15.8.06

Delicatessen

En un mundo violento ser delicatessen resulta muchas veces contraproducente. Una banda de música análogamente visceral como un film gore, es apreciada hasta el extremo de interiorizarla en un acto de ética extraña. ¿Acaso una ética filo-gore?.

Inmediatamente se divorcia a lo violento de lo delicatessen, mas no todo es obvio. Explorar, raspar la realidad, encontrar sus capas, como en una disección existencial es deseable.

Delicatessen contemporáneo sería Paul Auster con sus novelas profundamente descarnadas sin el menor asomo de vulgaridad. La pintura naif, el expresionismo pictórico de Max Beckman, los payasos de Karel Benes, la escritura de Virginia Woolf, que para abordar personajes duros, lo hacía con una belleza cruda y elegante, una rareza potente expresada sin atenuantes. Musicalmente, Edvard Grieg, por ejemplo, como Federico Chopin. Grieg es maravillosamente delicatessen con La mañana y Chopin con sus Polonesas llega a un lirismo asociado a ese amor sui géneris, pleno del romanticismo de los poetas que escribieron como arcángeles extraviados.

Ante los poetas delicatessen, la fuerza de William Blake, el poeta hierático, el canto romanthic es como una rosa a punto de morir, y sin embargo está la posibilidad de unir a lo delicatessen con lo fuerte, alternándolos como en una fusión complementaria, que se fortalece en medio de las contradicciones.

Li Po, y los poetas que escribieron y escriben bellos haikus: perennes delicatessen.


Una cantante delicatessen: Björk, quien a la vez compone lo que canta. Esplendorosa y experimental.


Un cantante: Spinetta, asimismo cantautor, con una voz imitada y nunca igualada, que en cada vibración conmueve y alienta a acometer alguna acción vital, un poema, algo distinto a lo que destruye o envilece.


Una actriz: Romy Schneider. Su mirada y expresión corporal, finas e intensas.


Un actor: River Phoenix. Juvenil eternamente, maravillosamente expresivo.


La belleza tiene un rostro que se multiplica en los espacios y los individuos, como en un boomerang poetic.


Una canción: un ejemplo es Calling you, cantada por Jevette Steele, que se oyó en Bagdad cafe, aquel inolvidable film donde la protagonista es una mujer delicatessen.


Un cineasta delicatessen: Wim Wenders, con su ángeles que se hacen humanos y sus individuos que prefieren estar muertos en vida que hacer daño al que aman.


Un filósofo: Era más que un filósofo, delicado espíritu rebelde, amante de los hallazgos y los detalles, Walter Benjamin.


¿Renegar de lo delicatessen implicaría ser fuerte?. ¿Dónde está la verdad?, ¿o es que hay muchas verdades?


Delicatessen y dureza en conflicto: ¿por qué tendría que ser siempre así? como si una tuviera que excluir a la otra realidad? podría ser una esquizo situación vital, en una sociedad vapuleada por las expresiones violentas en su crónica y átona búsqueda apocalíptica. Pensar en los genocidios, donde el espíritu delicatessen ha desaparecido, convoca a la recuperación de lo delicatessen, con toda su fuerza, porque existe esa fuerza que se revela y expande pese a que pareciera que todo está en contra de su poeisis, de su ritmo: esa imaginación infinita que nada ni nadie puede matar absolutamente.


Es que lo delicatessen va contracorriente y su belleza se alimenta del silencio, las meditaciones, los diálogos, los monólogos y el grito. Lo delicatessen es musical y terriblemente inconformista.

Eso es lo que nadie le quita: si eres inconformista, tal vez eres delicatessen.


Ilustración: Payaso, de Karel Benes, pintura al óleo.

19 comentarios:

pablo dijo...

Delicatessen: me dejaste pensando, me dejaste pensando...

IGGIX dijo...

justo y extraordinario como un haiku, esta reunion de la nocion del termino q indagas

Marea dijo...

No sabía la definición de tal término en ese sentido, gracias.

césar castillo dijo...

¿Te das cuenta que el humanismo hace lo que aquí denominas delicatessen? En cambio, la ignorancia hace lo... por ejemplo, hard core. El dolor ciego, la ignorancia, los complejos, las violaciones, la marginalidad nos hace bárbaros. Me gustó tu texto, como siempre acertado. también he pensado mucho en eso. A ver ¿crees que el mancebo bisoño de tu texto conoce a Win Wenders, a Paul Auster, los nocturnos de Chopin, Las olas de Virginia, Los himnos a la noche de Novalis, los haikus de Li Po, seguramente le da arcadas la voz de Jevette y la de Bjork. Buen personaje, mas adelante lo desarrollamos. Te dejo con una imagen, una escena de Paris-Texas de Wim: la pareja conversando a través de un vidrio. Una escena de belleza vanguardista, tendrá vigencia por mucho tiempo más.

