2.3.06

Esas canciones de antes, esas canciones de hoy

Qué horribles son los zapatos con tacos estilo aguja. Qué detestables son los cuestionarios. Qué horrorosas son las baladas de amor con letras como ' Tú eres el hombre que amo'. Qué ultraperversas son la torturas en un cuarto húmedo donde un chico es golpeado e interrogado sobre por qué llevaba esos volantes impresos.

"¿Por qué piensas cómo piensas eh?".

Me espanta el tajo del niño piraña que corre por esa avenida llena de gente. No me acostumbro a ver ese tajo.
"Eres una mierda, cholo, tonto, tonto", le decía un hombre a un niño en una esquina, entre carretillas de comida frita. El hombre era el padre del niño. El hijo tenía un gesto de sumisión y rabia mezclados. Esa rara combinación del odio soterrado.
(Nunca tengas miedo al odio, me dijo mi padre, y eso que era creyente).
Y sonando a todo volúmen una vieja canción, una de esas que te hacen vomitar si eres alérgico a las declaraciones de amor desfallecientes. Ni siquiera se aproximaba a un buen bolero, a alguna canción melancólica.
Por ejemplo a: ' Si ardiera la ciudad' , o a ' Adiós verano'.
Esas canciones de melodramáticos amores.
Cuando se canta al amor, melodramáticamente, siento como si estuvieran haciendo una parodia y que el cantante se estuviera engañando a sí mismo y engañando a los que le escuchan, y luego como si toda esa tonadilla tuviera como objeto desquiciar al que escapó de esa maraña de cancioncillas.
Porque el que se dio cuenta de lo que traían esas canciones les dijo adiós o tal vez ni eso.
Me dan ganas de ser grosera y de escribir diatribas contra esas canciones.
¿Estoy gritando? ¿estoy siendo pomposa ? no importa, no importa.
Ese es el placer de escribir el blog. Puedo desentonar con los que aman la moderación.
Estuve pensando que la sabiduría es sublime. Estuve pensando en que cuando sea viejita, seré a veces ruidosa y a veces tan silenciosa que no se darán cuenta de mi presencia.
Me deslizaré por la ciudad lentamente y llevaré mi supermochila.
Seré una viejita alucinante.
Tú, rocker ¿dónde estarás? ¿acaso te acordarás de mí?
¿Acaso tendrás una palabra amable para hablar de mí?
Quién sabe.
****
Una canción maravillosa:
' Head on' , que canta ' The Jesus and Mary Chain'. Con esas inflexiones de voz tan únicas.
Algo desconocía acerca de esta banda: por ejemplo con esta canción, si se la escucha, es posible imaginar que hay sonrisas mientras la canción vibra y no es así. Los chicos 'The Jesus and Mary Chain' no sonríen. No se mueven demasiado y sin embargo hay cierta alegría que late en la canción y es por el espíritu de la banda, esa vitalidad intransferible, simplemente única.
O en otro plano recuerdo el coraje de Lucha Reyes, la cantante peruana, la magnífica negra que cantaba como cantaría una Diosa. Es que ella era más que una Diosa. Material y divina, eso era la inmortal Lucha Reyes.
Volveré a poner unas canciones que ella canta en la radioblog del puerto. Lucha volverá.
***
La exactitud de las matemáticas es como la exactitud de las notas musicales o como la ecuación de la armonía musical en un día de lluvia torrencial.
Como a ti te gusta rocker: algo expresionista, lo más hermoso, lo verdadero.
Como a mí me gusta, algo expresionista, lo más hermoso, lo verdadero.
Foto de mujeres mirando cartel publicitario en París. De Gerard Laurent.

17 comentarios:

peter dijo...

Si alguna vez vienes por aquí busca conciertos donde se sepa algo de 'Jardín solar'. Es lo más bacán que hay.

A mí tampoco me da miedo que me odien. Soy como un témpano por el que resbala la maldad como si fuera lluvia .

Desde Trujillo, saludos .

Carlox dijo...

odio las torturas musicales al igual que tú. gracias por las visitas Vir. Saludos.

Rain dijo...

:) Discman, cuidadosamente discman.

salutes Syd.

A dijo...

ECCE HOMO YO AQUI

El Enigma dijo...

... a pesar de muchos que dicen que es arte, yo digo que ser buen musico, es ser casi cientifico en sonorizacion.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Álvaro Ramírez dijo...

Una canción de amor cuando se vuelve empalagosa puede herir los oídos.
Por eso lo mejor andar sin radio. Escuchando solo los sonidos interiores, los ruidos que hacen nuestros huesos, el golpeteo del corazón bombeando sangre y manteniendo el difícil equilibrio de la vida dentro de nosotros.

digler dijo...

una viejita que lleva una supermochila y con tantas historias para contar...

Sir Faxx von Raven dijo...

de viejo creo que seré como aquel de la portada de "aqualung" de jethro, demasiados demonios vencidos y por vencer. también quiero ser verde.

si me la encuentro caminando con su mochila, puedo tocarle un par de canciones con mi whistle... eso sí, hablo muchas huevadas.

Rain dijo...

Enigma: cientific

de la sonrización.



Pertinaz y en magnitud, vasto...



ASi es cuestión de verle en pleno
manejo de sus neuronas, inspiradísimo.


:)
Salutes Enigma.




***






Álvaro Ramírez, es que hablo de Lima, la vasta Lima. Con sus calles de ruidos, calles tranquilas, calles locas, calles extrañas, demasiadas calles terribles, demasiado desconocierto, demasiada rutina, algo de gran belleza, y de vértigo.

