26.9.06

Plastilina

¿Les gustaba jugar con plastilina?

A mí sigue gustándome. Cuando era chiquita, me gustaba jugar con las de todos los colores y con la mirada sobre una, de la profesora a la que había que decirle Miss, aunque tenía dos niños más grandes que nosotros, digo, porque en mi vago recuerdo, la profesora era una señorita gordita sin novio que la esperara a la salida de las clases, como si pasaba con las otras misses, que salían
casi corriendo del cole

el paraíso era de plastilina
me dedicaba a hacer la cara de mi mamá
decía que tenia mamá y un día, un niño medio bisco dijo que yo no tenía mamá, que yo era una mentirosa, porque su papá sabía que yo no tenía mamá y que yo era una mentirosa,
la madre directora debía saberlo y hacerme ver mi pecado

ve- nial
yo ya sabía de pecados

grité que mi pecado era venial y que por Dios y la santa plastilina yo no me iría al infierno

lo de la santa, fue un lapsus y todos se rieron, yo no
se rió el niño medio bisco, se rió la Miss y los otros niños me jaloneaban el mandil

ah, la plastilina o el paraíso con mamá vestida con unos jeans acampanados y con un corazón rojo
que latía por mí.


Me llevaba la plastilina a casa, aunque había que dejarla en la carpeta, para que papá viera mi obra de arte, que como decía la Miss, tenía mucho color, como debía ser,

es decir, cumplía los requerimientos que una niña sana debía tener
ver la vida a color, siempre a color
el cielo, los ángeles traviesos, menos los duendes, por Dios

Papá me abrazaba, elogiaba mi creación que de minimalista no tenía nada
era una mamá de plastilina, sonriente que flotaba en el paraíso lila
nunca azul
para qué azul, si el cielo que yo veía era azul: el cielo era una esfera azul de mentira, por donde pasaban aviones, helicópteros, gaviotas, buitres, sí, como en una lámina que vi,

si pasaban buitres el cielo era una mentira, esa idea no me dejó en paz y no se la conté a la Miss, ni años más tarde al cura, en la primera confesión

el cielo era lila
el cielo era una capa de plastilina con huecos y tachuelas doradas en las nubes, por donde mamá
flotaba, seguramente oyendo una canción de Lou Reed, porque a mamá no podía gustarle las canciones de pelucones tontos

a mamá no podían engañarla
para mamá, el cielo
también sería lila y con sus pecados veniales, que serían muchos, ella flotaría cada vez más alto, más aaaaaltoo

y un día caería suavemente sobre mi silla favorita
un día, un día cualquiera.



Con plastilina en las manos, un día vi a un chico con lentes, flaquito, que pasó por mi lado, en la Avenida La Mar. Volví a verle sucesivamente, él vivía cerca de la casa y un día cuando yo bajaba del ómnibus escolar, por distraído chocó conmigo y se le cayó una caja

una caja de plastilina

Nos hicimos amigos
tenia un año más que yo

Su madre era una mujer atildada, de aquellas a las que les encantaba salir en las planas sociales, como el Circo beat de la revista Somos. Eso.
Su padre viajaba demasiado.
Mi amigo jugaba con plastilina. Yo jugaba con plastilina.
Nuestra historia de amor fue como un pequeño paraíso de plastilina lila

en el cielo ya no estaba mamá

un día, papá se fue a algún lugar que no era el cielo, y que no era lila ni azul.

Un día el chico de lentes se fue a otro país, y me dejó un muñeco de plastilina y un poema sobre
músicos tristes que dejan a sus chicas, aunque no quieren dejarlas,

como él.






Mi hijo tenía tres años y un día me dijo: "mamá, aquí estás".
Una mamá de plastilina, sonriente con un libro en la mano, flotando en el aire rojo
oh, qué bien, aire rojo, un palito con cabeza, despeinada y contenta.

Había volado con mi libro de fotografías para volver a casa, a preparar la cena y en el camino, un pequeño demonio me había dicho chao. Así me veía Al.

Ni cielo azul, ni ángeles. Aire rojo

plastilina y un botón plateado en el cielo, como una galaxia lejana
esa era yo, una mami de plastilina

no era el happy end de mi historia,
la vida seguía, el mundo podía ser de plastilina por unos instantes, ¿cierto Al?

nada que algún villano maquinara, aquí, ni allá
por unos instantes, como ahora que escribo y clavo mis uñas en la plastilina lila, sin el noticiero como una bofetada, ni la imagen del pequeñito que con sus caramelos se pierde entre la gente, solo, muy solo

sin fealdad


mientras algo inexplicable se lleva la imagen de alguien que es como una masa de plastilina malograda,
que tal vez servirá para ser el barro que se forma en las calles, en plena tormenta de plastilina,
y en el medio de los trazos, el castillo de un vampiro que asoma diciendo adiós.

