25.10.06

Dentro, muy dentro


Veía la tarde en el viaje

era un viaje donde me compraba la ropa en el camino

me dormía, despertaba en el sueño y hacía el amor con un hombre que conozco a través de lo que muestra en su fineza underground. Ese hombre que nunca me conocerá, ni sabrá cómo soy sin capas y capas de roles, cimentos del deber, el personaje que es el ciudadano. No me conocerá con cigarrillos y licor de menta, música densa, lejos de los noticieros y la ola de palabras precisas, el pan tibio a la hora del desayuno, el imaginario gato que se estira alegremente a mi lado. No, él no sabe ni sabrá nada de mí.

Sería una desilusión para sus gustos absolutamente exquisitos. Qué importa.



****



Las modas: Armani, me quedo con Armani y sus vestidos negros.

Ropa de cine negro.

Las mujeres fatales son impresionantes. Recuerdo a Jeanne Moreau en "Ascensor en el cadalso". Por otra parte no ubico, quién hizo una película que vi cuando era niña, que trata de un hombre y una mujer que vivieron días pasionales febriles.

Se ponían hielo en la tina, porque les quemaba el amor.

Ella le traiciona, para quedarse con el dinero que habían robado, logra que el inculpado sea él. Él va a la cárcel y allí suele evocarla. Ella vive lujosamente . Un día soleado, está tomando sol en algún lugar paradisíaco y un tipo se acerca admirándola. Ella lo rechaza. Su expresión tras las gafas oscuras es endurecida. Está sola y no admite que hombre alguno se le acerque.

Recordaba a aquel hombre. Era sencillo adivinarlo. Nadie más podía tocarla.

No sé si porque era pequeña, aquel film me impactó. No sé por qué no lo volví a ver más. ¿Era de Alfred Hitchcock o de Chabrol esa pela?

Parte de "divear" sería actuar como una mujer fatal, que a una le saliera natural el gesto, la manera de levantarse, el giro de la cabeza, la inflexión de la voz, la forma de sentarse.

Una actuación.

La vez pasada vi "Gilda". Rita Hayworth en estos tiempos, se ve como una mujer hermosa,

-sí, era esplendorosa-

y no tiene nada, nada de malévola.
"Gilda" era inclusive, dulce.

El imaginario de las femmes fatales de los 50's del siglo pasado, veía pecaminosa a la sencilla "Gilda". A su lado, Sharon Stone en "Instintos básicos"
es la mujer perversa sin ápice de dulzura.

La dulzura, de veras que no se le ve por ningún lado. Hubiera sido chocante que fuera "dulce".

Esta glorificación y temor a la mujer fatal, tiene su gran dosis de invento que el hombre hace, como todo lo que es la creación de los mitos.
Mujeres que viven para sentirse femeninas en función de gustar a los hombres,
hombres que en el centro de su fuerzas sexuales adoran a la mujer expuesta ante ellos y a la vez, huidiza en una especie de juego y de fascinación.

Todo se va diluyendo.
Es la era de los andróginos.
La batuta sexual no es acaparada por la mujer vamp
la irrupción de la bisexualidad abierta ha roto con los paradigmas sexuales.

Los mitos, caen.

Lo que prevalece es el sentido cerrado acerca de la belleza.

Mientras, las metrópolis se llenan de escaparates de modas, en los pueblos pequeños aún laten las tradiciones, las convenciones, el temor al escándalo, el pudor ambiguo, el desconcierto y cierta mirada de candor.

Una se pregunta, si sería preferible ser una mujer sencilla, que descubre el mundo, y no haber conocido la impureza que late fuertemente en la urbe, en los viajes, en los abismos. Ah, niet...

Caminar entre naranjos, ver puestas de sol, el paso lento de las horas, la contemplación, el silencio.

¿Ves cómo caen los cerezos?
es primavera y las luces naturales transforman el cielo
tocas la corola de una flor, sonríes ante el revoloteo de las mariposas...


Nooooooo.

Escapaste de los días con sus rutinas abúlicas y llegaste a la ciudad, con sus rutinas urbanas.

Todo se vuelve spiral.

El cáncer de los sentimientos. Los extremos.





Aquí cerca tengo despararramados, lapiceros, cuadernos, galletas de coco, mate, velas, una estampa de Don Bosco que me recuerda a aquel buen sacerdote;

-aquel que anhelaba, que mi niño se "enamorara" de Jesús, antes de hacer la Primera Comunión-

los lentes destrozados. Un objeto oculto es preservado por esta mirada que le doy.
Escribo y no soy nada.