Hablo de Lima, y en esta ciudad, caminar por ciertos lugares, por los que hay que transitar de todos modos para quienes es un recirrido obligado, oìr sus altoparlantes es una tortura. Estar en sus minitransportes llamados 'combis' molesta más que por lo apretujado que se viaja, por los ruidos que salen de sus radios, esas canciones espantosas que suenan y suenan con la conformidad callada de la gente.

Entonces, uno puede hacer su seleCción de música, buscar lo que considere apropiado para esos recorridos, lo que sintoniza con el bombeo del corazón, con los nervios y todo lo que uno es.
En esa acción se va mucho de nuestra esencia, al escoger música, al vibrar, al homenajearnos con la música que nos redime de la opacidad cotidiana.

Escribiré sobre qué música es la que a mí me gustaría escoger, ya que ando sin discman por obvias limitaciones. Escribiré en algún momento sobre eso. Sí.

Un gran salute.

Lobito dijo...

¿Y la música de tu cerebro?

Recuerdo cuando era chico que me concentraba en una canción al salir de casa y esta se repetía una y otra vez en, así lo llamábamos con mi hermana Rose, el tocacassette de la mente.

La canción me acompañaba a todos lados, se escuchaba a pesar del ruido, de las calles, de los ómnibus, mercachifles, parlantes y otros hedores que no tienen nada que ver con el olfato.

Ahora que lo recuerdo ya hace mucho que no escucho ninguna canción ahí... en mi tocacassette de la mente.

Rain dijo...

Hola Lobo.

Creo que tu tocacassette de la mente era -¿podría afrimarlo?- una de las mejores creaciones de tu vida. Creo que es para emularla y darle cada uno sus propios toques.

Alguna vez me ha sucedido, mas no con tanta continuidad: todo un trayecto, travesía, itinerario...

Espero que otra vez suene tu tocassette mental aunque tal vez ahora modernizado sea un superdiscman ecualizado de acuerdo a tus particulares tonos.

Salutes Lobo :)

Rain dijo...

Digler: imagínate, en mi supermochila tal vez viaje con una compu portàtil - si es que sé dar mis buenos golpes de karate, porque si ven una viejita con mochila abultada, pretenderán asaltarla- o si no la tengo (se supone que a esas alturas, debo tenerla) viajaré con un cuaderno para escribir y escribir cuando me plazca, y caminaré como aventurera, lo que sí, no haré autostop.

Salutes Digler.



***


Sir Faxx Von Raven: seremos verduzcos Sir, y los demonios asomarán, se pondrán en barricadas, y nada, habrá que mirarles cara a cara.

Sir Faxx Von Raven, me cantará usted y yo encantada le escucharé y no importa que hable huevadas, eso es saludable, de vez en cuando, claro...
:)

Salutes.

Reaño dijo...

De viejo me veo con un bastón, bombín y bigote y chaleco a lo Paul Valéry... dispuesto a encontrar una perosna amable y caritativa que me ayude a perder mi bombín en la primera cantina, romperme el chaleco en la segunda y empeñar mi bastón en la tercera...
¿Andará usted por allí para entonces, para ayudarme, señorita Vir?

Rain dijo...

Reaño , le comento algo: me llamó la atención una escena en 'Chocolate', film en el que actúa Juliette Binocche. En un momento le dicen 'señora' y ella responde: "no, no soy señora, soy señorita, no me casé". Me pareció detalle fallido. Una mujer libre preocupada por las formas, sólo un detalle al que sobrepasaba el encanto de la actriz, y su sublime mirada.
Y viene al caso, con la cuestión del tiempo: hay un concurso de cuentos
y te envío las bases
PUENTE AEREO
Reaño, digamos que los dos nos ayudaríamos a caminar con nuestros bastones, usted con su gorrita y yo con mi boina para las ocasiones. No me perdería por nada del mundo, ir a los bares, claro que a uno que valga la pena, porque a esa edad, entrar a cualquiera no creo que sea lo más divertido. o quién sabe, la duda queda...

:) Salutes.

Lars dijo...

No hay nada mejor que sacar las cosas de adentro.

melytta dijo...

Vaya, Vir, cuánto me alegro al leerte. Pensaba que era yo que me estaba volviendo rara con el paso del tiempo.
No siento nada cuando escucho esas letras, incluso las llamo "canciones lejanas", no me siento identificada con esa forma de descrtibir el amor. No puedo pensar en nadie cuando escucho esa letras, porque yo "si soy alguien sin tí" y no me muero de amor por nadie...

De veras cuánto me ha gustado hoy sentirte tan cerca.

Besitos

Rain dijo...

Lars: foto, palabra, tiempo, lo que hay....

Salutes Lars




***








Querida Sky, somos una comunidad, ni creas... :)

Me daban ganas de lanzar diatribas porque cuando te arrojan a los oídos estas cancioncillas, que te sean indiferentes es imposible. Allí están metidas en el combi, en la tienda, en la televisión del costado, en fin...

Y sobre no morirse de amor por nadie: es otra la figura. No de lamento. Más el dolor allí está..

Conozco amigas independientes, chicas hermosas que no tendrían razones aparentemente para 'sentirse morir' y sí, se morían, y tienen la mente vasta y son delicadas y fuertes...

Creo que ya tengo otro motivo para escribir... ah, y por lo visto, eso de morirse por alguien, no es exclusividad de las mujeres...:)

Abracillo.