19.12.05

Esos sentimientos extraños



Vimos esta noche 'La casa de las dagas voladoras'. Esas poderosas imágenes de dagas, espadas y rostros expresivos me cautivaron. Otra vez me emocioné, y fue como si estuviera dentro de esos bosques viendo cómo la nieve caía y la guerrera caía mortalmente herida por el hombre que decía amarla más que nadie. Esa conjura subvertida donde el personaje que se supone era un heroico guerrero de
'Las dagas voladoras' se comporta vilmente con la heroína.

"No me amas, mas no puedes irte con él" le dice mientras ella se desangra con la daga que él lanzó a su corazón. Y el soldado, aquel mujeriego, volátil ser, que se hacía llamar 'viento' había matado a otros soldados como él por defender a la guerrera. Se transformó en un hombre íntegro, y peleó con honor para ajusticiar al guerrero despechado.

Viento, viento, ella quería ser libre como el viento. Una heroína sublime con su rostro flor.

Esas historias donde el amor es algo dulce y fuerte en medio de la muerte y la vida, me arrancan de la plana realidad. Amo al cine.
Mi niño querido, tú y yo amamos el cine: esa es nuestra ventura.


Si quieres escuchar música de películas, ve aquí, al bar de puerto asterix.

Buscaré esa hermosa canción que se oye en la película que he visto, para que esté en Bar Quimera radio.


Ilustración: Poster de la película 'La casa de las dagas voladoras'.

3 comentarios:

Rain dijo...

Y ahora que recuerdo, queda pendiente ver 'Lady Snowlood'. La visión china en cine tiene una raigambre marcada: sus finales son tristes, desgarradores...

Tengo que ubicar el libro del chinófilo Dagnino -peruano- que trata sobre la cultura china, y creo que toca el cine. Será cuestión de leerlo...

Finales como el de 'La cada de las dagas voladoras' con dos canciones bellísimas, la que canta uan mujer -averiguaré si es la protagonista del
film o si es otra, y la que canta uno de los protagonistas que en la escena
final besa a la guerrera moribunda entre la nieve y el dolor. Finales inmensos en su fuerza visual, conteniendo sentimientos concentrados...

Son dos canciones, entonces, para Bar Quimera radio...

Nicho dijo...

Maravillosa película, Vir. El director, Zhang Yimou, un auténtico fenómeno. Ver, si no se han visto, Hero o la Linterna roja.
La escena del baile de ella (la túnica, las alubias, los tambores, la música) es un prodigio.

la que filma dijo...

Sí, como ese prodigio hay pocos. Y los críticos, hablando de 'preciosismo ' y algunos se atreven a decir que bordea el aburrimiento: me refiero a 'La casa de...' Se distingue cuando hay un exceso de belleza visual y en 'La cas..' el preciossimo está bien dosificado. Nicho, este film me suscita tanto... Volveré averlo.


Salutes Nicho.