Plaaaaf, no hay amistades. Los afectos se quedan en una postal.
La gente se separa.


Toma tu buena voluntad y sigue tu camino.




Yo sé de una chica hermosa que me recuerda.
Aún así, las distancias físicas nos hacen ser puntitos que se pierden en el tiempo.

L , Al está creciendo y sus manos que eran pequeñitas, pronto serán como las mías y luego se entrelazaran con las mías, cubriéndolas.




Mujeres fatales, mundo mundo spiral, sensaciones de limpieza mental.



Reconsidero lo que en un post comentábamos sobre los celos con Adriano: no habría por qué sentir que los celos son una expresión rastrera, a menos que nos
revolquemos en ellos.

Soy yo la que en el momento no calibró bien la idea sobre cómo confrontar los celos.

La actitud moralizante me inspira desconfianza y que me haya resbalado por sus vericuetos, sin darme cuenta, me deja un sabor amargo. Adriano, creo , estaba en la dirección que ahora veo con claridad.


Traaaaac, mierda.



Tampoco es que entienda que debemos dejar que los celos se expresen sin hacer algo por ponerles diques. La diferencia con el celo rastrero sería el hecho crítico, sacudirse en una rebelión que rechaza ser dominados por esos celos. Cuando uno se deja dominar por algo en esencia sojuzgador, se vuelve guiñapo humano. O es que el solo hecho de ser esclavizado por algo o alguien es ya estar en la infracaverna mental y anímica

¿acaso sería lindo ser un guiñapo humano?






Me gusta cómo se ve Sharon Stone, en la foto que elegí para ilustrar este post. Luce como una musa natural. Seguro que la guiaban y le decían cómo debía ponerse los mechones de cabellos y que debía sonreír levemente. Sólo que nadie podía ponerle esa aura que muestra en su gesto. Ese gesto nace de muy dentro, ¿cierto Sharon?

Fotografía tomada de Google, donde aparece Sh T.

16 comentarios:

Fuego Negro dijo...

...comparto lo de la Stone....la verdadera belleza no desentona y si desentona lo hace con elegancia y sin barroquismos

salud y mas que suerte

Rain dijo...

Fuego negro, si pudiera ampliar aquello "que no desentona"...

si acaso asomara otra vez, sino me quedaré confusa, o debe ser el insomnio que plaaaafff, me tiene aquí...

salute.

... de la nada ... dijo...

Acerca de ese hombre que núnca te conocerá, sabes? el otro día estaba pensando que núnca nadie será capaz de conocer a nadie, puedes conocer a alguien como amante, pero jamas como padre o hermano, puedes conocerlo como amigo pero jamas como hijo, no se tal vez estoy mal, pero si en esta vida nadie va a conocer a nadie en toda su gama de posibilidades, vale la pena arriesgar con un extraño no crees ??

Marga dijo...

Como tus gestos, rain...

Las mujeres fatal de mi infancia, poses que ensayaba frente al espejo disfrazada con el camisón de mi hermana... ahora pienso que más por sentirme mayor que por ganas de serlo pero cualquiera sabe, la memoria es traicionera al otorgar causas. Y ahora que mis manos, aún pequeñas, cubren las de los más pequeños prefiero verme reflejada en el espejo como la sencillez que llega con los días y ese gesto que es cubrir. Y abajo los mitos que nunca fueron lo mío por descreída... jeje. O será que estoy muy lejos de parecerme a ellas? cachis!!

Quedémonos con la limpieza mental...

Besosssss de urbe

Rain dijo...

Hola ...De la nada

:) Ah, es que el caso es difernte...y comentarlo me resulta, digamos, que a estas horas, extrañísimo. Exigiría mucho de mí y mis pestañas ya comenzaron a pesar.

Más tarde, fresca, le veo De la nada.

salute.




***






Marga, a ver, ¿cómo? ¿qué dices?
tu línea inicial


(caramba, ya van tú y Fuego NEGRO)

¿Me aclaras la primera línea?
:) mira que estoy beligerante...
niet, todo está "bien"



eso de la limpieza mental, no es permanente
eh, como que la suciedad mental, también es vigorosa, no creas, es fresca :)

la cuestiñon sería como con los celos, darse cuenta y alistar el stop...

