidades". Eran los tiempos de los amores breves.


Fragilidad de ciertas sensaciones...



Y bien, ahora escucharé un tango en ritmo electrónico. Un tango excelso. Ah, antes, una vez más, escucharé "El bolero de los celos" por Les Luthiers.

Aquí va.

15 comentarios:

Hipolitta dijo...

Si algo detsto son los almíbares y los excesos que no sean los de una pasión descarnada.

Inteligentes conceptos, Rain...
Pero de vez en cuando hay que creerse lo otros... Lapsus, para después volver a pensar.

Saludos

Cronopias dijo...

Antes de empezar, gracias x tu post. Debo decir ke tengo celos de ti por tener un blog tan weno, tan ordenado (no caótico como el mío). A propósito se me viene a la mente una canción de Camilo Sesto llamada Celos, escúchala bien.
Disculpa mis desvaríos pero ando algo depre' y es la mejor manera de evitar caer +.
Hasta siempre

Kimie dijo...

te entiengo perfectamente.. io soi una de las personas que se pone celosa hasta porque alguien le presto un lapiz en las clases de la universidad.. lo relaciono todo con el destino.. olvidando aveces que el destinolo hago yo.. bueno... el mio al menos :S ola!:D ten mucha paciencia... asi es la vida... que se le va ahacer:S

Rain dijo...

Bola Hipolitta,
me he pasado la vida tratando de ser los otros, y ya me cansé de ponerme en los zapatos del otro, siempre, siempre, así que lo que hago es escribir, como parte de mi resarcimiento y de la curiosidad...

En el otro punto:
la consideración tendría que ser de ambas partes,(si hablamos de un binomio humano) mas eso es algo, por lo visto utópico.
En fin, la cuestión en la que ando, elude la banalización y el drama.
Sin embargo sería necio, negar el sentido trágico de la existencia..., sólo que desgañitarse o ponerse en una nota
extremis cínica, tampoco me interesa.

Gran salute, Hipolitta.





***






Cronopias, claro que he escuchado esa canción, que tiene unas letras
exageradas, (¿patológicas?)
:)
con esa canción y "Melina" el señor Sesto, ofrece dos temas que pueden escucharse... el hombre canta desgarradamente...


Cronopias, niet, ¿celos del puerto?
:) sólo sigue escribiendo, si te interesa, ve cómo mover tu plantilla, y es posible , te salga algo que te guste, que te haga sentir como si conquistaras tu espacio a costa de innovaciones y sobretodo de tu voz, la que queda en cada post que publiques.


Cronopias, con el tema cortazariano, tienes todo un potencial, como para que la depre no tenga espacio en tu vida..., eh.

Gran salute.





***





Kimie, ¿hablas contigo misma?
"ten mucha paciencia..."

Kimie, ¿la tendrás? allí, en el escenario universitario, la fauna
arde...y los celos también.

salutes Kimie.

nacho dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
nacho dijo...

El ser humano hace grandes esfuerzos por pequeñas razones, cuando sería más fácil hacer pequeños esfuerzos por grandes razones.

Marga dijo...

Hablaba yo de excesos en mi post... la misma visión bajo otra perspectiva para terminar eligiéndo el humor.

Y es que los boleros son boleros y los hados me libren de hacer algo más con ellos que escucharlos...

Extrañas criaturitas de cera somos a veces.

Besosssssss acullá

KuruPicho dijo...

celos de tu radioblog, es fantástico el artilugio...¿Cómo tendría algo igual en el kuru?

Tzarel dijo...

Hay estéticas llenas de angustias estimuladas. Es la búsqueda terca de quienes disfrutan su dolor. La estética tanguera tiene su origen en los arrabales, las zonas más pobres, los lugares habitados por las gentes que hoy los que bailan tangos de salón, no podrían siquiera mirar, a menos que sean los amantes del tango primigenio.
Los celos y el desprecio son temas recurrentes en los tangos, como en los valses peruanos.
Hya tangos hermosos, como "El choclo", que rozan la divinidad imaginada.
Comprendo lo que escribes, porque es lo que siento desde mi propia sensibilidad. Podríamos escuchar
ese bolero "Poquita fé" cuyas
letras son más que dramáticas, dolorosamente realistas y sería una experiencia hermosa en la evocación del dolor. Pero no más boleros,ni tangos. Recurramos a los giros musicales, escuchemos a Bajo Fondo Tango Club, con su fuerza de sonidos fusionados,
salgamos de las convenciones.
Nadie podrá decir que somos unos renegados.