21 comentarios:

Tzarel dijo...

Juegos. La ronda ¡lobo estás!, los superhéroes ya no vienen, pero nosotros sí venimos a jugar, con plastilina, rompecabezas, adivinanzas, lo que se nos ocurra.
Haré el castillo, al vampiro le pondré su negra capa. Sin colores, como le disgustaba a tu Miss.
Regresé.

Fuego Negro dijo...

hermoso....ahora el tiempo te encuentra moldeando recuerdos en letras que conmueven y llevan a un viaje inolvidable
gracias por eso

salud y mas que suerte

Rain dijo...

¡Chapado, Tzarel!

:)

Sácale una foto al vampiro, digo, por la capa negra.
Me la envías, en tamaño poster. Algún hermoso poster te haré llegar, con el mega gmail. Ah y recuerda la pp.


***





Fuego, grax. no sé si será un viaje inolvidable; si para ti lo fue, gracias por decírmelo.

Vi tu cabecera... me había quedado con la del fuego, marcada en la memoria.
Antes de hacer algún agregado en tu template, recuerda hacer una copia de seguridad.
Por otra parte, me gusta el negro con el anaranjado de tu bitácora, porsiaca.

:) salutes.

Chao Fuego negro.

ElCortaVenas dijo...

Preciosa nostalgia encierra tus palabras, un lenguaje que deja traslucir la inocencia de una infancia aún latente.

Recuerdo que en el nido siemrpe me daban plastilinas de vistosos colores que... (confieso) a veces traía a casa si ser mía, jugaba con ellas hasta dejarlas todas grises y asi de feítas las devolvia... ja..

Saludos, lo bueno nunca se olvida, como este blog.

sonela dijo...

Recuerdos lejanos, dulces y de colores es lo que me han despertado tus letras. Los dedos (y todo en un radio de 2 metros) envisgados concentrados en inventar lo que de aquella eran juegos y ahora sueños.
Besos moldeables :)

chocoadicta dijo...

En michilita de la escuela había siempre unas plastilinas y unos colores plastidecor. Ambas cosas me traen gratos recuerdos, y parece que la nostalgia con el otoño (aquí claro) hace un buen equipo...

Vicente dijo...

Sabes hacer de nuestros ojos un mar de ideas en la cabeza, sabes transportar con las palabras las imágenes más personales, aunque sean de plastilina, es muy dulce por tu parte mostrarnos simplemete lo dulce que puedes llegar a ser con las cosas más simples que a los ojos de cualquier ignorante le parecería algo trivial, lo trivial es pensar que los sueños de niño fueron solamente eso, sueños, aún sigo recordando aquellos dinosaurios de plastilina que hacía de pequeño y los veo moverse con toda libertad por mi utopía.

Ludovico dijo...

Creo que la la plastilina es a imgen y semejanza dl barro maravilloso con el que Dios (si alguna vez lo hizo) creo al ser humano...

Me hiciste acordar de buenos momentos. gracias Rain

Carolate dijo...

Yo me comía la plastilina, hasta que un día me descubrió la hermana del niño que me gustaba y dejé de hacerlo.

La plastilina sigue teniendo encanto para mi. Me gusta olerla y sentir como va cambiando en mis manos hasta hacerse blandita, blandita.

¡Saludos!

IGGIX dijo...

q simpatica tu miss; la mia en cambio esperaba q llegara diciembre cuando mi bolsa estaba repleta de las canicas q iba ganando durante los recreos del año, para requisarmela con un tonto pretexto.luego al año siguiente, al ñoño de su hijo lo vi aprovechandose de aquella injusta pesquisa; tambien me hacia parar de cabeza sobre el piso de listones de madera brillante y olorosa en una esquina del salon, razones tenia, pero q imaginacion inquisidora la de aquella mujer de rostro agrio, y digo su apellido para q se queme en la hoguera de las conciencias virtuales :)(arboco). creo q por esos tiempos aprendi a ver las cosas en diferentes angulos, claro, si me la pasaba escuchando la clase de cabeza; me moria de risa de ver las caras de mis compañeros al reves y a la miss arboco se le veia aun mas horrorosa, era una brujaaaaa!!!, jajajaja...bue, los caminos de la vida...

Anónimo dijo...

