3.1.06

Si ardiera la ciudad

Ah, basta. Si ardiera la ciudad, no sè què haría si no poner a salvo a mi niño y ver si puedo ayudar en algo a la gente que sufre. Sin embargo ahora hay mucha gente que sufre, demasiada gente.

Las imágenes de los torturados en las guerras. Encapuchados, sacados de sì mismos, ¿què happening podrìan hacer si son maltratados?

Y tú sabes de eso y estàs lejos en algún lugar, donde generosamente sonríes...

T el presente es esta calle que amo, donde camina mi hijo y pinta superhèroes. ahora que es niño y ninguna amargura le golpea.

Sè que contar mi vida, aburre. ¿Què puedo hacer? Escribo, escribo y escribo. Lo que vivì me detiene y me empuja. La maquina cercenadora del tiempo vital no està aquì. La arrojé. Ah, y lo que haré serà destruirla. Lo que està aquì es el juguete inventado que me recuerda que no todo es jugar.

Y es que podrìa reírme toda la noche contigo, y ya sé que alucino y fastidio.
Es mi manera de hablar contigo, ahora que quiero hacerlo y que tal vez no me escuchas.

Podrìamos irnos lejos, mi niño y yo. Podrìamos dejar esta ciudad atravesada en el pecho y a donde vayamos, reconocerìamos a nuestra gente, los sueños y esa aridez de la desnuda ternura.


Una naranja pelo con calma, y la dejo gotear mientras pienso en lo que harè más tarde. Y cada palabra se pierde en la madrugada, como polvo rojo, rojo, rojo.

11 comentarios:

nacho dijo...

Ninguna de tus palabras se pierde en la madrugada. Y si se pierde es para que alguien la encuentre.

Max Sin Nombre dijo...

Yo, cuando era pequeñuelo, quería ser superhéroe. Creía que vestirme con ropa ajustada y dar golpes a los malos, mientras rescatas damiselas que se caen de ventanas de altos rascacielos era la forma más eficaz de hacer las cosas bien.

Y resulta que con el tiempo, las mallas de colores se destiñen y ponen grises, y los cuerpos esteroideados han resultado no ser sanos.

Pero el espíritu de querer volar más alto, ese permanece igual.

Un beso, desde las nubes, y en la Batcueva.

noemi dijo...

Nada se pierde, todo se conserva.

nyaque dijo...

yo no se si se pierde o se debilita...todos esos sueños d ser superheroes q teniamos d pequeños se van desvaneciendo con el paso d los años. ojala todos tuvieramos la inocencia d un niño...no habria tanta maldad.

un beso desde valencia

nyaque

El Enigma dijo...

Al final todo esta de manera identica aunque no igual...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Rain dijo...

Mi querido Nacho , ahora lo sè, nunca se pierden ,porque estàs al otro lado...

digler dijo...

"ahora que es niño y ninguna amargura le golpea" no sabes cuantas veces he pensado lo mismo

Rain dijo...

Max, en tu Batcueva, imagino, sueñas y trazas rutas para ir en pos de eso que quieres :) como sentarse a soñar o volar en una banca de parque, mientras las doradas hojas caen de los árboles y a pesar del frìo uno quiere comer un helado...



***



Noemì, ¿tù crees?






***






Ves por la sombra:

¿Leìste 'El señor de las moscas'?

Te espero por aquì :)





***


Ah, Enigma, das otra arista ...otra mirada.

Grax.

Un muy grato salute.



***



Mi querido Digler, es que dentro de las carencias que podamos tener, mi niño es afortunado... en casa come, no tiene què salir a la calle paar vender caramelos ni exponerse a que le miren malignamente...

Mi niño no tiene ahora amarguras ...


:) Salutes Digler.

Estrella del Sur dijo...

La vida suele imponérsenos en nuestras propias palabras, y se nos sale, y se nos descontrola... pero sólo en las manos, las teclas, las letras... ¿Sólo?

Besos,
Me encanta cómo cuentas tu vida

Rain dijo...

Hola Estrella del sur,

es un descontrol y una reticencia...


Agradezco tu comenatrio :) . Mujer, me alientas: ¡te imaginas? seguirè escribiendo, escribiendo y escribiendo :)
oh, sì.

Càlidos salutes.

Anónimo dijo...

Massimo Ranieri, Si ardiera la ciudad...