7.12.05

Jesus and Mary Chain y el recuerdo triturado

Hay recuerdos que se pegan a la piel y a los ojos haciendo círculos con colores difuminados y es preciso echarles bastante borrador o sea sentimientos nuevos.
Son como agua sucia que mancha los líquidos naturales que corren por el organismo, que se tranforman en savia mental y palabras dichas cuando aparece el alba y se jala las sábanas y allí se ve la cara de alguien neblina y pelo castaño despeinado.

Estoy contando cómo me desprendí del recuerdo, y me equivoco otra vez: el recuerdo se fue solito un buen día y me olvidé que ya no estaba. Era como la borrada de canciones en el disco duro del encendido cerebro.

Otra vez las moléculas se disparan transparentes y enardecidas.
Otra vez las gotas de lluvia cayendo y yo sé que significan, sé por qué vienen...


Es como darse cuenta que hay baladas horrorosas y es tan simple, demasiado y duele.
Una balada horrorosa se mete por los oídos cuando uno camina por las calles de Lima lluviosa o de Lima soleada, como ahora que todo está claro y sostengo una manzana jugosa en mi mano, como ahora que podría viajar a ese territorio de bruma y hojas de árboles moviéndose. Lo mejor de todo es darse cuenta que hay escenas llenándose de moho por la humedad del tiempo, el tiempo sobre el que salto sin perturbación. Tendrías que verme escuchando a Jesus and Mary Chain y riendo mientras me saco una espina de la sien, tan metida la espina con sus hincones y descorrer esa cortina que me separaba de la calle concreta y visceral.

Hago bien en mirar cómo el recuerdo triturado se va, y cómo hace tiempo doblo los días como se doblan pañuelos, en cuatro, sin arrugar, como pañuelos que secan las gotas de sudor cuando camino y camino por la ciudad. Y gozo secretamente cuando las baladas horrorosas se van a ese lugar del nunca más, azuzo la relojería infiltrada y me la arranco. Sólo he de preparar pastelillos con los minutos contados, hacer hervir el agua para la leche de Al, limpiar las ventanas, levantarme antes que el día nazca, bañarme con jabón de limón y ver cómo entra por la ventana la cara del duende de mi infancia.

A él jamás le olvido: llega con su sombrero de paño y sus mil arrugitas surcándole el rostro. Y dice: hola Virginia, epa, ven aquí.

La memoria es un depósito apolíneo con curvaturas peligrosas.

Asciendo esa pendiente escuchando a Jesus and Mary Chains y jamás veo pájaros sobrevolando sobre mi cabeza sino aquellos ángeles que me traes tú, tú que me miras y ya no puedes hablar.


Ilustración: 'Gotas de lluvia' por Sandra Ramos.
Foto: Jesus and Mary Chain.

10 comentarios:

digler dijo...

La memoria es una oportunidad para vivir nuevamente lo que ya se fue, y con el tiempo hasta se puede vivir lo que nunca se vivió. Misteriosa la memoria

Lobito dijo...

Esa es buena memoria.
La mía es mala memoria.

Me acuerdo de todo. Eso es mala memoria.

noemi dijo...

La memoria es aliada cuando nos ayuda a no tener que reaprender cada vez las cosas cotidianas, y cuando nos trae de nuevo gratas experiencias. Pero la memoria es muy mala para irse cuando ya no es necesaria, sino incluso dolorosa.

Besitos

Vladimir Terán dijo...

Disculpa la disgresión. Estoy retoamando lo de mi blog. Gracias por tus visitas.

viollacea dijo...

Ascendiendo de la mano con Jesus and mary chains, se llega muy lejos.

chocoadicta dijo...

Siempre he tenido mucha, mucha memoria. Recuerdo cosas de mi infancia que hasta mis padres se sorprenden cuando las relato. Mi madre, no sabría decir como, me enseñó a almacenar de peqeña aquello que no me gustara recordar porque dolía y mantener lo que me gustaba. Supongo que hizo nada especial y es algo natural a todo ser pero, sea como fuere, me funciona a la perfección...tal vez por eso nunca he sido una persona rencorosa :)
Un besote para tí y otro para A.

Kika dijo...

Querida,
Me diste una lección: los internet públicos podrán ser fríos, pero tus letras jamás. Ahhhh, cómo extrañaba leerte.
Tienes razón hay baladas horrorosas como balas invisibles que agujeran los pechos. Bien haces en doblar en cuatro los días. Los números pares siempre traen buena suerte.

Besos.

Rain dijo...

Digler, lo que pasa es que la memoria se
limpió con el efecto invernadero

(pensamientos en congelación que sew derriten en proporción a las escenas cotidianas diferentes)

y ahora, hay que cuidar a la mente y regarla como si fuera un jardín, con penamientos que son como agua fresquita...

:) Eso.




...




Lobo, ¿podría usted poner su memoria en renovación? La manera de hacerlo es suya...




...



Noempi, nada de dolor, estoy
conteeeeenta

¿se me nota?
ewstoy escuchando 'Demoler' en
Bestiario



...





Vladimir Terán, ¿cómo?, ah , entendí, lo que pasa es que ...

:) Salutes.






...




Imagínate, Viollacea, puedo llegar al Everest. :)


...





Venga Ángeels, abracillo por eso...






...

¡EEeehhh! LLegas mi querida Kika, en los momentos exactos. ¿bailamos?

Anónimo dijo...

OJALA "HAPPY WHEN IT RAINS" TE HAYA CREADO ALHUNA SENSACION EN ALGUN MOMENTO...VAMOS POR EL CAMINO DE LAS COINCIDENCIAS O CONSEGUISTE ESA BOLA QUE VISUALIZA TODO LOS GUSTOS POR QUE J&MCHAIN ES UNA BANDA DE PUTAMADRE...LA FOTO DE TU BLOG ES SALVAJEMENTE NARCISISTS COMO LO FUERON ESTOS SEÑORES...GRAN BANDA SOLO NECESITO 65 EUROS Y LOS TENGO POR COMPLETO EN MI CASA.

SALUDOS Y "NINE MILLIONS RAINY DAYS"

Rain dijo...

Te veo en pos del disco emblemático: buscador de gemas diversas, eh.


Con Jesus and Mary Chain, el mundo y su bazofias es menos feo...


:)