Tzarel dijo...

Rain, el video de Les Luthiers es uno de los mejores que he visto en el puerto :)
¿cómo no señalarlo?

arrebatos dijo...

Odio la palabra celos. Es fea y malsonante. Y ahoga en su oscura bilis todo lo que hay de bello en una relación.
Nunca he sentido celos. Soy tan estúpido como para confiar en la gente. Y la confianza diluye a los celos como mantequilla sobre el asfalto.
Pero los he sufrido y me han desconcertado al principio y molestado después.
No, definitivamente detesto los celos.

Anónima L dijo...

Sabe

La mayoría de veces actúo como ud.,
prefiero evadir esa situacíón por q sí, es tragicómico

No sé si esté bien la verdad,pero lo prefiero.



Me agradó mucho q muestre más de ud.

Saludos

i dijo...

los celos, tan humanos y si no los sintiéramos, carajo, ¿qué seríamos?
¿inhumanos? puede ser.
el amor es una construcción necia y dulce, nos tiene atontados y cuando no se está enamorado, la estupidez está ausente. Pero cómo se extraña al amor, es paradójico. la gran cagada.
tragicómico, extrañar así.

IGGIX dijo...

oma de laen mi caso, la adolecencia fue la etapa terrible en la que convivi con la esencia de los celos, absolutamente irracionales; en verdad q era doloroso para ambos convivir con ese sentimiento;asi como vino se fue aquella pesadilla, y recien en esos momentos comence a gozar de mis relaciones sentimentales...confianza en si mismo y en el otro; aunque, en ciertas situaciones, cuando son naturales, los celos funcionan como la sal y la pimienta...sin la pasion, somos como frascos de perfume vacios, q solo guardan un debil ar esencia, el amor

Rain dijo...

Tus afirmaciones valen, como siempre Nacho.

Salutes.





***







Boleros.
El bolero de Ravel :)

Bien, boleros

"Poquita fé", "María Bonita",
uno d elos panchos que Almódovar pone en "La lye del deseo", alguno de un señor...ah, Daniel Santos y
prefiero "Adoro" en ritmo de balada.

Nada más.


Humores...prac prec, variables, manteniendo la poquita fé, niet, manteniendo las fuerzas...

salute, Marga.





***





Kurupi, la de ustedes sería una radioblog maravillosa.

Hay que guardar las canciones en una web, primeramente. Sin problemas en una web libre.

:)
Yo, por los horarios, estoy dilatando, poner nuevas canciones...


Ya vienen.



Sobre los celos, me hiciste notar los aue están en otro plano, que no es el de las relaciones pasionales.


Salute.





***












Tzarel, si hablamos de "poquita fé", de veras que es un bolero bello.
Si hablamos de tangos, sí, allí está "El choclo" y varios más. Mas no me pasiona el tango, en sí.

Hay tangos que son apasionantes, que es diferente.

Grax por apreciar el video. A mí me hace reír cada vez que lo veo :)


Chao.





***





Son molestos los celos, son cargantes. Es extraño que no los hayas sentido un rato... sólo un rato.
En todo caso, eso es lo mejor.
óptimo.

gran salute.





***



Hola Anónima I, creo que algo no ha sido entendido: lo tragicómico es estar en el plan de los celos o que éstos recaigan sobre uno. No evadirlos.
Lo tragicómico es la situación en sí.

¿Si?
Salutes .




***





I, no sé, ¿por qué tendriamos que ponernos estúpidos cuando nos enamoramos? ¿es lo absoluto?

enamorarse, puede potenciar todo lo que nos gusta hacer, al mneos eso le sucede a esta bloguera :)

eso sí, la paradoja late.

salutes, I.






***




Los celos como sal y pimienta...eh, con tal que estén dosificadas.
Es posible Iggix..
lo que le llaman sazón :)

salute.