16.3.06

Lo inolvidable

Hay situaciones, personas y cosas inolvidables.
Lo que en la vida nunca se olvida y que es posible , al momento de morir, aparezcan como recuerdos. Los últimos alientos de una existencia que se va.
Si yo muriera mañana, y tuviera algo de tiempo para ver mi vida, recordaría la risa de mi hijo, el ajedrez en sus manos, el abrazo de mi padre, la sonrisa de Patty, el amor.
En un collage rápido vería rostros.
Respiraría hondamente, si fuera posible, escucharía música, tal vez a Mozart y a 'Jesus and Mary Chain'. Vería cómo caminábamos Juanita y yo por la Avenida La Colmena, saliendo de la legendaria librería ' El Caballo rojo', y el eco de una sirena sonando en la Lima del tiempo de las bombas y la desolación. Y en medio de eso, nosotras caminando hacia la Filmoteca del Museo de Arte.
Vería a Jorge llegando por primera vez a la Plaza Francia con su hermosa sonrisa, acercándose a los libros que yo ponía en 'El Brillante Desquite', entre afiches, un estante y un carromato de madera.
Vería a Josemari Recalde, con su celeste mirada, cargándome y dándome vueltas con su enorme risa de fauno en una tarde de sol en la Plaza Francia. Y luego corriendo esa noche por la Avenida Angamos, gritando que tenía un hijito. Todo él luz, tan sonriente. O aquella vez en el 'Queirolo' cuando nos reíamos tanto tomando una cerveza, cuando pasó por nuestro lado un individuo que había intentado enemistarnos, intrigándome contra él. Mi hijo era un bebé y yo vivía en pleno centro de Lima.
Recordaría a S en esa noche en el Campo de Marte, en un Concierto de rock subterráneo. S y su entrañable mirada. Y de pronto yo escuchando a Edgar Barraza 'kilowatt' diciéndome que cantaba porque se sentía muy solo. Y S cerca , atisbando.
Vería la nieve de Moscú cayendo y cayendo mientras K me besaba. Vería el Mar Negro, cuando
las olas se encrespaban violentamente y yo me mojaba los pies en la orilla y era otoño.
Evocaría escenas de películas.
De ' El fantasma de la Libertad' , de 'The corpse bride', de ' Jules et Jim'.
Vería a F saltando feliz feliz en una noche de Año Nuevo cuando yo vivía en Pueblo Libre. Agitaba una luz de bengala y en esa azotea la felicidad existió.
Recordaría esa marcha multitudinaria cuando iba compactamente entre la gente que gritaba consignas y en el aire se sentía una gran potencia eléctrica. Y allí conocí a S.
Evocaría los rostros de los amigos y amigas en una gran escena en primer plano, y en el fondo un sonido de lluvia torrencial.
Recordaría las noches de baile en distintas circunstancias, y el gozo, la sensación de libertad.
Vería a Jorge y a L caminando hacia mí en una mañana de febrero, allá en la Plaza San Francisco, y alas palomas revoloteando entre nosotros.
L, la hermosa L, brillando, allí estaria en la escena central.
Evocaría los gestos y movimientos de mi cuerpo enamorado con otro cuerpo enamorado.
Recordaría la emoción que me causó aquel mail.
Vería la carita de mi amiga Kika.
Me vería escribiendo este post, en esta noche de verano.
Recordaría esos besos en esa mesa, y en ese taxi. ..
Y un poema o dos. Porque el tiempo acometería su fugacidad y la parca me sonreiría y yo también a ella.
¿Por qué he pensado en todo esto?
Por unas palabras, unos ojos celestes inolvidables sacudiendo las escenas de mi vida. Por eso me senté y recordé. Y mis dedos se movieron sobre el teclado, mientras mi cara mojada en silencio,
recibía el aliento nocturno y lo inolvidable vibraba. Por eso.
Para Josemari Recalde que sonríe en el recuerdo.
Foto tomada de Google.

23 comentarios:

caminante dijo...

Estoy en casa de un amigo aquí en California.

Es agradable recordar lo querido y a punto de morir, yo recordaría a mi madre cuando me miraba largamente a los ojos. Cuando tu hijo esté en sus últimos momentos y tal vez tú ya no estés, seguramente te recordará.

Yo, aquí, te recuerdo.

charruita dijo...

uf! muy fuerte este post.
Creo que esos pensamientos valen mucho.
Son tu vida.
Y la vida vivida es lo unico que tenemos.
Me dejas pensando...

Rain dijo...

Caminante, entre ayer y hoy, he recibido palabras que me han removido. Las de Aitor y las tuyas.

Un cálido salute.




***





Mi querida Charruita, me acompañas. Estoy aquí arreglando unas cosas de mi niño porque más tarde tenemos gestiones importantes... Y asomo al puerto y me reconforta encontrarte.

Te debo un mail. Ay, soy una ingrata... No es intencional.

Abracito.

nacho dijo...

Yo, cada vez que muero, recuerdo lo que nunca ha existido.

El Enigma dijo...

... y es muy probable que ocurra, acabas de darse orden a dichas imagenes.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

chocoadicta dijo...

Bonit homenaje... creo que llegado ese momento me gustaría que aparecieran ante mis ojos las miradas cómplices y sonrisas de cada uno de mis seres queridos...

