30.5.06

Marcel y The Clash


Cruzé aquel túnel y salí convertida en pájaro.
Allí estaba él. Marcel Duchamp y un hermoso tablero de ajedrez con sus trebejos tallados y diseñados por él mismo. Estabamos entre la ciudad y el lago al lado del campo. Y todo era claro y extraño.
Marcel dejó que su sombrero volara a mis pies y dijo: "Cuando desaparezcas de aquí, llévate el tablero y los trebejos".
Le agradecí, conmovida y me fui desintegrando como medusa de sueño y es que éramos el sueño, Marcel y yo, ese lago, el túnel, mis alas, el tablero de ajedrez, cada trebejo resplandeciente y no había pesar, ni sombra de ti, que dibujabas a tus personajes muertos.
Desaparecí.
Abrí los ojos. Ya no tenía alas ni era medusa. Era yo.
The Clash estaba a mi lado como si nada, acomodando el sonido de sus guitarras y Joe Strummer me invitó un helado de limón que acepté con mi asombrada mirada y una sonrisa tímida.
A lo lejos oía las risas de Doria y Al. Eso fue sublime en medio de aquella calle suspendida en el aire, con sus niebla celeste y su luna roja asomando al anochecer.
Joe Strummer era amable y parecía un niño grande. Éramos los niños grandes en pos de una canción y la lluvia cayó suavemente. Doria y Al venían. Ella con vestido de gasa celeste confundiéndose con la niebla y él con sus jeans negros y los cabellos alborotados.
Nos sentamos en una mesa, cerca de una gran nube y en un instante estelar The Clash tocó los primeros acordes, fulminando el cielo. Ah, el rock con su espiral y su rosa negra.
Y era el sueño, era la niebla, el Ajedrez, Doria, Al, yo y The Clash rompiendo la noche en el aire, y abajo, la ciudad se alejaba más y más.



Foto:Marcel Duchamp por Arnold Newman.

9 comentarios:

Rain dijo...

Es una canción emblemática, lo sé.
La he puesto, precisamente porque me es muy significativa...

habiendo, claro, otras de esta gran banda.

Kat dijo...

veo, veo...¿qué ves?

Rain dijo...

Veo a tu capa roja guardada en un lugar de tu habitación.

Y veo ¿qué más?
ah, mis ojeras, y plaf, me voy.

Abracito.

Di dijo...

Y...bueno...me traes remembranzas de calles parisinas, pero claroscuros finalmente es lo que he podido percibir en este post.

gélido beso..brrrrr.

Di

nacho dijo...

Vir y sus sueños...

Eleafar Cananita dijo...

tienes una tendencia a los helados de limon. si. estuve muy distraido ultimamente. ademas te la pasas con artistas y musicos. jaja. te gusta duchamp, eh?

Carlos el hormigo dijo...

Es increíble, esto de los videos de YouTube. Hace años y años que escucho a los Clash, pero nunca los había visto tocando hasta hoy. Me ha hecho ilusión.
Un beso, Vir.

Nicho dijo...

Oír a los Clash siempre es un placer, Vir. Emparejarlos con Duchamp es novedoso, muy al estilo Duchamp.

IGGIX dijo...

buenos ingredientes para una jugada magistral en el tablero de duchamp, con los trebejos moviendose con las notas clash
saludos, virgin