"Divear" es divertido. A veces es bueno actuar.


Abraxo.


(¿sueno difusa?

comprensión, por favor)

:)

Hamletmaschine dijo...

Recientemente (tan recientemente que no puede ser coincidencia), un amigo de la tercera edad (y en absoluto un "intelectual", en el sentido ortodoxo de la palabra) me comentaba sobre algunos momentos significativos donde había creído vislumbrar "la mujer eterna". Él considera que hay instantes de posesión no del todo demoniacos (lástima) en que en medio de la interacción surge alguien más, invisible. Incluso con algunos hombres o con un personaje de ficción, de la mirada de la otredad surge un tercero, y va y nos guiña un ojo y no la olvidamos nunca, aunque el encuentro dure segundos.

Entonces me pregunté si a las mujeres les pasa igual, si hay algo asi como un "hombre eterno", o si acaso ambos vislumbramos lo mismo, pero somos como los ciegos describiendo al elefante.

En todo caso, Gilda fue una película clave para mí en años difíciles, es casi imposible explicar por qué.


Saludos...

Mariana (alias medio Rigoletto) dijo...

Parece como si las mujeres viviéramos segmentadas entre nuestros ideales y deberes, cautivas de varios espejos. Empobrecidas frente a todo lo que se puede ser y desear. Y no nos damos cuenta que somos tan ricas así, pareciéndoso más a nosotras mismas.
Mi modelo para decir esto es la Agrado, travesti que hace un monólogo inolvidable en "Todo sobre mi madre", en torno a la multiplicidad de cirugías que se hizo para "ser más parecida a lo que siempre soñé".

Saludos!

cronopio44 dijo...

¡Suenas maravillosamente difusa! De aquí a allá, enlazando los ángulos del tiempo, las ideas, los objetos y los sueños por el rabo del siguiente pensamiento... Idea: vivir el mundo natural desde la conciencia trabajadamente urbanita. Haber adquirido la "urbanidad" espontáneamente, sin este inmenso avispero que nos devora humanidad y recursos naturales... ¿Se llama civilización? ¿Y qué hacer con la barbarie...? Abrazo siempre perplejo.

prodigiosa dijo...

puede resultar menos incómodo identificarse con lo imperfecto, no somos sólo de pureza o bondad, benditoseadios, podemos ir de extremo a extremo porque "beauty is the enemy" pero "uma boa voz é uma boa voz, e música com alma é música com alma".

Reaño dijo...

Las mujeres en su justa cualidad: lo femenino ingobernable...

Umma1 dijo...

U R G E N T E


Siete mujeres iraníes esperan que se cumpla la sentencia, por la cual serán lapidadas, por el delito de adulterio.

Las campañas de Amnesty ya han salvado otras vidas en Nigeria.
Esperamos salvar a estas de un destino brutal.

Simplemente hay que firmar..
Y si querés ayudar a difundir, mucho mejor.

Agrego el link, por si a tus lectores les interesa colaborar.

http://www.es.amnesty.org/especial/lapidacion-iran/firma2.php


Muchas gracias

hormigo dijo...

Eso de preguntarme si no sería mejor ser un hombre sencillo, rural y despreocupado me ocurre a mí con creciente frecuencia. De hecho ya apenas camino por calles; en cuanto puedo me voy a andar caminos y veredas...
Un beso, rain ;-)

Eleafar Cananita dijo...

pero yo quiero ser una chica Almodovar como Miguel Bosé
.
.
.

asi como en la cancion nomas

jaja

:)

Tzarel dijo...

Por cada viaje, una liberación.
Los míos, me traen recurrencias, me falta un viaje completamente diferente, donde mi canción preferida me suene mejor que nunca.
Volví y traje una estrella de mar, un polo y unos moretones en las piernas por una caída :)

Marga dijo...

En mi primera frase me refería a tus gestos, que parecen salir de dentro, como los de Sharon para ti... Yo que sé, a veces escribo sin pensar y pienso que el otro lo piensa... jeje

Rain dijo...

Ah, los comentarios. Los he leído uno por uno.
Lo que voy a hacer, es ir a sus blogs, apenas pueda... me gusta comentar

ya tendrè más tiempo en los pròximos días
y aunque debiera estar durmiendo, ahora estoy aquí
cuando lean este comment, ya no estaré...
es así, el cruce de los tiempos.



Marga :) sí, en una segunda lectura, sin insomnio, entendí :)