Beso
(ya consigo dejar comentario)

IGGIX dijo...

conmovedor en verdad. la vida es tan bella, aunque muchas veces no lo reconozcamos, q la presencia de la muerte nos hace aferrarnos a ella atraves de sus simbolos mas simples; el amor, la amistad, el arte, lo cotidiano...
gracias por todo virgin.

diego dijo...

me gustó mucho.
yo no sé lo que veré, quizás a ella en alguna clase o quizás a él en una reunión o quizás a todos como un colage similar al tuyo, pero siempre distinto.
no lo sé.
me dieron ganas de escribir al respecto.
en otro momento será.

Sir Faxx von Raven dijo...

que post tan bonito, me comprimió el estómago. por eso cuando muera, quiero que sea una muerte lo suficientemente larga para saborearlo todo de nuevo.

la leo con frecuencia srta vir&, pero es tan prolífica que me abruma. aún así es un placer ser sepultado por escritos tan bellos y llenos de sentimiento como este.

conocí a Josemari en la universidad, alguna vez nos leímos poemas en la cafeta y recuerdo todavía la última vez que lo vi, -ahí nos vemos faxx me dijo. espero todavía volver a verlo.

Sebastián -Dr.Corazón dijo...

Es bueno que lo digas, que lo pienses, y que pongas orden en tu universo de miradas.
Eso. Así te conectas más con la vida.
Por más paradójico que parezca

Rain dijo...

Es una insursión que me llama mucho la atención...si el otro día hablaba con el cananeo de psìquiatras y psicoanalistas.

Rain dijo...

incursión, caramba, incursión..

ahora pienso en esos rollos introspectivos expandiéndose y saliendo del monitor..

césar castillo dijo...

Me encantan tus textos, son muy intensos. Muy buenos. Estoy elaborando otro proyecto de blog.

Reaño dijo...

Son aquellos recuerdos que llenan las habitaciones d ela mente, cuando pasamos de una a otra, cuando abrimos las puertas y decidimos el nostálgico recuerdo que nos esboza una sonrisa...
en tardes como ésta.

Aitor Recalde dijo...

Vir,
Gracias por la dedicacion, êl lo hubiera apreciado. Tu escribes muy bien, cincuenta veces mejor de lo que yo hubiera podido hacer.
Me alegra haber encontrado este sitio. Seguire visitando u seguire leyendo.
Mi madre esta viniendo a visitar. Libro Del Sol sera lo numero uno en mi lista de pedidos de mi Lima, han pasado años y jamas leí ni uno de los poemas. Mi madre no quería enseñarme el libro, creo que pensaba que me haria daño. Ahora mas que antes quiero leerlo y sentirme orgulloso de êl, secretamente siempre lo hice.

Aitor

Rain dijo...

Aitor, la poesía de Josemari es tan diferenciable de otras.´Un estilo muy singular.


Quién sabe aitor, quizás escribes muy bien y eres muy exigente contigo mismo. Y aunque no escribieras muy bien, en algún lugar está tu talento, imagino que sí.

Gracias por tus palabras, gracias.

Un cálido salute.

Aitor Recalde dijo...

Hehe... hago el intento.
Sí, su poesia es diferente. My proximo libro va a ser Libro del Sol.

He leido las cosas que se le venian a la cabeza, y escribía en pedazos de papeles y hasta en servilletas, mientras tomaba un cafe en la heladeria de la vuelta de mi casa. Unos de sus lugares favoritos.
Espero con ansias la visita de mi madre y el paquete que viene con ella.

JUDITH dijo...

HOLA AITOR,

SOY JUDITH....

Anónimo dijo...

hola aitor, recuerdo una conversación contigo en la casa de tu madre de magdalena, un par de meses antes de la muerte de josemari, si me mandas tu mail, tengo unos poemas que josemari dejó guardados en mi computadora, te los puedo enviar.

un beso

m

Anónimo dijo...

me gustaria conseguir los poemas que escibió cuando vino a españa
guillermo

esteban gabriel dijo...

Recién descubro este intercambio. Alguna vez Josemari me alcanzó dos poemas mecanografiados que me arrancó de las manos una vez terminados de leer. Alguien sabe de ellos? Yo en cambio guardo aún una larga retahíla de poemas separados por asteriscos. Me los dio para que los publicara en Piedra Aloum, efímero golpe de letras. Al no continuar el proyecto me los quiso arrebatar de casa, pero finalmente decidió que se quedaran conmigo. Les suenan estos textos? Uno empieza así “guardo en el ojo una guadanha azul/detrás del cráneo una secreción secreta/y en tu cabello he dejado una mosca/de los poemas de Arguedas…”

Un saludo a todos.e.g.

VLAD dijo...

HOLA, ME GUSTARIA CONVERSAR CONTIGO, TOMAR UN CAFE Y DIALOGAR. QUIZA COMPARTAMOS PASIONES, ME AGRADARIA MUCHO HACERLO. RESPONDEME DE TODOS MODOS. ESTEE S MI CORREO rauli_k@hotmail.com

VLAD dijo...

ME REFIERO A TI, NECECSITO CONOCERTE. ESCRIBEME A MI CORREO.