Yo adoraba hacer cestas de plastilina y las llenaba de blancos huevitos tb. nunca habia una mamá gallina empollándolos, porque yo no sabia hacer gallinas, solo cestas marrones y huevos blancos, ahora ...si me vieran las cosas que hago con el play doh de Camila, jajaja, a este punto ya estoy muy sonrojada .

a almorzar...:)

Di

El Enigma dijo...

... excelente, la plastilina es fantastica ya que puedes hacer y desahcer todo y nada a la vez.

Muy bonita historia.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

IGGIX dijo...

por favor Di...di, q hacias?

melytta dijo...

Sabes lo qué más recuerdo (y es un recuerdo compartido con hormigo) que al final de tanto mezclarla la "plasti" terminaba de un raro color gris y que siempre al partirla, después de muchos usos, tenía un pelo.
Me encantaba la plastilina nueva, un bloque de color para partirlo con aquellos cuchillitos y amasarla. Yo hacía patos y frutas de colores, un frutero entero.
Un año por Navidad en el colegio de mis hijos las madres decidimos hacer un Belen de plastilina a mi grupo de niños y a mí nos tocaron los pastores y pastoras, recordé otra vez la sensación y el olor de la plastilina nueva con colores y sin pelo.
Qué bonitos recuerdos los tuyos de hoy.
Besitos, Sky.

melytta dijo...

Leo tu mensaje anterior se lo leo a David. Te sonríe. Sonríe a tus besos.
Gracias, Vir.

Rain dijo...

Ah, es que uno las aplastaba y las retorcia, las estiraba, las amasaba, partía, mezclaba....

Salutes, Ronal, tampoco se te olvida.




***





Oye Hada, con esos besos moldeables, me recordaste a Kika, que solía enviar sus besos de acuerdo al tiempo y suceso... Grax.

Los tuyos, digo, tus besos, son los tuyos, y así los recibo.
.
.
.
.
.
.
.
.

Quiero más plastilina.

:)



***





Ángeles, ya te veo, peque con tu mochila más peque, lindísima sacando la platilina...


A ver si el recuerdo nos trae otros.

Abraxo.





***





Hola Vicente, así que tú con Dinosaurios. Sí, era el tiempo de "Jurasic Park" :)


Vicente, hay problemas con Bitácoras, y cuando quiero entrar a leer lo tuyo, no se abre la ventana de comentarios. Sino hubieras visto los míos. Creo que sólo entró uno.
Sky y ángeles se han mudado ya.
Piénsalo, porque así es raro enviarte un comentario.

Chao y gran salute.





***



El barro de las historias...bueno, sí.

:) el barro benéfico, ese que ponen como emplasto para curar, eso, prefiero eso.


:) salutes Ludovico.




***





Carolate, tsin cólicos tú, ¿ nada te dio?

así que fuerte Carolate, seguimos con la plasti...

:)





***


Iggix niño, de cabeza, qué extrema esa mujer,
cuídese usted y juegue con plastilina cuando quiera.






***





Di, aquí se alborotan, por asociación de palabras o no sé :)





***



Pastoras de plastilina...si se puede hacer pesebre, pastoras, vacas, naves espaciales aterrizando para ver al bebé Jesús,
qué maravilla Sky.

Sky, gracias por el beso de tu nene,
oye David, tienes una mami linda,
ah ¿eso no es novedad?

ya sé,
qué quieres que te diga, se me salió.

Chao.

Eleafar Cananita dijo...

pucha. este escrito si fue malintencionado ah.

me has puesto el corazon de plastilina y le has abierto ventanas y puertas por todos lados.

no se vale eso.

IGGIX dijo...

por eso mismo, magic, me fui por las ramas :(

Rain dijo...

Mientras escribía para los comments de arriba, ustedes escribían paar el post de abajo.

Cananeo, me acerco a su corazón de plastilina y le pongo un chocolate de leche.
¿ya?


Oiga, Iggix, niet, niet.

mujer de lluvia dijo...

Llevo dos veces tratando de escribir un comenatrio ,pero esta computadora confabula contra mi...Lei tu post esta mañana y aquello me regalo un gran dia, me la he pasado imaginando a la gente de plastilina como en alguna pelicula de Tim Burton. Me la he pasado deseando abrazar a esa niña que prefiere el lila y no el azul,queriendo perderme entre colores...que magia tienes Virginia, que magia tan grande hay en ti!!!
Saludos

Rain dijo...

Por los dioses, estabas aquí, fui a tu casablog y no sabía que habías estado aquí.

Oiga usted Angelita, ni me diga cosas tan bonitas, que las me voy a creer.

Abraxo.