29.4.06

Ese puente y el día...

El sol me protege contra los malos espiritus que no viven en la oscuridad sino en la plenitud del día. No debemos temer a la oscuridad. Es el día el que alimenta la oscuridad en nuestras almas. Es el día, no la noche.
Enrique Bernales.
Para Mingo.
Cuando he leído el post de Kike, en un dos por tres me he sentido otra vez caminando por las calles con barro en Agosto. Caquetá, con sus aromas y sus gentes de mirada vidriosa y la exquisitez de los quesos serranos exhibiéndose mientras a Al y a mí se nos hacía agua la boca.
Y ese puente tenebroso que pasábamos mientras yo experimentaba el pánico que ni Freddy Kruger con su cara horrible y su risa espeluznante me lo arrojaba a la cara y al sucio corazón. Y era de día, y no sé por qué transitaba poca gente, entretanto Caquetá bullía de gentes y los carretilleros pasaban atropellando al que se distraía.
Desconocer estas calles es como ignorar dónde vivimos. Que los megacentros comerciales no son toda Lima ni el Perú y que ese olor a quesos y verduras, carnes y barro en invierno, es Lima y yo sintiendo a mi sucio corazón agitado porque estoy tan enamorada de Lima, que sé que aunque también esté enamorada de la mítica París, nunca podría despreciar la ciudad donde nací y crecí.
Lima tan compleja y loca.
Lima de día, Lima de noche.
Lima sucia, Lima limpia, Lima misteriosa, Lima común, desnuda y silvestre, corrompida y triste. Lima, Lima.
Y es verdad, la noche nos protege. ¿ Recuerdas Mingo, cómo caminábamos en la madrugada después de haber conversado seis horas en el 'Queirolo' ?. En realidad, caminar en la madrugada, por aquellas calles periféricas del centro de la ciudad es temerario. Lo que sucedía, es que nosotros nos protegíamos en la larga conversa y en el aplomo al caminar como limeños. Se reconoce a quien camina por Lima, como limeño que la conoce y la domina, aunque a veces haya que ser dominado por su color opaco y su insomne llamado.
En Lima se conversa mucho, porque la ciudad es un no al silencio. Y cuando Lima está callada, es peligrosa y no hay que fiarse de su calma, oh calma chicha que se lleva la poquita paz que uno haya conquistado lenta e ilusamente.
Y luego, asaltar el cielo de Lima en la conversa, ¿recuerdas Mingo? .
Ah, poesía maldita, poesía bendita en Lima, la infranqueable y terrible ciudad de nuestros amores y desamores.
Lima, como un cuchillo afilado, o como un terciopelo negro cubriendo el pecho, o una turbina rota, niños flaquitos, chicas con minifaldas y maquillajes locos, o tú buscando discos en las Galerías Brasil y yo perdida en algún punto de la ciudad o cuidando a Doria, mientras todo gira y gira y la ciudad explota y renace.
Aquí, el post de Kike.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

No olvidé Lima ni sus noches transidas de locura.

Lo mejor era sentarse en las escaleras del Museo de Arte y mirar aquellas postales. Todo era dorado y negro, ¿no?

audiorama dijo...

Interviniendo nuevamente por aquí!

Ahora sin un blog personal pero conectado por la música (como siempre!)

saludos desde otro puerto!

alejandro (ex indieferntes)

Rain dijo...

Y pensar que no es la nostalgia a secas.
Es algo diferente.

Y pensar que ya no hay Filmoteca, mas aquellas escaleras permanecen y la niebla, las postales...todo, aunque ya no sea igual. Aunque la niebla no ha cambiado.








***


Hola, qué página tan elegante, acabo de verla. Y sin embargo espero que 'Indieferentes' reaparezca. Era tan sobria y von novedades, siempre....

Salutes.

melytta dijo...

Te entioendo bien. Yo no puedo evitar, ni siquiera quiero intentrarlo, a pesar de que otras ciudades me resusten atractivas y enigmáticas, interesantes y plenas sentir que en la mía estoy donde quiero estar.

Inventarse, Vir, dentro de un mundo sin leyes y es entonces cuando sabes que la búsqueda ha concluido porque sólo dos prófugos pueden sentir lo mismo.

Besos a montones.

Gracias.

Rain dijo...

Sky, seguiría queriendo a Lima y llegaría el momento -ya lo escribí alguna vez- en que me enfermaría de pena lejos de ella, mas sé que podría vivir lejos de ella, creo
que indefinidamente, o lo intentaría, si tuviera que hacerlo.
(Ya he estado separada de ella un año, hace tiempo).
Y volvería a ella, a verla otra vez, siempre que pudiera.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Mi querida, es eso... es .
Nos reconocemos.
Abracito.

Anónimo dijo...

Después de los abracillos y de no ser mencionada por usted, señorita ingrata, paso a decirle que estoy en el centro de Lima y que
me voy a ver patos al gran parque, patos y lago, por supuesto y después voy por unas chelas.

Me acompaña usted, señorita?

Adriana dijo...

Sorry, no soy anónima.

Laura Hammer dijo...

Que caminata mas serena la de su post.

Carmen dijo...

La verdad esque es fantastico enamorarse de tu ciudad, la de cada uno, recorrerla cada dia descubriendo cositas nuevas o fascinandote por las mismas de siempre.
yo ahorita, descubriendo otras nuevas, pero es cierto con la mia siempre en el corazón, recordando sus rinconcitos..
un besazo vir

noemi dijo...

Tendríamos que tener la suerte de ir a conocer Lima... y entenderíamos todo...

ajedrez dijo...

si tu hijo estuviese despierto y entrara al chess de yahoo.com, en beginner, el salon boardwalk, podria saber que tal maneja el sable. Usted también está invitada.

Eleafar Cananita dijo...

norma venía en un avión desde mexico a houston y oyó a dos personas de otras nacionalidades conversando: una dijo que lima es una ciudad muy fea y gris, la otra asintió, agregando que apesta muy mal.

yo le dije, que efectivamente, Lima es gris casi todo el año, salvo en verano, y que el olor a madera del siglo XVI mezclada con el humor de los esquizofrenicos bajo los puentes no me era del todo repulsivo, sino hasta agradable.

con esta introduccion escatologica no quiero dejar de lado escenas mas bien hermosas del punto de vista estetico, como las casonas, los colores, la comida, sino anotar, que el espiritu de una ciudad es lo que la hace bellas.

porque es una aceptacion de mi yo reflejada en ella.

PD: al menos en palabras de la psicologia en vox populi.

reds dijo...

no es pecado enamorarse de Lima, es adicion, es deseo es arrechra (upss sorry)creo qu enunca fumaste o te metiste un pampero a las 2 am, que sabe kike?

gloop dijo...

no sabia que el constitucionalista escribia poemas.

Rain dijo...

No sé si es hijo del ex-senador, no se lo he preguntado. En todo caso, son dos personas diferentes, 'Gloop'.

Lo importamte es que cómo escribe y por eso leo siempre su bitácora.