2.10.06

Oh, la belleza.

Hace una horas, la risa me asaltó el ojo apagado.
Un ojo se me había llenado de pelusas. Hubiera querido que sean los cabellos de Doria, o el ala de una polilla, sí, inclusive eso.
No eran legañas, eran cositas raras que entraban por la ventana, irrumpiendo un momento de mate frío. Luego, leer en el puerto, contestar con buen humor, sin sorna, y plaaaf, por la otra vía, no. Eso te pasa, me dije, por escribir sin pensarlo.

Reí, me reí de mí.

¿No puedes llevar al extremo, aquello de no calcular para tratar a la gente?

¿Están allá en sus sillas, frente a sus monitores y he de mirarlos desde el
otro lado, cuidando una estrategia para atraer la atención?
¿cuál tendría que ser la estrategia?

¿a qué blogueros y no blogueros me dirigiré?
¿cuántos links acumularé?
¿qué es lo que nos importa cuando escribimos un blog?

¿eso debe importarle a otros, además de importarnos a nosotros mismos?

me contaba una amiga, que en otro país, una bloguera era muy popular, tenía una foto cautivadora y cuando en una de esa vueltas urbanas y chismografías obsesas, salió a la luz que cojeaba al caminar, las visitas a su blog, se redujeron al mínimo porcentaje. Fue desolador para aquella chica, un golpe que la llevó a retirarse de la blogósfera. Su bitácora murió.
Esa historia me dice qué es lo que le interesaba a aquella bloguera, me lo sugiere, interpelándome a la vez.

Las voces que a través de sus experiencias personales, comparten sus visiones de la existencia, pueden ser convocadoras, gratificantes, como no serlo.
Una voz apoyada en el efecto de su encanto físico, puede morir, como la de aquella chica.




La belleza no es necesariamente una bendición


Cuando una o uno, es bello según el canón imperante, se abren puertas, es cierto. La juventud y la belleza, combinadas son explosivas. Detentan con facilidad los espacios vedados, irrumpen donde si no son bellos, sin duda los expulsarán; pertrechados de belleza, la seducción es simple.

Mas no es todo tan lineal, la realidad tiene rostros contrastados.
La belleza está en vitrina y es observada. Los que se le acercan, pensando en capitalizarla, lo logran en un mundo signado por los mass media y sus imanes.

Eres bello, y pueden acosarte, perseguirte, maltratarte.
Eres bello y si no tienes dinero para tomar un taxi a altas horas de la noche, o una tarjeta de crédito para contratar uno de agencia segura, algo te puede pasar.
En cada esquina hay un mirón, un sátiro, o en tu propia casa, alguien te mira de otra manera. No hay inocencia ni admiración que te haga una canción , es otro el interés.

Hay miedo, hay rabia, hay deseo. El miedo de un sátiro es el de no actuar cuando se lo dicta su desorbitada luxuria. La rabia es la del que se sabe impotente, no le queda más que acometer el abuso, el acoso, o la seducción como estrategia maquinada, calculada para convertir luego el objeto de deseo, en una cosa desechada.

Sea como fuere, la seducción suele ver al otro como cosa, no sujeto. Cosa con vida, cosa deseable.

La belleza es el foco de atención de los abusadores.

Si en un lugar, una muchacha es acosada por su jefe, y no tiene un sustento económico considerable que la lleve a desafiar al individuo, supuestamente intocable, se irá de bruces contra el aparatejo legal. A menos, que recurra a las organizaciones feministas, que son las que se preocupan por contar con abogados especializados en tales casos.

Las comisarías, no son confiables. Sin embargo hay que acudir a ellas.

La belleza es intimidante, por eso es asediada.
La belleza es deseada, por eso es perseguida.

Ah, cuando veo a Doria, tan pequeñita, pienso en que al crecer, poco a poco tomará de nosotros, los que la queremos tanto, todo lo mejor, y que ella, forjará su propia belleza, esa que pese al tiempo, permanece, cuando la vejez llega.