Julio Suárez Anturi dijo...

Escritor delicatessen, y magnífico: Scott Fitzgerald. Abrazo.

digler dijo...

tantos delicatessen y tan poco tiempo para detenernos y apreciarlos

Tzarel dijo...

Delicatessen en la penumbra, en la luz, o en la lux tenue de los días cansados.

Imagino una noche de danza. Los bailarines son delicatessen. Cuando salen del escenario, algunos se parecen al más ordinario de los mortales. Dejan de ser delicatessen. Mientras otros en medio del ruido y las condiciones adversas son delicatessen y resisten, van contracorriente como hardcores. Son delicatessen y resisten. Esencialmente son delicatessen.

Rain escribe. Delicatessen.

i dijo...

mi gato, royksopp, el bar del puerto, las pelis de Cocteau, mi polo naif, un correo largo escrito al amanecer, Doria :), los libros de prevert.
delicatessen.

George dijo...

MI ignorancia es grande y atrevida, no me queda claro, ¿a qué se refieren con delicatessen?

Reaño dijo...

sin olvidarse de la delicatessen del dandysmo...
es un decir...

Rain dijo...

El término delicatessen, en realidad es una palabra inglesa que nos remite a
delicadezas.

Luego, en el origen alemán sería Delikatessen.

Lo que a mí me ha atarído es su origen latino:

Delicatus.
Más preciso, sin duda.
La palabra Delicatessen se emplea por lo general para referirse en gastronomía, a alimentos selectos, o finos. Podrían ser especias raras y exquistas, por ejemplo.

Bueno, el idioma se alimenta de la imaginación de los individuos, en ese sentido se moviliza y a mí me conmueve la sonoridad de la palabra

Delicatessen, así que le he dado un significado que va más allá de lo conocido, o mejor dicho, lo trastoca, retrotrayéndose a su significado latino, del latín.

George, ese ha sido mi atrevimiento y agradezco tu pregunta. Así explico por qué el uso del término.

......


Salutes a todos.

:)

Debret Viana dijo...

sucede más o menos así: he paseado por tu blog, me he enredado. he sentido esa lábil fascinación que se da solamente cuando el cuerpo percibe que se enfrenta a otra voz. sería torpe revolver el lenguaje para extirparle los adjetivos benévolos que dirían, fríamente y mal, lo que digo.
lo mejor que me llevo es pésimo con la exposición de mis pareceres. aun así, tengo algunas cosas que quisiera decirte. si podés escribirme, o decirme donde te escribo será mejor para todos. deleznable me parece forzar a una audiencia a escuchar lo que amerita un suave diálogo de almas.
etc.
al margen, encontrar a godard, a jarmusch, a auster y etc en un blog es una gema que sucede raramente.

Debret Viana dijo...

y cohen, por supuesto.
(tal vez haya amor donde susurre sus voz, pero la noche rota, la noche desfasada está en la voz de tom waits, y es tan tentadora)

George dijo...

Asterix, gracias por el dato, es decir, estamos hablando de artistas exquisitos; aunque también del arte que hacen lo es. ¿no?

Un artista no puede ser exquisito, a menos que sea comida; lo exquisito es el arte que hacen, o mejor dicho, la percepción que tengamos sobre él, en ese sentido, hay un principio de valor que le asignamos al arte al cual calificamos como delicatessen.

¿o me equivoco?

Rain dijo...

Debret Viana: es una voz con una expresión de sentimentos partidos, como rotos (me recuerda a lo de 'los silencios rotos' de tus ínfimos urbanos.
Quizás (los quizás...) Tom Waits es demasiado para algunos momentos: sí, su voz es única. El registro de Spinetta es único, el registro de Tom Waits es único.

Delicatessen.

Debret, no me había fijado en tu mail, me absorbieron tus posts. Enhorabuena, llegó la hora e no ser ingrata en la acción epistolar. Mi correo es puertoasterix@gmail.com

hasta pronto: un gran salute.






***




George, sin afán de ser retórica, lo que hago es darle un valor, sí a Delicatessen, apoyándome en el origen latino de la palabra, y es que como te decía el uso que se da pragmáticamente a esta palabra, está en el ámbito gastronómico. Mas, sí, le he dado un sentido de proyección ética si se quiere adentrar en el significado.

Grax por el interés. Chao.

George dijo...

wou! uste es una señorita muy inteligente.

Gatito viejo dijo...

Me ha interesado mucho tu post. Veo muy acertado tu punto de vista y tu reflexión. Un abrazo

Rain dijo...

¡Hey, George!



***



Si estuviéramos en un café, nos la pasaríamos dando ejemplos de Delicatessen :) o en alguna reunión, entre el vino y la music.Estoy soñando Gatito.

:)

Anónimo dijo...

Que paseo...excelente post, magnifico.