13.6.06

La pequeña novia

Un día, despertóse la pequeña, vestida de novia con un ramo de azar entre sus manos y un canario revoloteando al pie de su cama. Además mariposas anaranjadas , negras y amarillas aparecieron de pronto, como si por allí hubiese pasado aquel Mauricio Babilonia de 'Cien años de soledad'.

En medio del suceso, pensó en el vampiro amable que la amaba y se alarmó al escuchar voces llamándola para que vaya a la Iglesia de San Miguel a casarse con el potentado de esos lares. Una verdadera tragedia, porque el tipo era uno de esos prepotentes comerciantes, con la baba cayendósele por ella.
La pequeña cogió sus tesoros: unos libros sobre cuentos de horror, todo Shakespeare, poesía de Blake, pinturas hechas por ella misma en mañanas estivales y sus jeans raídos. La pequeña en un dos por tres, planeó cómo escapar de esa pesadilla en la que ningún Freddy Kruger venía a torturarla, mas sí el tipejo del mercedes benz y la pipa sucia.
Y lo más interesante en la pequeña, era su capacidad para volar en días de urgencia, solamente en tales días, como ahora, que la vida se convertía en un episodio turbio. Antes pasó rauda por el templo y se hizo tomar una fotografía por Viollacea, su amiga de días juguetones y de sesiones de teatro donde ellas eran las damas de una antigua ciudad de valientes.
Ah, qué locura, la pequeña liberó al canario y a las mariposas las dejó seguirla hasta que la perdieron de vista mientras ella volaba lejos, lejos. La pequeña se iba a la casa de su amado vampiro, serenamente, amorosamente, infinitamente feliz.
Volaba.
***
Si Björk es suprema, lo sé. Mas cómo no emocionarme escuchando a Neko Case, alucinando que la pequeña de mi breve historia, cantaba con esa voz, con la de Neko, la sublime.
Decía el otro día, que fui 'casi' feliz. Ese 'casi' del que hablaba Claudia.
Y sabes amigo mío, temo que hayas pensado que porque fue 'casi', creas algo ajeno a lo que sucedió.
Oye, eres el amigo de mi tiempo nuevo. Y a ti te dedico este post, como si la pequeña novia te sonriera, liberada del vestido blanco y de su velo, feliz.


Foto tomada de Google.

6 comentarios:

A dijo...

HOLA ESTARAS POR AHI AUN?

NO SE

A.

Fuego Negro dijo...

siempre me sucede que me pierdo en sus letras y cuando me doy cuenta estoy pensando que me pasa o me ha pasado eso que usted escribe

gracias por eso

salud

Sir Faxx von Raven dijo...

srta vir&, me conmovió su historia. eso de volar en dias aciagos, woa. pero dígame, ¿no hizo nada el vampiro?

un abrazo desde el ataúd.

Gatito viejo dijo...

Conmovedora historia, muy linda, sí. Saludos

melytta dijo...

Repaso momentos "casi felices". No agujero, mariposas y velos de tul. Podría hacer un patwoch con los trozos de felicidad que han pasdo hasta hoy por mi vida, propios y ajenos. No sé si el resultado sería un edredón, o una funda para cojines o un especial traje de novia con el huir de los malos amores.
Besitos, Vir.
Sky

viollacea dijo...

Como conozco a mi amiga, la pequeña novia, puedo decir que hasta ahora se deleita en los brazos de su amante vampiro, aunque errantes de una planicie a otra por obvias razones, pero juntos.