4.1.06

Bicicletas y tú

Te sueño en medio de las bicicletas, coronado por esos arcángeles de la ciudad,

que viven entre los antiguos balcones y las plazas, los muelles y el mar.

Pedaleas y pedaleas bebiéndote la ciudad, sus enigmas y los trapecios de la imaginación

te sueño cerca del mar, pensando en mí, la que te sueña y escribe en las noches mientras escucha canciones extrañamente hermosas, historias desoladas que tú conociste desde niño, cuando nuestras coordenadas chocaban en el tiempo y en la soledad.

Y monto mi bicicleta a medianoche, bordeo las calles vagamente iluminadas de la ciudad
y te sueño, te sueño entre la bruma de mis ojos y los tuyos que con asombro se elevan y brillan
como si mi sueño te alcanzara y te hiciera feliz.


Foto: Bicicleta en Amsterdam, ciudad donde las bicis ocupan sus veredas y todos los espacios posibles. Foto tomada de Google.

12 comentarios:

El pez dijo...

Amsterdam me trae muchos recuerdos. Buscaré entre mis fotos, gracias.

Rain dijo...

Corrigo y en vez de abrazara , pongo
'alcanzara'.
Mas no sè, no parece la corrección.

¿A què hora aparecerà?


***

Hola Pez.

Siempre he pensado que si tuviera que viajar, irìa a Parìs
y a Amsterdam :)

Salutes.

digler dijo...

me has dejado sin palabras... muy bonito

El Enigma dijo...

Sueños de los sueños son deseos que se desean mientras uno no sabe que desea...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

breton dijo...

que el viento te siga acariciando la cara.

lukas dijo...

Amsterdam, qué ciudad..., uno de los sitios que más me han gustado, con tantas bicicletas, tan diferente por ello al sitio en donde malvivo... (mira el post de Roberto Zucco!).

Si nunca estuviste, podría ser el sitio perfecto para encontrarse dos desconocidos ;-)

sonela dijo...

Te seguiré cuando pasees a medianoche agarrada a tu bicicleta con mis patines en las cuestas y en las rectas yo tiraré de ti :)
Besos sobre ruedas-

nacho dijo...

A veces soñamos a los demás de manera diferente a como ellos están viviendo realmente. Pero no está muy claro quien se equivoca.

Alma dijo...

Por fiiiiiiiiiiin!!!!!! no me queda tiempo para comentarte en todos los post q he leído q llevaba atrasados, pero esq hija... llevo todo el santo día intentando comentarte!!!!!!!!! ains.....
Me gusta Amsterdam, yo no he estado, pero mis hermanos y mis tías sí, jeje!
FELIZ AÑO NUEVO!!!
Cuídate, besos y un big abra:
Alma;) (f)

LEO MARES dijo...

qué bueno sería que las personas de este planeta usáramos más la bicicleta y menos el coche en la ciudad.
Amsterdam? Qué decir... Una ciudad donde todos parecen felices sin importarles los demás. Libertad.
Asomé por La mesa siete y encontré tu comentario.. Muchísimas gracias. Me has emocionado con lo de "eres escritor". De verdad que me emocionó :-)
un abrazo fuerte

Anónimo dijo...

Me gustan tus sueños. Hay cosas que nadie puede quitarnos.
Un beso.
chicomalo3772 (www.blogs.ya.com/gotasdelluvia)

Rain dijo...

Digler, :)
ay.




***



Enigma, es verdad que uno no sabe a veces què desea... en fin.


es parte de las contradicciones; no todo es posible armarlo en una programaciòn o esquema...

:) Salutes.


***




Breton, què imagen tan grata, eh. Grax.

Que a ti el viento te acompañe...

:)



***


Lukas, me cuentan y leo sobre esta ciudad, vivencias que la tornan como un imán.

:)

Què ilusiòn...



***





Alma, algo pssa , creo, con los comentarios y yo que para estas cosas me enredo, verè còmo hacer...

:)
Grax por la paciencia mi querida.



Neohada, oye querrìa verte con tus patines... què imagen


Abracillo.





***



Oye, querido Nacho, eres el blogueador de los sueños. No hay duda.

:)




***




Leo Mares, reafirmo lo dicho.


Desde la bici te verè escribiendo... :)

Sí, es en serio, lo de las bicicletas es una maravilla, que sea algo natural en Amsterdam. Y por eso y lo que dices, sobre la libertad que se siente, una quisiera ir allà. Aunque me digo, que no es posible tanta belleza... no hay perfecciòn...


:) Chao Leo Mares.



***




Chicomalo, es eso lo fascinante de los sueños: cada uno tiene los suyos.

Un gran salute querido chicomalo.