20.8.06

Desfase

Una manzana abandonada es una manzana abandonada. Qué extraño, pasé por su lado y la dejé allí tirada, aunque estaba sana y bastaba lavarla y llevarla a la boca. Qué extraño, tú eres un abandonado y no te miro. Ah, la crueldad inconsciente que martiriza a los niños cuando se acuerdan de algo que mata poco a poco, en esas noches, antes de rezar porque vendrá el angel de la guarda y dirá: "qué mal te has portado, no te cuidaré". Y Dios estará enojado, se comerá mi alma , porque Dios es caníbal y mi alma es de carne y plástico, también de chatarra. No sé, alguien me dijo que el alma no piensa. Ah, ya recuerdo, fue Aristóteles, ¿sí?. Tú sabes, tú sabes. Si la parca viene, prepárate, limpia tu alma y ríete, ríete, no te queda más que hacer. Ah, ya, yo soy el niño malo, ah ya, yo soy el niño bueno, eludiendo la maldición de algún viejo demonio. Espíritu viejo, espiado por el guardián de la luz. O es que hay que sonreír, ser dulce, decir siempre algo amable, ser simpático, mentir, así el viejo demonio será engañado y yo triunfaré.

Entonces, me volveré demonio, espíritu joven. Me subiré a tu nube preferida y desde allí te pintaré el espíritu viejo, a ti, el ejemplar escatológico en desfase, cuerdo, siempre cuerdo, adusto, pequeño criminal.



Foto: David Lladó, de su fotoblog imatges.net

11 comentarios:

Eleafar Cananita dijo...

que pena eso de la manzana abandonada... y que pequeño ese pequeño criminal. esos espiritus han dado tanta ronda que no distingo uno del otro. he leido tu post cuatro veces y me sigo perdiendo en cierto loop. por eso me ha gustado mucho. porque me pierde. y me gusta el vertigo.

Rain dijo...

Si yo misma me pierdo, a propósito escribí laberínticamente y al final me siento bien, para dormir.

Salutes sonrientes, Eleafar, duerme bien si acaso ya te vas...

Carlox dijo...

¡que yo soy una manzana como esa!
¡qué gris es mi entorno V! pero soy feliz por momentos sin sonreir a todos y eso importa.

saludos.

Fuego Negro dijo...

...si no matara,la indiferencia,seria poesia



salud y mas que suerte

Roberto Zucco dijo...

Escuchar tu música es estar un poco contigo. Eso es lo que hago en esta tarde de domingo. Un beso.

KuruPicho dijo...

Asterix, anoche cuando pillé a la madugada tu post ya no me dio el cuero para dejarte nada, ahora puedo decirte que la nueva foto de portada del puerto repega, baby. Me animaría a apostar que es Lima, por sus piedras, por ejemplo, restos del otrora grandioso virreynato. ¿Algún jirón en especial en tu vida? Saludos.

Ludovico dijo...

Y tal vez sea que no pueda dejar de hacer, y de tener la indiferencia como bandera. O a veces toca tener a los espiritus guiando laa vida, en su belleza e incredulidad.

Lindo Post V.

Peregrino dijo...

Vengo leyendo hace algunos posts tu blog y veo que la parca es una recurrente visita en tus letras, me prgunto si hemos de temerlo o sencillamente considerar como la presencia de quien ha de ganar finalmente.

Prefiero verla como una amiga lejanna que como una enemiga, ya que prefiero irme entre los brazos de una amiga que con el miedo de que me abrace una extraña.

Gracias por la visita.

Nos leemos.

Lobito dijo...

Qué extraño. Eso de ser fruta sana y deliciosa pero tirada y olvidada en el suelo.

Qué cosa tan extraña.

Me has dejado pensando, para variar.

Rain dijo...

Gracias a cada uno de ustedes. Fue un día movido. Me cansé, me voy a dormir. Contestaré los comentarios, luego

:) me gusta comentar en general y contestar lo que me dejan...

hasta pronto

rain dijo...

A ver si alguien atisba esta ventana, porque van a ser la una de la madrugada del martes 22.
Sí, extrañamente, como en la vida, lo exquisito está maltratado, o tirado, desapercibido. Quizás no luce tan bien como la manzana.

La parca:claro, allá está sentada, se levanta, se va, vien, se va. reaparece. Sí, creo que ser amigos, no sería horroroso.

:)