***




Oye, tienes una mirada. Pensé que de veras te interesaba lo que escribo. En realidad, no es así. Eso me pone algo triste, mas como suelo decir, todo pasa.



***



Si pudiera conseguir aquel libro. Oh, ¿ es imposible?
Debí saberlo, no hay esperanza de encontrarlo. Ese libro no existe. Ese autor no existe.
Sí, lo sabía, Claudia, sólo que lo había olvidado, no hay esperanza, la inventamos, nada más.

9 comentarios:

Tzarel dijo...

La belleza del ser humano que se ve, cansa. Se admira, mas cansa.
Por eso no soy un esteta en toda la dimensión del término consagrado en las escuelas de arte.
Prefiero la estética que rompe las normas. Además la realidad viva ha alterado las pontificadas normas. Pero es tanto el ametrallamiento visual de la publicidad y de la educación apoyada en los mismos tópicos, que aún se ve como inadmisible, ver a la belleza desde otras aristas.
Una mujer bella puede ser víctima de su belleza. Las fieras andan sueltas.
¿Sigues Rain?

Fuego Negro dijo...

...interesante planteamiento...por aqui hay quien sostiene que en algunos casos la belleza fisica es inversamente proporcional al uso del cerebro....a veces es cierto,pero tambien hay mucho de prejuicio con respecto a la belleza....apenas son parametros culturales,lo bello por aqui es horrendo por alla...


salud y mas que suerte

Tzarel dijo...

Si se trata de lo tribal, sí. Pero sucede que las tribus se están extinguiendo. El canón occidental está cobrando dimensiones totalizadoras. La globalización trae la masificacion a nivel mundial. La belleza es uno de esos enclaves, no escapa a su perversión, su desenfoque y consagración tradicional.
La cuestión de fondo no es relativista.
"Aquí eso, aquí lo otro". No soy el único que lo sustenta, lo que pienso se apoya en lo que he escarbado y en mi propia mirada.
Si fuera tan sencillo, admitiría que soy un complejizador crónico.

Rain dijo...

Esta cuestión de la belleza, te la topas en todas partes. Cuando hablo de belleza, no sé o si sé, se me vienen a la mente, Kate Moss,
Juliette Lewis, etc, etc.
O Tina Modotti, L, Doria.

Doria aún no habla, dice gu,gu, gaaaa, tiaggg, y otros vocablos extraños :) y es linda, linda

o
la señora que vende picarones, con su elegante movida de cabeza,

la belleza...por ejemplo un rostro en la lejanía (ya me voy a poner en la nota de la poiesis)

en fin...

la belleza que uno conquista sin torturarse
cierto Gabby

tan cierto, que dan ganas de salir a caminar por esas callecitas de Lima, por el corazón de la ciudad, a coquetear con los niños cuando juegan cerca de la pileta...

Tzarel dijo...

Tina Modotti, hermosa.

Ludovico dijo...

Tal vez hay bellezas... y hay bellezas extrañas,. pero que encandilan.

beth Gibbons, de Portishead, es un ejemplo. En Roseland NYC, mientras canta "For this moment..." con un tabaco en la mano y un hilo de melancolia tejido en la otra (suspiro)

Lindo post, rain

Andreas Kartak dijo...

Que gusto es leerte.. gracias por las palabras que se dejan llevar a la deriva cuando visitas mi cantina.
Un saludo

Sir Faxx von Raven dijo...

es cierto,
pero no es culpa sólo de la belleza-
aunque uno de mis versos preferidos reza:
"si te preguntan, poned como excusa la belleza"

Rain dijo...

Andreas, hay lugares en donde estar, es como sentir que si no nos quedamos un tiempo allí, algo
nos falta. Ese algo es irreemplazable.

Gran salute.


***


Culpa, niet, es algo diferente, usted lo sabe


salute de miércoles nocturno
ese miércoles, por si acaso, sin la carga de los que se envían al miércoles :)

Hasta pronto Faxx.