26.2.06

Sonic Youth y tú

"Un solo pensamiento colma la inmensidad".
William Blake.

Si me enamoro
(no te preocupes, puedo desenamorarme si lo prefieres )
quien está en mi pensamiento es una canción, una gran canción, la más intensa.
Ahora que las conversaciones con risitas fáciles me aburren y los pretenciosos me fastidian con sus intenciones de impresionar sin mesura, escucho esa canción que eres tú. Tú o la canción o tú/la canción, porque nuestras coordenadas armonizan mas están separadas por esos muros de las normas, siempre la consideración, los deberes, y esos afectos plegadizos e insomnes.
Eres 'Cross the breeze' sonando en la tarde de un domingo, o a cualquier hora, con esa guitarra eléctrica y esa voz de rocker supremo.
La ascensión en tonalidades negras y con un gran rayo verde como el del film de Rohmer y tú en medio de los personajes del 'Chico ostra' encontrando nuevos motivos para diibujar seres feroces y melancólicos, pequeños y grandes monstruos y el prodigio eres tú con esa voz y esa manera de caminar por las calles de Lima, la furibunda y desamparada Lima. Tú y tus prendedores plateados, tus cabellos negros negros y tu manera de contar las escenas surrealistas que coleccionas y Sonic Youth eres tú sonando y yo al no verte me refugio en la canción y no me canso de oírla: así sobrevuelo la ciudad y te veo caminando rítmicamente, llevándote su elán vital, llevándote todo lo que vibra y hace de Lima, el espacio erotic, densamente rojo y negro.
Me canso de la gente que flirtea aquí y allá con sus encantos artificiales, ora la palabra puede ser un arma peligrosa y me aparto de las palabras o de las mentiras, porque al final todos mienten y también nosotros, sólo un poco, y no importa. Aunque sí importa y es preferible destruir los artificios que nos transformen en algo demasiado cruel y mirarte a los negros ojos, que me encantan cuando traspasan los míos y se acercan, tan hermosos, aún en la penumbra, sabiendo que el horror existe y está próximo.
Tomas la cerveza helada y tu transpiración es una suave pátina en tu cara, esa cara que me gustó siempre con la mirada insólita, oscura, clara, oscura.
Cuando contemplo la retroescena, te extraño y me río. La cercanía y la lejanía son pretextos para morir un poco y mientras aspiras esos olores ultramarinos en alguna playa de Lima, te extraño.
Foto: Sonic Youth en acción.
Pronto pondré 'Cross the breeze' en puerto asterix radio.

2 comentarios:

Adriana Hudson dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu blog, seguire volviendo por aqui.
Saludos,

Rain dijo...

Fui a leer tu blog y fue grato estar por allí...

Gracias y salutes.